domingo, 16 de noviembre de 2008

XXIX Carrera Popular de Canillejas

cartelpq_2008 Bueno, pues estoy casi recién llegado de Coslada, (rectifico, tanto Anónimo como Yoku con sus comentarios me han sacado de mi error, la carrera no discurre por Coslada), de correr por tercera vez esta carrera a la que había prometido no volver. Para ahorrar tiempo al impaciente anticipo un resumen rápido: objetivo de MMP cumplido con cuarenta y ocho minutos trece segundos netos, (cuarenta y nueve minutos cincuenta y nueve segundos oficiales). Aquí los resultados, (el último de la página).

O sea, que vuelvo para Avila muy satisfecho, pero con matices.

En cuanto a mis resquemores con la organización, tengo que reconocer que esta ha mejorado algunos aspectos, pero sigue teniendo un "tufillo" a negocio que no me gusta.

Con más detalle, ahí va la crónica.

Con tiempo de sobra teníamos el coche aparcado en las inmediaciones del Estadio de la Peineta, al lado de meta pero algo alejados de la salida, por lo que aprovechamos para calentar hasta ella. "Mal asunto", le comento a mi primo Jesús: las pulsaciones son algo altas aunque no preocupantes. Es posible que esté incubando algo, ya que mi hijo ha estado enfermo la semana pasada y estos sean los primeros síntomas. Por contra el día es estupendo para correr: hemos salido de Avila con dos grados bajo cero, pero la mañana madrileña es luminosa y despejada, y promete buena temperatura, como así fue.

Para compensar las malas sensaciones, por una vez hago un calentamiento en condiciones, dedicándole el tiempo necesario y con todos sus ingredientes: un rodaje suave, unos progresivos, unos pocos estiramientos... Quizá demasiado largo, porque cuando entramos en la zona vallada no hay manera de colocarnos ya en nuestro sitio. Tocará adelantar mucha gente...

Por suerte uno de los principales problemas de esta carrera, tal como yo la recordaba: la estrechez que había en la salida y los empujones por colocarse en un buen sitio, han sido en parte mitigados con una salida mucho más ancha, la eliminación de algunas curvas cerradas y estrechas en el primer kilómetro y una alfombrilla en la salida para que cada cual pueda tomar sus tiempos netos. Aún así el primer kilómetro es complicado.

Al ser una carrera homologada hoy había decidido no llevar el GPS y correr por sensaciones, marcando los laps manualmente. Dato negativo para la organización: muchos pasan desapercibidos, con lo fácil que sería ponerlos un metro por encima del asfalto. Entre el slalom de la salida, los cruces para esquivar gente aún peor colocada que yo mismo y subir y bajar aceras, pronto en mi Polar aparecen las ciento ochenta pulsaciones que he decidido mantener como mínimas durante toda la carrera. En un principio el objetivo es estar entre ciento ochenta y ciento ochenta y cinco. Al final la media sería de ciento ochenta y dos con picos de ciento noventa y dos y salvo un pequeño respiro que me tuve que tomar en el kilómetro siete, durante toda la carrera fueron muy estables. Esto significa que hice la carrera a tope, y sólo la motivación extra de haberla sentido como objetivo importante podría haber conseguido que arañara algún segundo. Es por esto por lo que tengo un regusto amargo: aunque el objetivo era bajar mi MMP, no pensé que me iba a costar tanto, por lo que me traigo puesta una pequeña cura de humildad.

Después de la rápida bajada del principio, ahora subimos por el kilómetro tres. Aquí se puede correr con soltura, aunque durante toda la carrera habrá imbéciles que se crucen sin mirar con el riesgo de caída que ello supone. Ocurre como en ciclismo: hay gente que no sabe, (o se la suda), correr en grupo y constituyen un peligro. Después de sufrir a un par de ellos decido que no puedo correr el riesgo de un tropezón y saco la mano a pasear, impidiendo literalmente a alguno de ellos el que se me acerque.

Hemos acabado la subida, ahora bajamos de nuevo, nos cruzamos con las gacelas que encabezan la carrera, ¡que manera de correr chico!, giramos y volvemos a subir, bajamos hasta el kilómetro cinco, giramos y subimos de nuevo, para volver a bajar, y a subir hasta el siete, y bajar de nuevo, esta vez hasta meta... Porque esta el LA GRAN MENTIRA DE ESTA CARRERA, que te promete rebajar tu marca en un minuto, vendiéndote que la meta está cuarenta y ocho metros más baja que la salida, pero te ofrece en sus primeros siete kilómetros un recorrido rompepiernas, sin un solo metro llano, que te impide coger un ritmo constante. Cierto que los últimos tres kilómetros son cuesta abajo, pero ¿y todos esos segundos que te has dejado antes?.

En el avituallamiento del kilómetro cinco tengo una pequeña anécdota: justo cuando voy a coger una botella de agua un corredor me adelanta y literalmente me la arrebata de las manos de la voluntaria, (no vi mala fe en ello, simplemente iba más rápido y saco la mano antes), pero al ser sólo un diez mil prefiero no parar y acabar sin beber. Unos metros más adelante un chica me toca en el brazo y me ofrece su botella: "te he visto que tenías intención de coger una botella y no has podido". Era una chica a la que recordaba haber adelantado algo antes, y que se descolgó nada más darme el agua, por lo que tuvo que sprintar para ofrecérmela. Muchísimas gracias amiga.

Encaro todavía con fuerzas la cuesta, (otra más), del kilómetro cinco. En todo momento voy pendiente de no pasarme de pulsaciones, para ello acorto algo el paso, procurando mantener una cadencia no muy baja. Creo que hago lo correcto, fuerzo, no a tope, cuesta abajo y regulo hacia arriba, manteniendo en todo momento la misma sensación de esfuerzo. En la rotonda del kilómetro seis después de otra cuesta abajo el gemelo derecho empieza a molestar. Ya lo hizo hace unos meses en forma de contractura que tuve que tratar con el fisio, y parece que se ha reproducido. El dolor aumenta rápidamente y me hace temer que me obligue a parar, aunque por suerte no fue así y se mantuvo el resto de la carrera en unos límites tolerables, sin que tuviera la sensación de estar arriesgando una lesión.

A pesar de las precauciones, la apuesta que he hecho es fuerte, y cuando llego a la cuesta del kilómetro siete el alma se me viene abajo: es mucho más larga de lo que la recordaba: de frente veo una hilera interminable de corredores marcando el camino a seguir. Recuerdo la afirmación de mi amigo Malagueta: "si sales vivo del kilómetro siete de esta carrera harás buena marca", pero hablar de llegar vivo arriba se me antoja exagerado. A lo más, llegaré aún con algún pequeño signo vital... Cuando corono y giro hacia la derecha veo que las pulsaciones están disparadas, tengo que recuperar algo de resuello y durante quinientos metros "me dejo caer". Como es de esperar las pulsaciones apenas se recuperan, pero la sensación de ahogo disminuye y mi respiración se hace más regular. Volvemos al tajo.

Kilómetro ocho, sigo con buena media. Hasta aquí, he ido sólo con unos pocos segundos de adelanto sobre mi mi anterior MMP, basta entonces con mantener el ritmo, y lo veo posible, pero si quiero darle un buen mordisco a esa marca es aquí donde hay que apretar. A partir de este momento intento aumentar paulatinamente el ritmo, buscando ese esquivo, y difícil de conseguir, equilibrio entre la distancia hasta meta y la utilización optimizada de las escasas fuerzas restantes. Modestamente creo que soy bueno en eso. Pocas veces mido mal y suelo tener la cabeza fría para analizar la situación, valorar mis fuerzas reales y saber qué decidir en cada momento con ellas. En el kilómetro nueve voy al límite, ya no hay cambios de ritmo posible salvo ese par de segundillos que siempre se pueden arañar a la vista del arco de meta y que se consiguen más por las ganas de acabar de una vez que por las fuerzas que a uno le quedan. Ahora es tiempo de mantener el paso y esperar no haberse equivocado. Veo un arco: "no es ese, Carlos", veo otro: "tampoco". "¡Aquel, el del fondo: ¿no ves el reloj?!". Con el escaso riego que aún me llega al cerebro atino a tocar un botón de mi pulsómetro: el del lap, en lugar de el stop, por lo que el crono sigue corriendo. Unos segundos después me doy cuenta del error y lo paro. A la espera de los resultados oficiales habrá que calcular la marca a ojo.

diploma_canillejas_2008

Tiempo de sobra nos da la organización para ello: más de veinte minutos parados, de pie derecho para recoger una bolsa espartana, con una camiseta de algodón, un trofeo de los que tenemos cientos y una coca-cola sin cafeína, de esas que no se venden y se regalan a las organizaciones de las carreras. Otro detalle indigno de la organización el hacernos sentir como borregos tanto tiempo. Suerte que ayer la temperatura fue agradable.

18 comentarios:

spanjaard dijo...

Joder, sí que te dan de sí 10km. Casi doscientas líneas.... ;)

Como te apuntes a un ultra este año, necesitarán sacar una versión beta de blogger.

Saludos de otro paisano constipao
SPJ

yoku dijo...

Enhorabuena por la marca, Carlos. Aunque me da que no lo has disfrutado como debieras: qué raros somos... vas a una carrera (bien), mejoras tu marca en la distancia (bien), has utilizado la cabeza en todo momento (bien) y sin embargo... No sé qué pensar, si has disfrutado o no.

De cualquier modo, tu marca en 10k es claramente inferior a esos 48' que ya tienes. Eso lo sabes tú, lo sé yo y sólo tienen que darse las circunstancias que la permitan surgir (las tan nombradas y esquivas de definir "sensaciones").

Felicidades por la marca :-)

Anónimo dijo...

Sin ánimo de incordiar... venir de correr Canillejas y decir que has corrido en Coslada es de coña. Canillejas es, con sus defectos, la segunda popular de Madrid (sólo superada por la San Silvestre) y no es en Coslada. Por lo demás si localizas una carrera en Madrid capital llana no dejes de decírmelo, he corrido muchas y no hay ni una plana. Por tanto no hay ninguna gran mentira en esta carrera, es la mejor carrera posible para hacer mejor marca personal, yo ayer la hice, concretamente un segundo más que tú.

Carlos dijo...

Spanjaard, ya que uno es calladito en la vida real, se resarce aquí... Cuida ese constipado.

Yoku, gracias. Estoy contento, simplemente me gusta analizar todos los matices de mis sensaciones, y hay un poso de "haber escupido para arriba".

Anónimo, de memoria se me ocurren al menos otras dos carreras más multutudinarias en Madrid: el Mapoma y la Media Maratón de Madrid. Otra cosa, ¿la carrera no discurre por Coslada?. Revisaré mis conocimientos geográficos referidos a los madriles, pero vamos, que en la salida de la M-40 pone claramente: Coslada. En cuanto a la carrera en sí creo que no me has leído bien. No digo que se pueda hacer una carrera más llana en Madrid, porque sería tremendamente difícil, en eso tienes razón. Digo que precisamente por eso NO ES CIERTO que sea una carrera para bajar un minuto en nuestra marca respecto de otra conseguida en una carrera llana, tipo Aranjuez. Y por último, incordia todo lo que quieras, faltaría más, cualquier opinión esta permitida en este humilde rincón siempre que sea expresada con un mínimo de educación.

Saludos. ;-)

Anónimo dijo...

Me refiero a carreras de 10 kilómetros que es lo que este humilde corredor es capaz de correr ;-)
No, no es Coslada, Coslada es una ciudad diferente de Madrid (auqnue esté pegadita) y Canillejas se corre íntegramente en Madrid. Y será a lo mejor también porque es casi mi barrio, porque la he corrido ya 11 veces, o porque el recorrido es fácil (que creo que lo es) pero yo ayer bajé ¡2 minutos! mi marca del año

yoku dijo...

Carlos, eso NO es Coslada. La carrera transcurre entre Las Rosas y Canillejas, barrios pertenecientes al distrito de San Blas, al Este de Madrid. Pero claramente DENTRO de la capital. Como bien dice Anónimo, Coslada es una ciudad pegada a Madrid (cercana al barrio de Vicálvaro, al otro lado de la M-40). No tiene nada que ver. Eso sí, yo que soy un burro, me voy corriendo desde mi casa en Ciudad Lineal (antes la carrera de Canillejas pasaba justo por delante de mi casa antes de girar hacia la calle Alcalá) y me hago el recorrido: Ciudad Lineal, Moratalaz, Valdebernardo, Vicálvaro... hasta ahora Madrid y llego hasta el inicio de Cosalada. Y te aseguro que está LEJOS. :-)

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

A mí esta carrera no me gusta, se creen Nike y van pidiendo una riqueza por correr una carrera sin los medios que la San Silvestre tiene y dando una mísera camiseta de algodón. Creo que es la carrera con más negocio de por medio, la corrí hace dos años y no he vuelto.

Si quieres bajar tu marca de verdad te aconsejo los 10K de Rivas de este domingo, son llanos a tope, con pista de atletismo de por medio y una organización que por 10€ se deja los huevos en atenciones.

He dicho :)

Ah, y enhorabuena por la marca, estás hecho un fiera...

Carlos dijo...

Ok, Google Maps me ha sacado de mi error. Corrijo la entrada y gracias por la aclaración.

Anónimo, enhorabuena por esa marca y espero que la mejores en la siguiente edición.

Yoku, sí, cuando te pones eres muy burro.

Saludos. ;-)

Anónimo dijo...

Muchas felicidades Carlos, ah y yo si creo que puedes bajar esa marca, hasta que no te notes la sangre en la boca se puede ir mas rápido.

Darth.

Santi Palillo dijo...

Enhorabuena Carlos, estaba claro que lo ibas a lograr pero siempre hay que sufrir en estos casos.

Yo entrenaba hace años por la zona, sobre todo en el parque Paraíso, y recuerdo las cuestas aquellas, son duras pero te ponen a tope.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo, la organización deja bastante que desear. Por la falta de previsión que obliga a los corredores a circular por las aceras en el mejor de los casos, incluso tuve que sortear alguna señal de prohibido aparcar que estaba tirada por el suelo con el peligro que supone.
Por el tiempo de espera para la bolsa del corredor y la pobreza de esta.
El recorrido en si mismo, es bonito, pero es cierto que engaña, porque de bajada no tiene nada con tanto sube y baja, pero Madrid es así.

mayayo dijo...

Enhorabuena por tu MMP Carlos!
Cura de humildad? Bobadas! Si has sido capaz de aguantar a 182 latidos de media (y teniendo algo más de 20 añitos ¡burro! ) creo que has estado enormeeee =:OO
Ese día diste lo que llevabas dentro, y tuviste premio bien merecido, creo. Todo un bocado a la mara de 10k, que ya cuesta.

La organización de la carrera de Canillejas la veo como tu, por eso aunque rápida hace tiempo que no voy. Me agobia.
Haré caso a Hita y nos pasaremos por Rivas a ver q tal, no la conozco aun. Animate! Lo mismo das otro bocadito ahora que estás en racha ;-)

Amig@mi@ dijo...

Muy bueno lo de spanjaard, yo pensé lo mismo, jeje.
Me quedo con la soliradidad de la chica que te ofreció el agua y la zancadilla que le he puesto yo desde aquí al que te la ROBÓ.
Y una pregunta, como puedes captar tanto detalle, corre, mirar las pulsaciones, contar los laps... todo a la vez?
Pero los hombres no eran capaces nada más que hacer las cosas de una en una ?
mira que no me gusta ... y me lo leo entero TIENES UN MÉRITO!!
Besos

Zerolito dijo...

Enhorabuena, Carlos. Has estado grande, aunque sigo pensando que los 47:xx están en cuanto quieras.

Anónimo, en Madrid tienes carreras, si no llanas, sí favorables tanto o más que Canillejas:
- Aranjuez
- Rivas
- San Silvestre Vallecana
- 10km Alcalá
- Trofeo Pàris
- Carrera Popular de Getafe (este año no ha habido, es verdad)
- ...
y otras como La Florida que aunque tienen una subida (y una bajada) tienen más de 6km llanos perfectos para regular e ir a por marca.

Congrats, Carlos, y gracias por contarlo tan bonito.

Carlos dijo...

Hita, sorry, no te contesté antes. Mi body no está para enfrentarse de nuevo a una carrera a tope esta semana, aparte de que al siguiente domingo corro el maratón de San Sebastián.

Darth, ¿sangre en la boca?, pero si no llegaba...

Santi, hubo momentos en que yo no lo vi tan claro...

Anónimo, recuerdo esa señal, e innumerables conos caídos, y vallas traicioneras... De pena.

Mayayo, contento estoy, pero hay que sacar enseñanzas de todo, y mejorar esa marca me costó más de lo pensado.

Montse, pues te aseguro que los hombres en carrera principalmente estamos pendientes de otra cosa... ¡Y es que hay que ver lo bien que os queda la ropa deportiva a las chicas...!

Zerolito, tú lo que quieres es picarme, bribón...

Gracias a tod@s. ;-)

Lander dijo...

Recuerdas esta carrera hace justo dos añitos?.. fué la primera que hicimos juntos. hicimos 52 minutazos.. tengo buen recuerdo. Allí también conocí al tio yoku, todo modosito el.. ainssss.

Lo que me jode es que veo que me vas a ganar en el próximo matraco, por eso me pongo tan pesao con que no te apures tanto jijijij

Un abrazo paquetón.

Alfonso dijo...

Enhorabuena por esa MMP. Y aún se espera más de ti. El detalle de la chica con e lagua, de los que hacen afición.

Raúl dijo...

Hola he visto que corriste la carrera de mi barrio, yo siempre la corrí, pero este año me decanté por la media de moratalaz, te tengo que dar la razón la organización deja mucho que desear y es demasiado cara, un saludo compañero