martes, 2 de enero de 2007

Decíamos ayer...

Que esto se acababa.

Ahora hacemos un reloaded, (que me perdone mi profesora de inglés...), y resulta ser el momento de comenzar de nuevo.

Atrás quedan las pantragruélicas comilonas, (a todas luces exageradas). Las trasnochadas, las risas, los saraos y excesos varios.

Mi primera semana de cara al próximo maratón era esta que terminaba el año, y me la planteaba como una especie de puente para sortear tantas trampas tendidas por la alegría de estas fiestas: reencuentro con amigos, visitas inesperadas, familia..., que se suelen solventar con ingentes cantidades de cordero, cochinillo, dulces varios y ricos caldos con que ayudar a bajarlos.

Por supuesto que no lo he conseguido, y me he quedado en la mitad de Km. de los previstos, pero no me pesa, (en el sentido metafórico, en el otro sí se ha hecho notar, ¡y de qué manera!), puesto que estas fechas son para disfrutarlas en buena compañía, para tener una excusa para dejar salir esos buenos sentimientos que a veces ocultamos y para olvidar los malos de los que con tanta frecuencia nos dejamos llevar.

Mañana será otro día, y volveremos a la rutina, a las prisas, a volver a olvidar decir aquellas cosas de las que tanto nos arrepentiremos después haber callado..., entretanto:


¡¡¡FELIZ 2007!!!


4 comentarios:

ag dijo...

si señor, a disfrutar...!

buen comienzo de año!

mayayo dijo...

A por Mapoma pues, Carlos!

eso de pasar de "corredor" a "atleta" me ha gustado...creo que es una buena forma de expresarlo aunque reconozco que yo aun no termine de lograr animarme a meter series, intervalos, fartleks. Con lo bien que se está haciendo el "rodaje" de toda la vida!

Pero en fin, haremos propósito de enmienda para 2007, que a mí tambien me espera un maraton en abril como reto :-)

Para abrir boca, ire con unos amigos a la Oberon el 8ene a hacer una prueba de esfuerzo. Si te interesa, ya te contaré

Saludos,

merak dijo...

si hiciste lo que te paetecía, dalo por bien empleado.
abrazos

Carlos Velayos Martín dijo...

Pues sí, realmente me quejo de vicio Merak...

Lo he pasado bien en estas fiestas y los días de entrenamiento perdidos los doy por buenos.

Mayayo, en realidad es más una declaración de intenciones. Yo se lo que pasa al final: "hoy estoy muy cansado, voy a rodar en vez de hacer esos miles...", "parece que me duele aquí...", "joer que frío...". Pero por planificar que no quede ;-) :-D

Yo estuve el año pasado en Oberón y salí muy contento. Suerte con esa prueba.

Muchas gracias a los tres.