martes, 11 de enero de 2011

Objetivo: Maratón de Sevilla. Duodécima y decimotercera semanas.

Foto de André Nicolaj Zahn, descargada de Photo.net.

Tormentosas y tumultuosas fiestas. Dos mil diez quiso despedirse con un último y grosero estertor que nos envió de vuelta al hospital, de nuevo a los miedos suscitados por imágenes que aún están demasiado recientes en la retina y el corazón. De nuevo el deporte a un plano secundario, muy secundario. Dos mil once comienza con una tregua, y fiel a esa a veces demasiado mitificada capacidad de sufrimiento que tenemos los, ejem, maratonianos, estoy intentando aprovecharla todo lo posible. De resultas de todo ello la duodécima semana se cerró con unos miserables once kilómetros y tres días de hospital que agotaron como otros cien pero sin sumar más que dolor, mientras que la decimotercera acredita más de cincuenta de claroscuros, pues si el viernes hice con relativa comodidad más de una hora a ritmo de maratón (del de mi mejor maratón, no del previsto en Sevilla, mucho mas modesto), el domingo lo despachaba con una cuasi tortura de dolor en el pubis y de falta de fuerzas para unos modestísimos (y lentísimos) quince kilómetros.

La rodilla mejora muy poco a poco, como corresponde a un madurito cuya capacidad de regeneración ya va siendo escasa, y el pubis al menos no va a peor. De hecho, con la boca chica, diría que ha mejorado algo gracias al trabajo abdominal y a los estiramientos. Espero aprovechar estas últimas semanas para rodar, más o menos largo, más o menos rápido, pero solo rodar pues no creo que tenga mucho sentido a estas alturas de “preparación” y con los antecedentes que acredito meter nada de calidad. El míster está de acuerdo con ello…

Vamos pues  a por la decimocuarta, que se cerrará este domingo con el III Memorial José Soriano Cross Ciudad de Avila-Caja de Avila en el que estaré a buen seguro muy cerca del compañero que acompañará al farolillo rojo, ya que la idea es hacerlo muy lento y sumarle un puñado de kilómetros antes de la salida para componer una tirada larga en regla.

7 comentarios:

Carles Aguilar dijo...

Deseo fervientemente que las sensaciones vayan mejorando de forma progresiva.. Y mientras, pues eso, a rodar con la mejor de las intenciones.. Sevilla y tu os lo mereceis..!!

Trapatroles dijo...

Seguro que vas a más, ahora el Cross de Ávila. Este año me pillo de paso las Vueltas a la Muralla de Ávila, y disfruté corriendo pese al frío en un día soleado y a la dureza de la cuesta que se sube dos veces.

Saludos

Gonzalo Quintana dijo...

Si has llegado hasta aquí ya no hay nada que te pare. Has podido controlar el que los dolores no vayan a más.

Dani dijo...

Ains, esos dolores, que fastidiados son... Muchos ánimos, veo que sigues adelante a pesar de las molestias. Valiente.

Cuidate mucho e intenta disfrutar el domingo!

Peques Silvestre dijo...

Que de tiempo sin parar por los blogs. Con eso de segurite por el foro uno se despista con esto.

Será un lujo verte en Sevilla (espero verte antes en Getafe) y poder compartir ratos de charleta placentera.

Espero que este 2011 mejore con creces el 2010.

Un abrazo fuerte y sentido, Carlos.

Rafa dijo...

Como dicen los compañeros ya no hay marcha atras, Sevilla te espera.
Saludos

Pedro Serna López Running dijo...

Si, los dolores son lo peor cuando te tocan y además on persistentes y se quieren quedar a vivir en las rodillas, pies o músculos. No se como te irá a ti, pero si es muscular a mi me va bastante bien dándoles un "susto" en la ducha, ya sabes, contrastes frio-calo-frio, los músculos a mi al menos se me recuperan mejor. Un saludo y suerte.