lunes, 4 de mayo de 2009

Un maratón popular no se prepara con series.

Series y Maratón Popular-portada


Y antes de que me echéis a los perros, advierto: la afirmación no es mía, sino de Juan Mora, articulista de la revista Corricolari, que en su número de mayo de este año abre con tan reaccionaria sentencia.

El artículo íntegro, en .pdf, y del que he extraído la foto que ilustra esta entrada, lo podéis descargar de aquí, cosa que espero no me traiga problemas…

Resumo. Según Juan Mora, “sabido es que entre los populares hay auténticos fundamentalistas, capaces de entrenar más que los propios corredores de alta competición”, (sic), y desgrana una serie de argumentos rechazando de plano la excesiva “profesionalización” de los corredores populares, “Y todo por bajar de marcas no ya de élite, sino que cualquier atleta que se precie de su condición por tener la ficha federativa se reiría de ellas”, (sic). Caramba... Y lo resaltado, sólo en el primer párrafo…

Juan Mora matiza que está hablando de corredores puramente populares, de los que tienen que compatibilizar trabajo y familia con los entrenamientos. Que no aspiran a marcas de relumbrón, y que posiblemente tampoco tengan condiciones para ello. Vamos, la mayoría de nosotros.

Afirma que el plan de entrenamiento para maratón de un corredor popular ha de medir mucho el esfuerzo y ser lo más entretenido posible, con diversidad de ejercicios, pero rechaza el uso de cuestas, rectas, series, ejercicios en gimnasio… Insiste en que ese plan no nos debe poner a prueba, sino ser suave y progresivo para llenar nuestro depósito de cara al maratón y no malgastarlo antes.

Según él, las series “apenas producen beneficio para el corredor popular de maratón. A sus niveles lo que necesita es resistencia, no velocidad”, (sic), a diferencia de los atletas de élite, e incluso estos la trabajan sólo como complemento. También las considera una potencial fuente de estrés, lesiones y agotamiento físico y mental, abogando por sustituirlas por entrenamientos a ritmos ligeramente superiores al del maratón. Por motivos similares rechaza el uso de rectas y cuestas, a las que apenas reconoce un pequeño beneficio para muscular las piernas.

Admito que incluso a mí, corredor paquete por definición, renegado de cualquier entrenamiento sistemático, y sin excesivo interés por mejorar mis marcas, la postura de Juan Mora se me antoja algo exagerada. Estoy de acuerdo con él en que hay un excesivo "fundamentalismo" en algunos corredores, que traspasan planes diseñados para élites en esa búsqueda absurda de una "receta" para bajar de tal o cual marca. Que se exprimen a tope en cada serie, cada cuesta. Que convierten cada rodaje de los domingos en una competición. Que convierten el entrenamiento en una fuente de estrés. Todo ello les hace rendir muy por debajo de su valía y de la marca que podrían obtener si entrenaran adecuadamente y con menos esfuerzo, pero en mi opinión el problema no es el tipo de entrenamiento utilizado, sino la intensidad con la que este se usa.

Supongamos que mi paso en maratón es de cinco minutos treinta segundos por kilómetro. Evidentemente la mayor parte de mi entrenamiento debería consistir en kilómetros por debajo de ese ritmo, con algún rodaje ligeramente por encima, y hacer ocho series de mil metros a cuatro minutos no sólo me va a aportar poco para ese objetivo, sino que evidentemente, para mi nivel, va a ser un entrenamiento del que me va a costar recuperarme en un par de días, por lo que va a interferir con el resto de entrenamientos de la semana y me va a provocar un fuerte estrés físico y mental y posiblemente una lesión. Pero hacer sólo cuatro series a cuatro minutos treinta segundos me va a resultar casi placentero pues no me suponen un esfuerzo excesivo, voy a trabajar a ritmos en los que casi "sin sentir" voy a a mejorar mi umbral anaeróbico. Voy a cambiar el gesto de la carrera haciéndolo más amplio, lo que me permitirá mejorarlo a ritmos más bajos. Mi musculatura se adaptará a distintas posiciones de carrera y se hará más fuerte que sólo trotando...

Algo parecido opino de las cuestas y las rectas. De nuevo hablo por mí, pero subir y bajar cuestas a un ritmo no asfixiante es ideal para fortalecer nuestra musculatura, tanto en esfuerzos concéntricos como excéntricos. Cambia el gesto biomecánico de la carrera, haciendo que músculos y articulaciones trabajen en distintas posturas, fuerzan al sistema cardiovascular a acostrumbrarse a los cambios de ritmo... Las rectas, usadas con mesura al final de un rodaje, sin llegar a esprintar a tope, y estirando adecuadamente al acabar, "despiertan" esas fibras rápidas que los trotones tenemos adormecidas, también nos hacen cambiar el gesto de la carrera, amplían muchísimo la zancada y la hacen más fácil, y sobre todo más económica de cara al maratón...

En definitiva, se trata, como por otra parte dice el propio Juan Mora, de hacer un entrenamiento variado y divertido, de llegar a casa mejor y más feliz de lo que has salido. Un entrenamiento basado en la prudencia y el sentido común, sin intentar llevar a cabo planes diseñados para atletas de mayor nivel con mejores condiciones o más tiempo libre, y sin intentar realizarlos a unos ritmos superiores a los aconsejables, cosa que por otro lado todos los atletas que conozco afirman cumplir, incluso cuando les ves llegar resoplando al final de la tirada larga del domingo con el gesto desencajado y mirando de reojo lo que le han sacado al siguiente o cuando confiesan que han tenido que dejar de hacer "esa última serie" porque no daban más de sí...

Ese es el verdadero problema: convertir el entrenamiento en competición. Vivir para correr en lugar de correr para vivir.

15 comentarios:

Rafa González dijo...

Pues a mí nadie me va a quitar mi derecho a entrenar todo lo fuerte que pueda. Y no ya por las marcas, sino por una satisfacción personal difícil de explicar...

Rosa dijo...

A mi modo de ver, las series son importantes a ciertos niveles.

Yo he preparado mi primer maratón sin hacer series, sólo con cambios de ritmo y muchos rodajes a ritmo de maratón.
Para bajar de 3.30 ya hay que incluir las series en tu planificación.

anita (la gurisa) dijo...

Con lo que estoy de acuerdo (y en este punto me perdí su lo dijiste vos el fulano Mora) Es en el tema de reforzar la musculatura.
El otro día lo hablábamos por enésima vez, ya que se ve tanto a los que se autoentrenan (que sería lo mas cuerdo, ya que no tienen idea) hasta los que se entrenan con entrenadores, que no les hacen hacer ejercicios para reforzar los músculos! después vienen las lesiones, el cuerpo va sintiendo el desgaste...

en fin, igual, el "tio" sin pelos en la lengua, eh?

Dani dijo...

Como en casi todas las cosas, en el punto medio se encuentra la virtud...

No obstante, coincido en que hay que partir del respeto hacia quienes desean incluir este tipo de entrenamientos en sus sesiones; ¡pero también ser consciente de sus consecuencias!

Carlos dijo...

RAFA, perfecto. Además, en tu caso, creo que las necesitarás, puesto que pronto andarás en tiempos muy, pero que muy buenos.

ROSA, muchas gracias y bienvenida por aquí. Estoy contigo: llega un momento en que las series son necesarias, y para 3h30', (incluso ritmos algo más lentos), casi diría que imprescindibles.

ANITA, es en lo que más discrepo con Juan Mora. Yo también opino que la musculatura y la fuerza son los pilares básicos sobre lo que construir el resto del entrenamiento. Y da igual el nivel del corredor.

DANI, ¿San Agustín quizás?.

Gracias a tod@s. ;-)

Amig@mi@ dijo...

Carlos,
Me quedo con la última frase,que es aplicable a tantas cosas... Ya que en el resto del post... ¡Me pierdo!
Lo siento.Jeje
besos

daniblay dijo...

Yo es que le tengo tanta manía a este periodista que si dice lo que yo pienso enonces pienso lo contrario.... jeje..

En mi opinión, cualquier tipo de generalización sobre cómo entrenar cualquier distancia es un error.
Lo que es totalmente negativo en uno es el factor de éxito en otro. Intensidad, cantidad... etc.

Yo lo que creo es que hay que escuchar al cuerpo y luego ver resultados. En función de eso ir buscando el equilibrio.

He dicho que odio a Mora?¿?¿

daniblay dijo...

Yo es que le tengo tanta manía a este periodista que si dice lo que yo pienso enonces pienso lo contrario.... jeje..

En mi opinión, cualquier tipo de generalización sobre cómo entrenar cualquier distancia es un error.
Lo que es totalmente negativo en uno es el factor de éxito en otro. Intensidad, cantidad... etc.

Yo lo que creo es que hay que escuchar al cuerpo y luego ver resultados. En función de eso ir buscando el equilibrio.

He dicho que odio a Mora?¿?¿?¿

Quique dijo...

Hola Carlos, creo que tu reflexión final es muy acertada, lo importante es pasarlo bien corriendo, y si eso pasa por eliminar las series, cuestas, rectas, etc, pues se elimina y punto.

Eso si, llegarás un dia en que te estanques y no mejores tus marcas, si te conformas con eso, pues a seguir corriendo igual, pero si quieres mejorar, deberás incluir esas series, cuestas, rectas y cambios de ritmo.

Un saludo
Quique

Carlos dijo...

DANI, QUIQUE, como digo, es que incluso a mí me parece una pasada de frenada del tal Juan Mora.

mayayo dijo...

Amen, Carlos.
Suscribo tu tesis punto por punto.

Y aunque no he podido ya descargar el pdf ¿? me decepciona una postura tan rígida de un periodista -se supone- especializado y con conocimiento de los populares.

No, para entrenar los 42k no hago series desde hace tiempo, sino carreras de 5k a ritmos de 10k, asi como rodajes de 20k a ritmos de 42k. Pero no me atrevo a generalizar q lo q va bien a uno le valga a otro y deba imponerse un "canon". Ahí es donde patina, creo.

Alfonso dijo...

Vaya por delante que no conozco al periodista ni su trayectoria. Quizás exagera algo para llamar la atención sobre el punto y generar debate. Pero creo que lleva razón en el fondo del tema. El corredor popular, que corre fundamentalmente para disfrutar y mantenerse en forma, y que seguramente ya no pueda sacar el carnet joven, no debe obsesionarse con marcas ni tratar de entrenar como los atletas profesionales. Tiene que hacer otros entrenamientos más sencillos y saludables. A partir de ahí, con prudencia, se puede intentar mejorar y marcarse objetivos más ambiciosos. Y en esto, ya no valen pontífices, sino ir probando y trabajando lo que mejor le valga a cada uno. Al final, es usar el sentido común.

Carlos dijo...

MAYAYO, ALFONSO, sensatas palabras las vuestras.

MAYAYO, he corregido el enlace. Mira ahora a ver si te funciona.

Saludos. ;-)

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Es verdad que no se necesita velocidad, que lo importante es la resistencia, pero entonces te dirán que "eso no es correr" ;)

Anónimo dijo...

yo mido 1,68 y pesaba 90 kilos,despues de 2 años tengo un tiempo de3,26 en los 42.i96. los resultados solo se consigen con un abanico de cosas rodajes, elongaciones, ejercicios de tecnica ,alimentacion y perseverancia esfuerzo y sacrificio mi ultimo registro en los 21k.fue de 1,24 nada es gratuito mientras llueve algunos duemen yo salgo a entrenar.