viernes, 7 de marzo de 2008

Hoy iba a ser un gran día...

  grito_425

Hoy tenía pensada una bonita entrada. Hoy he visto amanecer mientras llegaba apresurado a mi trabajo. Unos minutos después, en la Sala de Juntas, en el segundo piso del edificio, mis ojos se desviaban involuntariamente del lugar donde ellos y mi mente debieran de estar concentrados para posarse en el maravilloso espectáculo de la caricia de los primeros rayos de sol en la Sierra del Zapatero.

He visto deslizarse ladera abajo esos primeros rayos de sol desde la lejana cumbre y he sido testigo de como se derramaban poco a poco hacia el valle, diluyendo a su paso las sombras de la moribunda noche, para restallar por último, súbitamente, en los picos de las almenas de la cercana muralla. Casi podía sentir como estirando mis dedos a través de la ventana hubiera sentido su roce suave que a esas horas apenas serviría para evitar el intenso frío que aún perduraba. Era un día para disfrutar, para pasear, para vivir...

Pero un salvaje se ha empeñado en estropearlo todo.

No voy a caer en la tentación de escribir lo que siento. Voy a tragarme mi rabia, mis ganas de llorar de impotencia frente a una barbarie que sólo entiende de imponer unas ideas por la fuerza de las armas. No voy a hacerlo porque sería compararme con ellos y ese es su objetivo.

Sólo quiero mandar un fuerte abrazo a la familia de Isaías Carrasco. A su esposa y a esa hija, testigos ambas del cruel y cobarde asesinato de su esposo y padre. Quiero que sepan que no están solas, que la inmensa mayoría del país están con ellas y su familia. Quiero que sepan que no sólo será su familia la que llore por Isaías, un hombre humilde, con un trabajo humilde, en lo mejor de su vida y con una familia que ha quedado destruída por quien sabe qué ideales, quizá respetables, pero que pierden toda su credibilidad cuando se intentan imponer por la fuerza de las pistolas y el miedo al tiro en la nuca.

Estoy esperando ansioso la reacción de nuestros ¿políticos?. Por favor, por una vez, estad a la altura del drama humano de esta familia.

4 comentarios:

sylvie dijo...

Un día ocn pintas de ser un gran día...y siempre tiene que haber algún gilipollas (por no decir algo más fuerte) que viene y lo jode...

Descanse en paz Isaias y abrazos para su familia y amigos.

Besos.

Lander dijo...

Suscribo tus palabras Carlos, pero joder como cuesta contenerse... yo no pude
Un saludo.

David Rodriguez Roures dijo...

Cuando entenderán que la causa vasa ya no les gusta ni a los vascos,que lo que desean es vivir en paz,y a estos cobardes no los quiere nadie.
Animos a la familia.

Zerolito dijo...

¿por qué no nos dejan en paz de una vez? Nadie les quiere, ni en Euskadi ni en España ni en Europa ni en la ONU ni en la galaxia entera encontrarán el más mínimo apoyo.

¿se puede ser más vil y cobarde que los asesinos de un cobrador de un peaje? por supuesto, por la espalda. Y se denominan gudaris... sin palabras.

Todo mi cariño para la familia de Isaías. DEP.