lunes, 26 de enero de 2009

Lluvia y MMP en Getafe.

P1080558 Foto gentileza de Ana, esposa de Mayayo.

Getafe. Nueve menos cuarto de la mañana. Mis compañeros de club y yo bajamos del autocar del que hemos salido de Avila hora y cuarto antes con un frío soportable, lo que nos indica que unas horas después, y en Getafe, esto no será un problema. Los chopos de la ribera del Río Chico no se cimbrean como el día anterior, en que varias ramas, aún en el suelo, fueron arrancadas de cuajo por el dios Eolo. Por lo que otro problema menos. Queda la posibilidad de lluvia, pero los claros entre las nubes que nos reciben en el parking de la organización, (gracias por dejarnos colar el autocar dentro, justo al lado de la pista), parecen prometer un excelente día de atletismo..., ¡y una leche!. Pero no adelantemos...

Mi primera, (y a buen seguro que no única), participación en la media de Getafe ha sido un éxito en lo personal. He rebajado mi MMP en media en más de cuatro minutos, dejándola en una hora, cuarenta y cinco minutos cuarenta y un segundos netos oficiales, pero sobre todo, lo he hecho con comodidad, una comodidad que me permite afrontar el reto de las tres horas cincuenta en Sevilla con mucha seguridad a poco que las circunstancias sean mínimamente propicias.

La organización dispuesta por el Club de Atletismo Artyneon me pareció más que correcta. El proceso de inscripción, fácil, (a través de internet), el precio acorde con lo que se estila por ahí y muy ajustado a lo que se ofrece, (de hecho hay carreras con menos caché y más caras), la recogida de dorsales rápida y sin problemas. La llegada a una pista de atletismo, como siempre, le da un sabor especial a la prueba. La bolsa del corredor fue correcta aunque sin alardes. No excesivamente masificada. La salida fue rápida al ocupar dos calzadas de una amplia avenida. El circuito permaneció completamente cerrado al tráfico gracias a un buen número de animosos voluntarios, totalmente urbano, casi completamente llano y muy rápido. Con los kilómetros perfectamente medidos, (aunque al marcarlos con carteles bajos se me despistaron tres o cuatro). Aunque haya gente a la que no le guste, al dar dos vueltas se facilita el abandono si uno no se encuentra en condiciones de acabar. Hubo alfombrillas de salida, llegada e intermedias y suficiente avituallamiento. Los resultados se publicaron rápidamente... En definitiva, una muy recomendable carrera.

En lo personal, y como escribí el sábado, la idea era irme a una hora cuarenta y siete, objetivo que veía "fácil". En la previa de la carrera, y visto que en ese momento el día prometía, dudé si intentar salir con Zerolito a cinco minutos justos por kilómetro, (ritmo exacto que marqué al final), pero que él superó, marcando en meta un minuto menos que yo. Ese minuto extra quizá hubiera sido demasiado forzar para mí tratándose sólo de un test que por otra parte cumplí perfectamente. Deportivamente creo que hice lo correcto, aunque me perdí compartir esas casi dos horas con mi partenaire montañero, al que desgraciadamente ya no conseguí ver en toda la mañana. Como mi objetivo no cuadraba con el de ningún amigo de club ni paquetillo conocido, a correr solo Carlos..., como casi siempre...

Lander se me unirá los primeros kilómetros, pero hoy su guerra no es esta. Gracias por estar ahí amigo. También tuve la ocasión de saludar, aunque brevemente a Grimo, al que reconocí, a pesar de mi proverbial despiste..., porque llevaba su nombre escrito en la espalda. A ver si la próxima es menos apresurada...

Al meollo. Por una vez hice un buen calentamiento en un parque justo al lado del polideportivo: mi trote, mis estiramientos, mis ejercicios de flexibilidad, mis progresivos suaves... Me fui para la salida en perfecto estado de revista y perfectamente a punto para salir de estampida. Desde Canillejas no competía con ese punto extra de intentar hacer una marca, (aunque ayer esta era secundaria y no puedo decir que tuviera excesiva presión), y a pesar de mi filosofía slow, de vez en cuando se agradece esa sensación de duda, de incertidumbre, de no saber si vas a conseguir el resultado previsto. La salida fue rápida y sin problemas, aunque dos mil quinientos corredores son muchos, sobre todo cuando hay gente que se empeña en arañar dos segundos poniéndose mil puestos por delante del que le corresponde... El ritmo previsto es de cinco minutos cuatro segundos por kilómetro, y el primero de estos cae en cinco doce. Normal. El segundo ya se va casi al objetivo, cinco ocho. No veo los siguientes, así que corro un buen rato sin referencias. Marco el seis y me doy cuenta de que he recuperado todo lo perdido en los dos primeros, lo que supone que estoy rodando justo por debajo de cinco minutos por kilómetro y con muy buenas sensaciones, de hecho los siguientes los voy picando en el pulsómetro casi como un metrónomo, cinco, cinco, cinco... En pocos me desvío algún segundo, y cuando lo hago, es a favor.

La lluvia nos había dado una falsa tregua. Suave al principio, y convertida en verdadero diluvio en los últimos kilómetros, fue constante durante la carrera. Sumada al viento y al frío, hizo que muchos corredores llegaran ateridos a meta. No obstante, salvo muy al final, yo no me sentí perjudicado por ella.

Ana, mi compañera de correrías en la pasada carrera de Cercedilla, y que está aguantando estoicamente la lluvia pues su chico, Mayayo y Wild también están corriendo, me hace unas fotos, entre ellas la que encabeza la entrada. Muchas gracias guapa. Siento no haberme tomado ese café con vosotros, pero tranquilo Sergio, que ya pago yo en Sevilla y enhorabuena por ese marcón que hiciste.

Los kilómetros van cayendo a un ritmo monótono y mi mente se va distrayendo. Esta es una carrera en que te cruzas en varias ocasiones con los que te preceden... o con los que te siguen. Acostumbrado a ver sólo los traseros de los corredores, me gusta desviar la mirada hacia los que vienen de frente, dando ánimos a aquellos a los que reconoozco. De cuando en cuando miro el pulsómetro, que parece roto: ciento setenta y cuatro pulsaciones. De mil veces que hubiera mirado ayer, en novecientas me hubiera devuelto el mismo guarismo, y es que tan sólo la ruptura de ritmo que suponían los avituallamientos era capaz de acelerar mi corazón un par de latidos por minuto. Ritmo, ritmo..., machacón y constante... A medida que pasa el tiempo interpreto esa estabilidad como buena, ya que mi organismo se mueve en un estado de "equilibrio" que implica que el esfuerzo está siendo asimilado sin problemas. Bien, Carlos, bien. Sevilla te espera... Las sensaciones son tan buenas que en uno de los pasos por el polideportivo, al avisrme Lola de que Zerolito está justo por delante de mí, tengo la tentación de intentar cogerle. Tengo fuerzas para apretar unos segundos por kilómetro, intentar unirme a él y bajar juntos de una hora cuarenta y cinco, pero la sensatez se impone: "recuerda Carlos, un test. Sólo es un test..." y pronto abandono la idea. Decido abstraerme y ocurre un curioso efecto, que ya he sentido en otras carreras, (sobre todo en maratones): los kilómetros se acortan... Del doce al dieciocho caen sin darme cuenta. En alguno miro sorprendido el reloj en busca de ese múltiplo de cinco en que se ha convertido la carrera con esa exacta correspondencia de velocidad-distancia, para comprobar que sí, que hace cinco minutos exactos que pasé por el anterior cartel.

Sólo cedo unos segundos en el dieciocho, en el que llego a la altura de Javi, (Locomotoro en el foro), al que acompaño unos minutos. A falta de dos kilómetros un rápido cálculo me hace pensar de nuevo en que es posible bajar de una hora cuarenta y cinco: sólo tengo que hacer un dos mil, y no a tope, y conseguido... Pero de nuevo la sensatez y la perspectiva a largo plazo se imponen: "el día ha salido redondo Carlos. El test planteado lo has cumplido con nota, de hecho mucho mejor de lo pensado y vas a rebajar tu MMP en más de cuatro minutos, y casi sin sentir". Ni siquiera esprinto en meta, en la que parecería que los dioses estuvieran estrujando las nubes del aguacero que cae.

No disfruto de la meta. No quiero quedarme frío y arriesgar un catarro a estas alturas, por lo que muy a mi pesar no me tomo un cafelito con los amiguetes. Me voy al autocar a cambiarme y me encuentro con que el conductor no sabía qué tiempo iban a hacer los primeros y lo ha dejado cerrado hasta unos minutos antes de llegar yo, así que tengo a los compañeros de club empapados y pasmados de frío, tanto más cuanto más rápido han corrido, y allí están ellos: maldiciendo la lluvia, el viento y al conductor, al cual supongo que para futuros eventos se le habrá informado debidamente de ritmos, duración y previsión de tiempo de llegada...

En resumen: test pasado con muy buena nota, saco de confianza pre-maratón hasta los topes y MMP conseguida sin buscar, casi sin querer.

Las clasificaciones, aquí, y el vídeo de la entrada en meta, de la web Corriendo Voy, aquí, (sobre el segundo cuarenta).

22 comentarios:

Vity dijo...

Enhorabuena Carlos, y suerte pa zevilla, maestro_.

Amig@mi@ dijo...

Enhorabueníiiisima, me alegro de que el resfriao se quedara en Avila y...
Te mando un Email, que tengo que preguntarte una cosa ;)
Besos

Ray J. dijo...

Enhorabuena Carlos!!!

Me alegro mucho de que batieras tan holgadamente tu marca, de que disfrutaras de la carrera y la corrieras con cabeza pensando en futuros retos.

Es que fue la leche, jejeje

Un saludo!!!

RAFAEL GONZÁLEZ dijo...

Felicidades por tu marca y carrera. Ahora sólo te queda hacer lo mismo en Sevilla DOS VECES!!!

mayayo dijo...

Bravo Carlos! Un bocado de varios minutos en la marca son rebajas de gran año. Olé!

Ya me voy pidiendo unas gambas en Sevilla a tu salud en el pre-carrera.
Porque eso si, a ver si la Marasevi nos trata bien y al acabar podemos celebrar todos. De momento, los deberes parece que van bien hechos, no?

Zerolito dijo...

De tí, Maestro, ya no me sorprende nada. Increíble carrera, corriendo con una cabeza que ya la quisieran para sí muchos pseudo-élite (y paquetillos).

Siempre tendré el regusto amargo de haber hecho marca en Getafe a costa de no compartir 1h45m contigo. Aunque en el MAM nos jartaremos de compañía...jajaja.

Enhorabuena, Carlos. Eres una bestia. Tienes Sevilla a tus pies, ojalá tengas allí la suerte que mereces.

yoku dijo...

Lo primero que apetece decir es enhorabuena por la MMP, por el importante mordisco a la anterior y en condiciones muy muy complicadas... pero creo que lo más importante que has hecho ha sido regular y no cebarte: sabías que podías haber hecho aún mejor marca y, sin embargo, has conseguido retener los caballos porque el objetivo no era recortar más minutos en media sino conseguir hacer un maratón en Sevilla de los de sacarnos el sombrero cuando te veamos.

Acelerar y hacer marcón con el frío que hacía y el castigo muscular añadido podría haberte pasado factura en la recuperación.

Enhorabuena por ambas cosas, Carlos :-)

Carlos dijo...

Vity, gracias paisano.

Montse, no he recibido ningún mail tuyo. Un beso y gracias guapa.

Ray, era la manera de salir "entero" de allí y sólo gastar lo justo, dejando la munición intacta para la verdadera batalla.

Rafa, ¡dos veces!, ufff... Mejor no lo pienso...

Mayayo, gambas, jamón, pescaíto frito y un buen fino para acompañar...

Zerolito, si nada se tuerce de aquí a entonces voy a llegar pletórico de confianza, y a partir de ahí, a pensar en el MAM...

Yoku, bastantes errores cometemos ya. El domingo simplemente me ahorre uno.

Gracias a tod@s. ;-)

Peque Silvestre dijo...

¡¡Que lujo de carrera Maestro!! Esa cabeza bien puesta hace que tus entrenos hayan dado sus frutos y disfrutases el Domingo de esa GRAN CARRERA. ¡¡ENHORABUENA CRACK!!

Sobre todo por las cosas bien hechas.

Un abrazo y nos vemos pronto.

cabesc dijo...

Bien bien bien Carlos, muchas tablas tiene el maestro. Para Sevilla vamos haciendo los deberes en condiciones, si señor.

Sylvie dijo...

A esa media habrá que ir, que todo dios hace MMP sin pretenderlo!!!...¿qué pasa?...¿que os empujaban a base de cubos de agua o algo????????
Enhorabuena Carlitos por conseguir acabar con un día tan remalo y encima hacerlo así de bien...
(menuda putada el autobusero...fijo que se ha engripao más de uno).

Besitos.

Ps: Lo vas a hacer genial en Sevilla. I'm sure!!

Malagueta dijo...

Menúa foto Carlitos, con los dos pies en el aire, como mandan los packánones.....;-)

Carrerón y enhorabuena por esa MMP, más meritoria si cabe por el día que hizo.

Un abrazote

spanjaard dijo...

¡¡Paisano!! Se te ve muy entero y con los dos pies elevados del suelo. ¡¡¡Eso es descalificación!!!

Pues oye, se te ve muy sólidamente establecido sobre esos ritmos.

Un abrazo
SPJ

Saturnino dijo...

Enhorabuena, y siento no haberte visto. Yo también la corrí, hice 1h 46´50´´, por lo que en alguna ocasión tuvimos que correr juntos, otra vez será, quizás Sevilla, cita a la que acudiré.
Un saludo.

Carlos dijo...

Peque, se te echa de menos.

Cabesc, a días y a ratos.

Syl, estos comodones no quieren acabar de entender que el fresquito viene bien para el rendimiento deportivo.

Malagueta, Spanjaard, pillarme con los dos pies en el aire es mérito de la fotógrafa, que no es cosa que ocurra con frecuencia.

Saturnino, pues sí, seguro, pero por más que miro y remito tu blog no te reconozco. Eso sí, he visto que tienes pensado venir por Avila. De ahí no te escapas...

Gracias a tod@s. ;-)

sraceas dijo...

Felicidades Carlos!!. y tú que no pensabas llegar en ese tiempo.... me alegró verte. Espero que coincidamos en muchas más. Saludos

Grimo runner dijo...

Hola Carlos, encantado de haberte conocido, lástima que fuera corriendo y no tuvieramos tiempo de charlar un ratito, espero que en próximas podamos tomar una cervecita. Un abrazo y enhorabuena.

Jordan dijo...

Enhorabuena por la Carrera Carlos,Marca personal , rebajada en 4 minutos,sin forzar y siendo Mr Clock-Clock en ritmo y pulsaciones,estas son las que me gustan a mi,que por cierto me recuerda a lo mio en San Sebastian.

A por los 230´en Sevilla,animo.

Alfonso dijo...

Pues enhorabuena por esa MMP casi sin querer. Me da que ese punto de inclemencia te ha sentado bien.
Suerte para Sevilla.

santipalillo dijo...

Tú al menos ya has conseguido una foto para la posteridad, tendré que hablar con Dallas a ver si puede ser...

De nuevo enhorabuena por tu carrera, ya te lo había dicho en el post anterior, estás que te sales Carlos, mucha suerte en Sevilla y deja los pescaítos para después.

Lander dijo...

joer, tenía yo este rincón pelín abandonao, no se muy bien porque. Y claro que me estaba perdiendo cosas interesantes, como ese peazo foto con carlitos volando, como mola.
Felicidades Maestro, vas como un longines clok clok clok camino a Sevilla. Será tú maratón, a por ella.
Un abrazo.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Yo no sé cómo os apañáis para que cuanto peores son las condiciones, mejor es vuestro rendimiento, yo soy incapaz de darlo todo si no hay un sol resplandeciente, jejeje.

Sea como sea: enhorabuena!!