sábado, 22 de marzo de 2008

Un poco de perspectiva.

castillo_manqueospese (20-03-08) 010

Blus, al igual que yo mismo, es uno de los autodenominados paquetes del foro de ElAtleta.com. No lo conozco más que por sus intervenciones en dicho foro, siempre llenas de sencilla y llana sabiduría y de sentido común, y por un efímero saludo en la salida de la carrera de Aranjuez del pasado año. Antiguo guitarrero, (presumo que más de rock que clásico, y no tanto de blues como su nick podría indicar), me gusta leerle por su forma de sentir y de contar sus experiencias en el mundo del atletismo a nivel popular, destilando una total ausencia de presiones y sufrimiento por el hecho de apuntarse a una carrera. Blus corre simplemente por correr, porque le gusta. El es el inventor, o al menos a la primera persona a la que oí hablar de los "arreones". Una manera de trabajar la calidad casi "sin sentir", sin planificaciones, sin presiones de reloj y casi sin dejar de hacer lo que a él y a mí nos gusta: trotar. El otro día en el foro escribió esta perla que incluso a un corredor como yo, poco dado a marcarse objetivos ambiciosos que pudieran interferir en su manera de entender el atletismo, le hizo reflexionar:

pues no se, pero no es para tanto ésto del correr, te pones las zapas y te vas a la calle, cada día llegas un poco más lejos (o no...) y yastá..., y así un día y otro y otro, un día apareces en mallas por casa, otro día con gafas de colores, y te conviertes en lo que viene siendo un paquete. Aro si te da por pensar en que lo que hace el gebreselasie, el roncero y toda esa peña y lo que haces tú se parece... pues claro, ahí se lía todo, por pensar

Sencillo, fácil. Corres lo que te apetece, cuando te apetece y al ritmo que te pida el cuerpo. Y llegas a casa satisfecho y feliz, habiendo dejado por el camino tensiones y problemas.

Cada cual es muy dueño de darle a esas palabras el valor que quiera, y vaya por delante mi respeto al que quiera hacer de sus mejoras atléticas, (o a veces incomprensiblemente para mí, al simple hecho de llegar por delante de sus compañeros en el entreno de los domingos), un objetivo primordial de sus vidas, pero las palabras de Blus para mí encierran toda un filosofía, no sólo del correr, sino, apurando un poco, de plantearse la vida misma, perdida muchas veces en absurdas comparaciones con vecinos, rivales deportivos, compañeros de trabajo o de entrenamiento... En cualquier orden de la vida vamos a encontrar quien nos supere, por condiciones, suerte o sacrificio, y la eterna comparación con ellos nos va a impedir no sólo disfrutar de aquello que con nuestro propio esfuerzo hemos conseguido, sino en el caso del atletismo, nos impedirá disfrutar de lo que yo creo que es mucho más importante que esos logros: del propio camino, de ese poner un pie delante del otro en un bonito día de primavera simplemente porque te gusta, por que te hace sentir bien...

Por cierto, mientras acabo de escribir, y mientras sopla un fuerte viento en Avila, comienza a nevar. Eso significa que alguno estará preocupado porque se le joderán las series y se le descabalará "El Plan", pero para mí es la promesa de un rodaje maravilloso.

6 comentarios:

mayayo dijo...

Desde debajo de la nieve, Cercedilla te saluda tambien Carlos.

Rodar? Quiá! Un paseito con los perros abrigado hasta las cejas y a disfrutar del ambiente q parecía que el invierno no nos visitó este año...

Ah! Correr por correr está bien... pero tambien entiendo a los forofos del Plan. A cada cosa su gracia, no?
Además, quien no tuvo un poco de Jekill o de Hyde en un momento dado eh? :-))

SlowPepe dijo...

Me encantó esta entrada, Carlos. Mira que soy poco de foros, y en el de carreraspopulares me tiran de las orejas por visitarles poco, pero voy a tener que pasearme por ese vuestro porque hay cada perla...

Pues el tal Blus tiene más razón que un santo. ¿Cuánta gente corre en este mundo? ¿10 o 20 millones de tíos y tías? ¿Voy a ser el número uno de todos esos alguna vez? Pues que me dejen verlo a mi manera, ¿no? Y disfrutarlo, sobretodo.

En una cosa tenemos que darle la razón a MAYAYO: puede que llegue un momento en la vida de un paquete en el que uno se tome una carrera de otro modo, a probarse. Pero incluso entonces la única referencia válida va a ser uno mismo, y el equilibrio va a estar en saber hasta qué punto merece la pena.

Un fuerte abrazo.

Pepe

merak dijo...

aqui no nevo... pero viento...
pues el blus, también es de los míos..
abrazos

migyaur dijo...

Buenisima entrada, que comparto plenamente y creo que coincido contigo en que lo mejor de esto del correr es salir a disfrutar del camino, del deporte y del poder sentirse mejor.
Me encanta tu manera de ver el "running"

Carlos Velayos dijo...

MAYAYO, claro, es cuestión de mentalidad. Cada cual que disfrute como quiera, simplemente hay opciones, todas muy respetables, con las que cada uno se identifica más.

PEPE, al hilo de lo que comentaba a Mayayo, es cierto, de vez en cuado todos tenemos la tentación de probarnos.

MERAK, la prueba de que disfrutar de la carrera no está reñido con las buenas marcas.

MIGYAUR, ya sabía yo que tú me entenderías...

Gracias a los cuatro. ;-)

Yoku dijo...

Blus tiene un sentido del humor muy interesante.

Además de los "arreones", también habla del "caldeo" :-)