jueves, 27 de enero de 2011

Objetivo: Maratón de Sevilla. Decimoquinta Semana.

Fifteen, foto descargada de 613photo.com.

“Todo pasa y todo llega, pero lo nuestro es pasar”. Permítaseme la licencia de modificar los versos de Machado, pero creo que así reflejan mejor lo que ha sido esta semana de ¿entrenamiento?. Todo pasa, pasa el tiempo, días, semanas, y con esta quince. Y todo llega. En concreto en solo tres… Llega el maratón, y yo, que debería estar en el punto álgido de la preparación, sigo apenas rozando unos míseros cuarenta kilómetros semanales. Poco, muy poco para afrontarlos de una sola tacada en Sevilla…

Podría aburrir de nuevo con excusas, con amagos de catarros filtrados subrepticiamente por mis hijos, con eternas recuperaciones de sensaciones que nunca fueron, de carreras por correr, y, sobre todo, con el cansancio infinito de muchas noches sin dormir. De nuevo la enfermedad golpea duramente mi familia, de nuevo a uno de mis seres más queridos cuando apenas empezamos a recuperar el ánimo, decaído por la muerte de mi madre. De nuevo la lucha sin cuartel, con esperanza de recuperación esta vez, pero con la certeza de que no será fácil. Y siendo conscientes de que en el mejor de los casos el camino será largo, muy largo…

Aún así, cuarenta kilómetros. ¿Pocos?, quizá. Muchos según se mire. Y todo pasa, y esta semana pasó, y pasó casi otra para encontrar el momento de dar cuenta de ella, y todo llega, y este domingo llega Getafe… Y como me ocurrió en el cross, no sé qué hacer. Quizá, como aquel día, será mi corazón el que lo decida en la salida.

7 comentarios:

Raúl dijo...

Animo Carlos, ya verás como todo sale bien, no decaigas, sal corre y disfruta de tus carreras, con energía y con fuerzas, para afrontar lo que nos viene en la vida con la misma fuerza con la que cruzamos la linea de meta.

Un abrazo y un saludo

Gonzalo Quintana dijo...

Vamos vente arriba que no queda nada. Lo tenías muy difícil y has llegado,lo que queda es lo fácil.

Carlos dijo...

Gracias por los ánimos Raúl y Gonzalo. Cierto que el salir a correr (me resulta raro llamar atletismo a lo que yo hago) ayuda a superar esos momentos difíciles. Simple, pero esos momentos son como "el muro" que nos aparece en el maratón, y ante él no queda más que tirar hacia adelante...

SONIA dijo...

Muchos ánimos en todas las batallas. Hay cosas que solo se pueden afrontar de una manera. Si vas a Getafe allí nos veremos!

Un fuerte abrazo!

Amig@mi@ dijo...

Tú lo has dicho. Será tu corazón quien decida.
Ánimo!!
Un abrazo, Carlos.

mayayo dijo...

Aupa Carlos.
Para compensar, esa media de Getafe nos trajo buenos momentos tambien, verdad?

Amig@mi@ dijo...

Vuelvo luego, que es tarde y esto es largo, pero mientras tanto... Me encanta la imagen. Que belleza las naranjas recortadas en la silueta de la torre.
Besos