viernes, 16 de noviembre de 2007

Tranquilidad


Escribía esta mañana en el foro de ElAtleta.com acerca de cómo encaraba estos últimos días previos al maratón de San Sebastián. Equis, uno de los amigos de La Paquetería, comentaba que se encontraba algo desmotivado, lo que me ha hecho reflexionar sobre mis propios sentimientos respecto a esta carrera. Y de entrada casi caigo en la tentación de calificarlos como él de desmotivación, pero no es así. Realmente lo que estoy es tranquilo. Más de lo que he estado en ningún otro maratón.

Como he citado en el foro recuerdo el año pasado por estas fechas. Como relaté aquí en el blog, quince días antes del Mapoma una contractura dió al traste con el maratón. El día antes del Tui Marathon de Palma de Mallorca una caída en casa de mi hermana hice que tuviera que coger un fatídico cruce a la derecha en lugar de a la izquierda, ese cruce en el que Slowpepe tuvo el valor de arriesgar y hacer lo contrario. El año pasado pues, me lo jugaba TODO en San Sebastián, a una carta, a cara o cruz, y por suerte salió cara. Siempre me he considerado una persona con un cierto autocontrol, pero esos últimos días los recuerdo tensos y duros, con miedo a un catarro de última hora, analizando cualquier pequeña molestia, devorando previsiones meteorológicas...

Este año es distinto. Este año todas las monedas al aire han caído de cara, e incluso una apuesta arriesgada como la que hice al correr los 50K Villa de Madrid parece que fue a caballo ganador. Este año lo tengo todo hecho, y casi parece que San Sebastián es un mero trámite para finalizar la temporada, descansar y pensar en la siguiente, (en la que va tomando forma la apuesta de hacer los 100K en 24 horas), así que en San Sebastián no queda sino disfrutar. Esa tranquilidad y un resquicio de sensatez que me hace ser prudente respecto a la influencia de los 50K en el maratón, hace que no tenga claro a qué ritmo salir en Donosti. Creo que podría rondar sin muchos problemas las cuatro horas, así que seguramente saldré con mi primo Jesús que las tiene en mente desde hace un tiempo, y posiblemente ahí esté mi tope "por encima", porque lo que sí tengo claro es que no tengo voluntad de sufrir en exceso.

3 comentarios:

Sylvie dijo...

Con tranquilidad se hacen los pasos más llevaderos...
Seguro que te salen esas 4 horas y además disfrutas de SS con todas las de la ley...

besitos.

Carlos dijo...

¡Ay querida!, pues no se yo al final...

Me acabo de lesionar. No parece nada serio, pero de momento me pierdo la carrera de Canillejas de este domingo...

Ya os contaré.

Un beso. ;-)

Wild Runner dijo...

Espero que esa lesión no sea grave. Si estás bien seguro que disfrutas y haces un tiempo razonable. Después de 50 km ... ¿qué son 42? ;)

Un saludo y a por esa maratón!!!