jueves, 16 de abril de 2009

De errores y malos escritores.

mapoma08

¡Qué se le va a hacer!, he cometido un error, y vengo a intentar enmendarlo antes de que sea demasiado tarde.

Releyendo mi ácida y amarga entrada de ayer, (de la que por otra parte no quito ni pongo una coma), y el comentario de Rafa a la misma, me doy cuenta de que no sólo puede no ser bien entendida, (mal menor y perfectamente asumible para un mal escritor como yo), sino malinterpretada, y eso sí me dolería. Así que vamos a dar alguna que otra explicación…

Todo tiene su origen en un hilo del foro en el que el tema original derivó hacia lo sano o insano que es correr un maratón. La corriente dominante era que correr un maratón no era sano, cosa que siendo generalmente cierta, en mi opinión habría que matizar. Entre aportaciones más o menos interesantes a favor y en contra, y puesto que se invocaba la salud del corredor a la hora de limitar la participación en un maratón estableciendo una marca mínima acreditada para dejarle o no participar, yo hago mi modesta aportación, (copio-pego):

“Si de lo que se trata es de promover el deporte-salud y el atletismo verdaderamente popular yo vería más lógico exigir un certificado médico de aptitud.”

Después de docenas de respuestas, algo tan básico bajo mi punto de vista sigue sin ser tenido en cuenta, ni contestado, ni debatido… Eso sí, en sucesivas páginas del hilo se habla hasta la saciedad de cómo entrenar para mejorar nuestra marca, perdón, nuestra salud.

No voy a entrar en pueriles discusiones que no lleven a ningún sitio. Menos aún en el foro, (ves Ana, al final no soy tan valiente), donde tendría que enfrentarme cual solitario Quijote contra los gurús del foro y sus adláteres, pero aquí si quiero dejar clara mi opinión, abierta a todas las matizaciones, correcciones y sugerencias que le queráis hacer.

Lo primero es dejar claro que respeto muchísimo el cómo se quiera tomar esto cada uno. De hecho admiro a gente como David, mi amigo Malagueta, y tantos otros que son capaces de empeñar buena parte de su tiempo y fuerzas en mejorar como atletas. Es algo de lo que yo no he sido capaz nunca y que como digo me inspira un gran respeto por ellos, por tener una tenacidad y una capacidad de sacrificio que yo no tengo.

Dicho esto, afirmo: correr maratones puede ser sano, de hecho en mi caso creo que lo es. Mi marca realista en maratón, (en caso de competirlo), de acuerdo con mis entrenamientos, experiencia, posibilidades…, podría estar en torno a las tres horas cincuenta que hubiera intentado en Sevilla de no haber sido por la enfermedad de mi esposa, y me muevo con soltura alrededor de las cuatro horas sin excesivos problemas y sin necesidad de “entrenar” para ello. Pero más allá de las cuatro horas y cuarto el maratón se convierte para mí en un paseo largo. Nada más que eso. Esta obviedad de que yendo más despacio llegarás más lejos y con relativo poco esfuerzo es algo tan simple que a mucha gente, incluso atletas curtidos, le cuesta asimilarlo, pero no por ello deja de ser cierto. De hecho resulta que a esos ritmos, (media hora o más que mi marca posible en maratón), mi corazón late más despacio incluso que en la mayoría de mis muy lentas correrías. Más tiempo, sí, pero insisto mucho más lento. Si mis pulsaciones máximas según prueba de esfuerzo, rondan las ciento noventa y cuatro, mi pulso medio en maratón competido andan por las ciento sesenta y seis, ciento sesenta y ocho, en media sobre las ciento setenta y seis, ciento setenta y ocho, y en diez mil sobre unas ciento ochenta y dos, ciento ochenta y cuatro.

Pero yendo a cuatro horas y media, como en el pasado Mapoma, esas pulsaciones cayeron a ¡¡¡ciento cincuenta y seis!!!, prácticamente el pulso de tirada larga y lenta, que es en lo que se convirtió ese maratón. Esto me permitió correr en las 24 horas de Torrejón sólo quince días después y hacerme mis ciento dos kilómetros, y lo que me permitirá, salvo imprevistos, hacer este año los 50 kilómetros de Vallecas, el Mapoma, de nuevo las 24 horas de Torrejón, y el MAM. Todo en apenas tres meses.

Más argumentos. Se habla de correr un maratón, pero, ¿y los entrenos previos?. Correr un maratón es duro, sí, pero más lo es soportar las kilometradas de las semanas anteriores. Yo corro una media de cuarenta, cuarenta y cinco kilómetros semanales a lo largo del año, sin llegar prácticamente nunca a los sesenta, y casi todos de rodajes lentos de los que me recupero perfectamente. Pero para correr por debajo de las tres horas hay que someter el cuerpo a verdaderas salvajadas, cometidas muchas veces por gente que tiene que compatibilizar esas agresiones con familia, trabajo… ¿Es eso más saludable que lo que yo hago?, ¿soy menos digno que ese atleta, (que repito, tiene todo mi respeto), de correr un maratón?

En muchos de los que así opinan, y esto es una generalización injusta, lo reconozco, lo que subyace es ni más ni menos que el desprecio hacia los verdaderos populares: los que corremos porque sí, porque nos apetece, hasta donde nos apetece y casi siempre nos trae sin cuidado el tiempo que hagamos. A este tipo de corredores a los que en mi anterior entrada denominaba irónicamente como corredores “de verdad”, realmente les molesta ver como su carrera pierde caché cuando empieza a entrar gente que se toma esto como un divertimento, como una fiesta, banalizando de paso su propio esfuerzo.

Es gente que entra en meta como los descerebrados de la foto en el pasado Mapoma, en más de cuatro horas y media, perdiendo vida a borbotones, dejándose un par de años de ella por el camino. Nada más que os fijéis en sus crispados rostros, rotos por el dolor, sus miradas perdidas y vacías después de someter a su cuerpo y mente a una insoportable tortura. Pena me dan…

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Carlos no le des mas vueltas, el ser humano, en su gran mayoria, es asi. Cuando tenemos algo que nos hace diferencte de los demas, intentamos que se note y muchos de los corredores de "verdad", que en realidad son una mediania, son un claro ejemplo.

Por cierto dos cosas:

Me gusto mas tu otra entrada, me inflamaba mas mi espíritu rebelde.

Cómo que no sabes lo que es ácrata? :-(

Darth ;-)

Rafa González dijo...

Yo es que soy un poco burro...
Me acabo de leer el hilo del foro entero, las 7 páginas!! Uff... menudo nivelazo. Yo no tengo ninguna opinión al respecto porque soy un novato que trata de aprender. Yo estoy con el comentario de Darth, ya que soy una medianía y me creí que era otra cosa. Humildad y trabajo, no hay otra. Y cada uno que haga lo que le parezca y le satisfaga y le proporcione la felicidad tan necesaria en esta vida.

Sylvie dijo...

Pues yo opino igual que tú...y poco se puede malinterpretar en tus palabras, principalmente porque siempre te explicas con una claridad suprema.

Me ha emocionado tu último párrafo...Carlitos...porque recordar esa llegada, donde la felicidad brotaba a raudales por cada poro...no merecía más que un comentario gracioso como ese.

Jo, qué penita no acompañaros este año!!...

Besitos.

Saturnino dijo...

El maratón lo hace insano el que corre sin cabeza, como el que exprinta en la meta cuando por delante ya lo han hecho 8000. Yo es la carrera en la que más controlo las pulsaciones; pero si es cuestión de disfrutar haciendo lo que nos gusta, correr.
Creo que te explicastes en tu anterior entrada y en esta.
Un saludo.

Ana dijo...

Hombre, Carlos, una cosa es ser valiente y otra ser suicida; tú mismo lo dices: "tendría que enfrentarme cual solitario Quijote contra los gurús del foro y sus adláteres". Para seguir participando en cualquier grupo está claro que tienes que hacer sacrificios (y ahí cada uno elige si entra o no entra), pero a mí solamente el que te molestes en escribir un comentario en un hilo como ese defendiendo este tipo de cosas me parece que es para quitarse el sombrero. Más fácil sería para ti seguir a tu rollo y en otros hilos más cómodos.

En una escala de 0 a 10 de valentía, pongamos que estás en... hum... 8. Y por cuestiones de supervivencia ;-)

De todas formas, si se limita la participación a corredores con ciertas marcas, ¿quién paga los premios en metálico y el traer a algunos corredores de los "de verdad"? ¿les pedimos una subvención? Siempre me ha llamado la atención de ese doble rasero: tode el mundo es bueno para pagar un dorsal, pero luego parece que tienes que pedir perdón por acabar en más de una hora un diezmil, en más de dos horas una media o en más de cuatro un maratón. (Aquí también hay que distinguir entre organizadores, ojo, no incluyo aquí a todo el mundo, es una impresión general).
Y también hay gente que corre un huevo y que me cae muy bien; el problema no es de aptitud, sino de actitud. Me temo que hay gente que da mucho de sí con las piernas, pero que está muy limitada en otros aspectos. Y aquí termina mi rollo. Sorry por el truño.

Que eres un valiente, aparte de descerebrado, leñe.

Zerolito dijo...

Hay gente que no puede entender que se puede disfrutar en 5 horas de trote suave por una ciudad, acompañado de sus amigos, riendo a carcajadas y compartiendo unos momentos inolvidables.

Hay corredores que no ven en los demás sino competidores, gente a la que dejar atrás en carrera. Pues ellos se lo pierden.

[.......] He borrado un parrafazo porque es que me caliento. Termino: en Londres, New York... el cierre de control de su maratón está en las 10h. Eso sí es deporte popular.

Dani dijo...

Yo estoy con todo vosotros, en especial con Darth

Al final, quienes se quejan de quienes llegan en la maratón por encima de las 4horas no lo hacen por razones de salud o similares, sino por dejar clara su "superioridad" sobre los populares que no corremos como semiprofesionales. A ellos va dirigida mi pregunta, ¿es más sano, por ejemplo, hacer la Ruta del Cares siendo un sedentario como lo hacen miles de personas al año que correr una maratón en 5 horas como hace mucha gente popular? ¿por qué los primeros no les molestan y los segundos si? Ay del día que esto se popularice al 100% y nos den 10 horas para terminar una maratón...

cabesc dijo...

Carlos que bueno eres. No hay malos escritores pero si existen los malos lectores.
Y también estoy con darth, prefiero la otra entrada.

chao

Loken dijo...

Y AMEN....
Gran Carlos,nuevamente has dado en la diana,como siempre,y estoy totalmente de acuerdo contigo;dentro del atletismo POPULAR cabemos todos,los "maquinorros" que rompen el crono y los "paquetillos"(perdona por apropiarme vuestro nombre)que corremos por que disfrutamos y disfrutamos por que corremos;sin mas.
Y eso si,todos los unos y los otros,merecemos el mismo trato y consideracion;y el que asi no lo vea,bajo mi punto de vista,tendra un diez como atleta,pero un cero como persona.
Por cierto,la foto es sencillamente genial,y certifica claramente el dicho de "una imagen vale mas que mil palabras".Lo dice todo.
Saludos,siempre es un placer leerte.

Amig@mi@ dijo...

Cada uno es cada uno y tiene sus "cadaunadas"...
Ca quisque es ca quisque y tiene sus "caquiscadas"...
Y sabía más que no recuerdo :(

Besos

ELMOREA dijo...

Lo que es malo es trabajar... y lo hacemos cada día.
Abrazos.

Pablo*NSN dijo...

Te sigo desde hace tiempo en tu blog y en los comentarios que prodigas por aquí y por allá y no puedo ni estar más de acuerdo contigo ni dejar de aplaudir calurosamente tus dos últimas entradas. Hace poco comentaba con Ana (cuyos comentarios también suscribo) que en este mundo hispano del corredor (que según ella está llenos de "petaos" –lo que también suscribo–), leerte era una bocanada de aire fresco.

Alfonso dijo...

Pues a buen entendedor pocas palabras bastan. Tras leer tus entradas, no te has explicado nada mal. Has sido muy claro. Y sobre el fondo, completamente de acuerdo. El deporte popular es para la gente. El nivel deportivo de un país no lo dan las medallas ni las marcas, sino la cantidad de gente que hace deporte. Cuanto más, mejor. Es absurdo poner límites a algo a lo que todos tenemos derecho. El argumento de la salud suele ser una de las excusas en la que se embarcan los que no tienen claro el significado de la palabra libertad.

Saludos

mayayo dijo...

Insisto, no se haga mala sangre por según que cosas leídas en foros, caballero. Trolls los hay, los hubo y los habrá :-)

yo tambien lei ese hilo, y pense tal q tu, carlos.
No creo que sea "desprecio" la causa de esa actitud , sino "falta de empatia". esto es, la incapacidad de entender otra forma de ver la vida o las carreras por quien se cree más educado/experto
De ahí a q los autoproclamados seres superiores pidan "cordones sanitarios" (Luppi dixit) para aislar a los incapaces -físicos o mentales- hay un paso.

Mi opinion: Debe haber maratones de 6 horas y mas. Son una fiesta maravillosa abierta a todos. No tengo nada contra maratones con limite 4h-4h30. (Donosti me chifla, p.ej) Que convivan todos, y que los corredores mismos elijamos.

Eso si, creo que debe pedirse certificado medico previo a todo maratoniano, para prevenir cardiopatías desconocidas y desgracias en lo posible.

Desde luego, me divierto mas corriendo largo y por el monte: El trazado natural, en sí mismo, es un aliciente incomparable con las carreras urbanas. Y ademas, deportivamente ahí pesa tanto mi ilusión y mi cabeza como mi talento físico puro.

Sean los 101 de Ronda, la Zubiri, el MAM, Sables, el Ultra Aneto, el Ultra Mont Blanc...solo de recitar sus nombres, ya salivo a lo Paulov ;-)

daniblay dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
daniblay dijo...

Carlos elimina mi anterior comentario que hay un párrafo mal escrito, por favor.

Pero si a ti lo que te da miedo son carreritas de 5kms y si caen dos gotas ya ni te digo...

Ahora en serio, me pareció muy acertada la idea del certificado médico.

Ya sabes que no soy amigo del maratón. Creo que, a nivel popular, cuando se toma esa prueba de una forma competitiva es, cuanto menos, poco saludable por la cantidad de variables que agreden el cuerpo durante demasiado tiempo. Me da igual 2:40 que 5:30.

Dicho esto, entiendo que en la vida hacemos muchas cosas que NO siempre son lo que más agradece nuestro organismo Y paradójicamente las hacemos por puro placer.

Los gurús del foro... Hay muchos, algunos corren muy rápido y otros no.

Un abrazo. Ayer se te echó de menos.

spanjaard dijo...

Pues no sé si he leido muy bien todo o que estoy discapacitado por ingerir Baileys en los desayunos. En una cosa no me aclaro. ¿No es una queja contra los organizadores o sí? ¿O es queja contra los 'compañeros' de carreras?

Mencionais a Mapoma y el límite está en unas bastante decentes 6 horas. En los 80 el límite andaba por 5h o 5h15. Soy consciente de que el director técnico de la carrera -que conocéis de sobra en foros y pruebas ultra- pelea con la concejalía encargada de la 'movilidad' y seguridad de la ciudad por lograr lo más PO de Mapoma.

Siguiendo una malévola metáfora, es lo mismo que ese fenómeno de las clases trabajadoras de países emergentes, quienes son peor enemigo de los otros trabajadores que el propio sistema capitalista que los alberga.

SPJ

Carlos dijo...

Perdón por la tardanza en responer. Robaremos unos minutos a la Administración para hacerlo, ya que en casa me resulta casi imposible encontrar un hueco...

DARTH, intentaré agitar las masas con mayor frecuencia, dado el éxito de la soflama. ¿Ácrata?, ¿ácrata?...

RAFA, exactamente, cada uno que haga lo que le parezca, pero que nadie me diga a mí lo que puedo o no puedo hacer, o lo que es o no saludable para mí.

SYLVIE, yo también te echaré mucho de menos. Un besazo.

SATURNINO, sintonizamos en la forma de ver esto.

ANA, esa es otra. ¿Cuantos corredores bajan de las tres horas en Mapoma?. Una minoría. Somos el resto los que mantenemos esa prueba. Y por supuesto, el problema es de actitud. La mayoría de los corredores, rápidos o no, son buena gente. ¿Descerebrado?, más que valiente, jejejeje...

ZEROLITO, el problema no es que se lo pierdan, el problema es que me lo quieran quitar a mí.

DANI, sí señor. Yo he visto subir a la Laguna de Gredos, (más de dos mil metros), a abuelitas en zapato de calle, ¡ah!, pero como no es una carrera igual eso es sano...

LOKEN, la foto es de uno de esos momentos memorables de mi vida atlética. El día que conocí a mi queridísima Sylvie y su amigo Krisma, y en el que mi amigacho Lander debutó en maratón. También influyó en mi buen recuerdo la comilona que nos pegamos después, eso sí...

MONTSE, y Dios en la de todos... O algo así...

ELMOREA, jajajaja...

PABLO*NSN, pues muchas gracias por tus amables palabras Pablo.

ALFONSO, esa última frase tuya es para enmarcar...

MAYAYO, pues que haya maratones para todos los gustos, pero que nadie decida por mí si es sano o no, y que no se esgrima ese argumento para establecer ese "cordón sanitario", (buen concepto), sino algo tan sencillo como un certificado médico.

DANI, ¿y quien dejaba los pasteles y el bizcocho en la mesa?, ¿y quien corre después de ponerse ciego?. El sábado se convirtió casi de repente en una reunión familiar y le dí prioridad. Te veo el viernes uno.

¿Gurús?, entiendo como tal el que se cree en posesión de la verdad absoluta y pretende decidir por los demás lo que es bueno o no. Yo tengo mi opinión, sólo una más, con la que se estará de acuerdo o no, y me encantará debatirla, pero sin imposiciones.

SPJ, en este caso es contra los "compañeros" de carreras que me pretenden decir qué es bueno para mí y qué no. Otro día le tocará a las organizaciones, aunque en ese caso la cosa estaría más clara: organizarán lo que quieran, (y les dejen), y yo iré o no. Y lo siento, pero no se quien es el director técnico de Mapoma, por lo que le supongo la mejor de las intenciones.

Muchas gracias a tod@s. ;-)

betren dijo...

No puedo estar mas de acuerdo contigo. Yo hace relativamente poco que he retomado la sana costumbre de correr.
Y fijate que he dicho "sana" con plena consciencia del tenor de la palabra. Corro por hacer ejercicio, por encontrarme mejor, por disfrutar de mi propio esfuerzo, sin fijarme objetivos ni a medio ni a largo plazo.
Eso sí, tengo como meta "ideal" el correr la maraton de NY algún año. Pero esa es la excusa para regalarle a mi hija una semana en NY.
Hay mucho gurú en este campo como en muchos otros. Pero en definitiva, lo que creo que lo más importante es que uno se divierta con lo que hace. Cuando la devoción pasa a convertirse en obligación, se pierde lo lúdico, lo que en definitiva es la esencia de una afición.
Claro que todos miramos el reloj. Claro que todos medimos las distancias. Pero creo que lo esencial es tomarlas como simples referencias para nuestra propia satisfacción, y nunca como tornillos que aprieten un potro de tortura.
Saluddos.

Commedia dijo...

Carlos,
Sigo tu cuaderno de fotografía y, de vez en cuando, el de tus correrías, aunque creo que es la primera vez que participo en éste.

Puede que tu postura "quijotesca" necesite un toque de "sanchificación" pero creo que podrías solucionarlo (si es el caso) con esa frase (apócrifa) de Don Quijote a su fiel escudero Sancho: "ladran, luego cabalgamos".

No he entendido nunca muy bien que te llames a tí mismo "corredor paquete". Ese calificativo parece ideado por los mismos corredores "de verdad" que te juzgan... aunque, ahora que lo pienso mejor, puede que se trate de otra de tus finas ironías. Sí que lo es, sin duda. ;-)

Carlos dijo...

BETREN-COMMEDIA, sintonizo al cien por cien en tu forma de ver esto. Y no te dejes engañar, aunque usara el calificativo "quijotesco", tengo mucho más de Sancho, (incluída la panza), que de Quijote.

Y lo de corredor paquete lo llevo con orgullo. Responde perfectamente a mi manera de ver este mundillo. Creo que nunca correré un maratón en tres horas treinta, ni una media en hora treinta y cinco... Pero aunque lo hiciera nunca traicionaré mi filosofía de correr por diversión y sobre todo, correr por salud. Es la única forma, creo, de llegar a viejo corriendo.

Muchas gracias por tus comentarios. ;-)

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Hay planes de entrenamiento para maratón (por ejemplo el de Galloway), que tienen tiradas largas algún domingo durante el plan de 45 kilómetros, ¿por qué no puede uno hacer un entrenamiento con dorsal en vez de tener que darle quinientas vueltas al parque? Si uno paga la inscripción tiene derecho a participar...

Anónimo dijo...

HAY QUE JODERSE

YA ME IMAGINABA YO QUE ESTO DE CORRER A TU BOLA NO PODIA SER PLACENTERO, QUE TENIA QUE SER PECADO DISFRUTAR TANTO, ... YA NO SE QUE NOS VA A QUEDAR .
TE SIGO DESDE HACE ALGUN TIEMPO, Y SIEMPRE HE SIDO LECTOR PERO DESDE LUEGO EN ESTA SI QUE ME MOJO,

QUE SE J..... A LOS QUE NO LES GUSTE QUE CORRAMOS LOS LENTOS, QUE A MI ME PARECE QUE ESOS POR CORRER RAPIDO, VAN RAPIDO HASTA EN EL TRABAJO Y EN LA CAMA.

A VIVIR QUE SON DOS DIAS. SALUDOS Y ANIMO DESDE VITORIA

anita (la gurisa) dijo...

ay en los foros cuando comienzan esas escaramuzas..
Pero menos mal que explicás el porque de la cuestión, porque leí la entrada anterior y no entendía mcuho tu enojo...