viernes, 3 de agosto de 2007

The show must go on

Sí, ya se que la anglicísima máxima está demasiado usada como para ser original, pero resume perfectamente mi momento actual.

Es la hora. Siento que ha llegado el momento de volver a "pensar en atleta", aunque me sigue sonando pretencioso tal calificativo referido a mí mismo, y ponerme manos a la obra. En el horizonte, ya no tan lejano, comienzan a dibujarse objetivos exigentes, fijados hace tiempo y que empiezan a requerir su dosis de dedicación.

Atrás queda mi incumplido compromiso de empezar a entrenar en serio en julio, (mes en el que por contra he prorrogado la versión más lúdica de este deporte que me planteé para junio), y en los que he corrido, si es que se le puede llamar correr a ir de charleta con los amigos, la I Carrera de Orgullo, la I Media Maratón de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Avila, la deliciosa I Edición de los Matracos "a muete" y la XXV Carrera Popular Trofeo de San Lorenzo, sin más pretensiones que pasarlo bien.

Ahora ya venteo la XIX Media Maratón de Valladolid, la I Media Maratón de Alcalá de Henares, y como objetivo principal el maratón del 25 de noviembre... ¿Cual?, ese es el dilema. Aún no está decidido si será Donosti o Benidorm.

En cualquier caso una vocecita escondida en un recóndito lugar de mi cabeza ha decidido que es el momento de empezar de nuevo a programar y estructurar las salidas en función de un objetivo, lo que en mi opinión constituye la diferencia entre "correr" y "entrenar".

Y ayer me preguntaba si había algún motivo para que fuera precisamente ahora en lugar de unos días antes o una semana después. Lo repentino de la "revelación" me tenía perplejo. Esta mañana he sido bruscamente consciente de la respuesta: por fin pesa más en mi memoria la alegría casi salvaje de finalizar el pasado Maratón de San Sebastián en 4h 05', después de una temporada llena de contratiempos, que el recuerdo del sufrimiento casi extremo del Mapoma de este año, que aún no se si quedó compensado por mucho que en él consiguiera el objetivo principal para todo el año: bajar de las cuatro horas en maratón, (3h 58').

Lo dicho, comenzamos...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

No, Carlos. No hay una razón ni un momento ni un pulso ni nada. Es que los humanos somos así.
Un abrazo y a por esas 3h57 largas. :))

Spanjaard

Malagueta dijo...

Bienvenido al "fin del barbecho" Carlos. Espero que esta temporada que viene, al menos te lo pases igual de bien que lo anterior, que es de lo que se trata.
Ya sólo te falta una Tapia.... je je je...


Un abrazo, amigo

Carlos dijo...

¿Entonces las voces que oigo en mi cabeza no son reales Luis?, ¿me tengo que preocupar...?

Malagueta. Una tapia pero con empanada, que ya sabes que uno es muy glotón...

Gracias a los dos. ;-) :-)

Anónimo dijo...

Mucho ánimo amigo en tu nueva temporada, y entre entrenamiento y entrenamiento, algún ratillo sacaras para corretear.
Espero compartir con vos, aglún ratito de la temporada.
Un saludo amgo

Lander..

Sylvie dijo...

Pues ale, hazle caso a la voz y ponte en marcha...que cuando alguien habla por tu mente (ya sea ángel o demonio), hay que hacerle caso, que sino luego acaban riñendo los dos y tienes que tomar pastillas pal riego...

Un beso grande y feliz vuelta a los objetivos alcanzables (eso siempre).

Carlos dijo...

Lander, uno no, muchos, te lo garantizo ;-) :-)

Sylvie, cuando antes me refería a voces no es porque hubiera varias, (en mi cabeza no caben dos voces), sino que algo o alguien me gritaba más o menos así:

¡¡¡CARLOS GANDUL, ¿QUE COLLONS LLEVAS HACIENDO DESDE EL MAPOMA?!!!. ¡¡¡JODIO PAQUETE, QUE NO HAGO VIDA DE TI...!!!

Y claro, como comprenderás, en esos términos pues no hay quien le niegue nada... :-D :-D

Gracias a ambos sendos... ;-) :-)