viernes, 25 de septiembre de 2009

Sabor amargo.

caza

Me iba a acostar. Eran casi las doce de la noche del 24 de septiembre. Conecto el ordenador para echar un último vistazo a las noticias del día y me encuentro con esta: El juez no cree que el “matagatos” cometiera un delito porque se trataba de una cacería. Y me sube la bilis. Porque ya me había aguantado las ganas de repetir el post que publiqué hace ahora un año respecto al Toro de la Vega, y mi reflexión de un par de días después. También me había aguantado escribir sobre el asco que me produce la falta de valor que demuestran nuestros gobernantes: El Senado rechaza que se penalicen las fiestas en que se maltratan animales. Cobardes.

Y en estas que me encuentro de nuevo con la cara de este tipejo: Jaime Ferrero, con su aspecto de niñato y su risa bobalicona, fruto seguramente de una noche de excesos, orgulloso de la hazaña que acababa de cometer, y que ahora se ha librado de lo que de todas formas no hubiera sido suficiente pena porque un juez estima que no hubo ensañamiento en la muerte de unos pobres gatos, sino tan sólo una cacería.

En mi trabajo debo leer alguna que otra sentencia judicial, y se que a veces es fácil hacer demagogia con ellas si no profundizas en sus fundamentos y conoces las razones de una decisión que a simple vista puede parecer arbitraria o injusta, pero es que en pocos casos una imagen, (facilitada además por los propios “cazadores” en una evidente muestra de que no sólo son rastreros, sino encima estúpidos), es tan expresiva e ilustrativa de la naturaleza de un acto vil y cobarde que, una vez más, queda impune.

Y de nuevo a tragar bilis. ¡Qué asco por Dios!

11 comentarios:

Ana dijo...

Me acabas de matar :(

Por lo del matagatos ese, las otras dos ya me habían hecho vomitar previamente.

Asco de país de salvajes amparados por la ley. Y me callo porque si no voy a empezar a soltar barbaridades.

Gracias, Carlos, por la entrada. Es reconfortante encontrar a alguien que también se conmueve por estas cosas de animales (una es que a veces se siente marciana)

Quique dijo...

Hola Carlos, viendo estas noticias me da verguenza ajena que existan personas así....¿quien es el animal?

Un saludo
Quique

Dani dijo...

Sin comentarios Carlos... La verdad es que es repugnante que aún exista gente así, es degradante que encima lo exhiba, y es indignante e ilegal que se haya dado carpetazo al juicio cuando la ley lo castiga expresamente.

No todos somos iguales, está claro... Luego sales por Madrid a correr y te multan con 75 euros. ¡Viva!

Amig@mi@ dijo...

No puedo entenderlo, ni asimilarlo. Es algo que no me cabe en la cabeza de veras, ya odio la caza ( lo siento sialgún cazador me lee), pero esto es aún más cruel, bueno, igual...
Me pongo de mal humor, y no estoy yo para más temas de insomnio.
Un abrazo
... ... ... ...
Aún hay más. Te contaría pero ahora el tiempo me lo roban.

daniblay dijo...

Recuerdo cuando salió la noticia del niñato de los gatos.

No tengo palabras para decir lo que se me ocurre de semejante individuo. Tampoco voy a decir lo que creo que se merece porque igual hasta le dejo en buen lugar.

Sólo espero que la vida le devuelva lo que él ha ofrecido a esos animales.

Peque Silvestre dijo...

Lamentable y aunque suena triste, ¡¡Así nos vá!!.

Si en casos en los que se ve claramente la culpabilidad de una persona (independientemente de la pena por cumplir), esta persona se va de rositas luego diremos y nos quejaremos que nuestra sociedad está así de mal.

En fin otro "listillo" que se va de rositas, como tantos otros.

Un abrazo , Carlos ;)

Rafa González dijo...

Joder, como dices falta valentia para acabar con tanta tonteria. Y por tonteria me refiero a excusar un maltrato amparandose en la cultura y la tradicion. Yo con estas cosas es que no puedo, y al tipo de los gatos ya le presentaba bien a gusto a un amigo que tengo que no se anda con tonterias....

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Simplemente repugnantes, el tipo de los gatos y el tipo de la toga

yoku dijo...

10 minutos conmigo en una salita tranquila... no pido más.

Zerolito dijo...

Me cago en el imbécil del Jaime Ferrero y en el desgraciado del juez timorato, gañán y cenutrio. Y repudio al Senado por cobarde.

¿Leeremos también que en el próximo atraco a un banco, como no ha habido ensañamiento, no merece culpa? ¿Y si el próximo asesino en serie cree que va de caza? ¿Le perdonarán al pobrecito?

Jorge Gómez dijo...

Comparto el 80 % de mis genes con una vaca. Eso explica mi gusto por tumbarme sobre la hierba a ver pasar las nubes. Comparto otro tanto con los gatos, quizá esto justifica mi amor por saltar entre las piedras, trepar a los árboles, y correr tras las... gatitas ;-) Sin embargo, se perdió por el camino la agilidad, la astucia y el aire orgulloso de estos hermosos animales.

Pero me repugna saber que comparto más del 99 por ciento de mis genes con una alimaña como este miserable "cazador" de gatos. Que asco. Me quedo con mi parte de vaca y de gato. Me subiré a un árbol a ver correr las nubes...