lunes, 2 de julio de 2007

¿Orgullo Gay?


En mi anterior entrada pasé deliberadamente de soslayo sobre las actividades del movimiento Gay en su Día, (o Semana), de Orgullo Gay, entre las que, en definitiva, se encontraba la celebración de la I Carrera de Orgullo, (repito que no conozco el motivo por el que se suprime "Gay" de su denominación).

Hoy quiero hacer una pequeña reflexión sobre el tema.

De entrada no entiendo en la época en la que estamos los prejuicios hacia los homosexuales, ni porqué a un colectivo como el suyo se le siguen negando derechos que se reconocen sin problemas a cualquier otro: inmigrantes, religiones, etnias minoritarias... Lo "distinto", entendiendo como distinto simplemente lo que se aparta de lo habitual, sin carga peyorativa por mi parte, siempre ha sido objeto de recelo, pero en el caso de la homosexualidad este recelo se convierte muchas veces en verdadero pavor irracional sin que yo haya sido capaz de entender nunca porqué.

Es cierto que al menos en este país se han dado pasos para reconocer al colectivo gay derechos que debieran de ser inherentes a cualquier persona por el mero hecho de serlo, y que salvo giro inesperado estamos en el camino de que desaparezca cualquier traza de discriminación legal porque a uno le gusten o no las personas del sexo contrario, pero queda mucho que hacer en cuanto a la mentalidad a nivel popular. Por desgracia sigue siendo poco "normal" ver a dos hombre cogidos de la mano dando un paseo fuera de determinadas zonas, y nos hace volver la cabeza si dos muchachas se besan en plena calle. Enseguida vienen los chistes fáciles, las frases hechas, quizá pronunciadas más por costumbre que por verdadera aversión a lo que vemos, pero que denotan que la verdadera igualdad no ha calado aún en la sociedad. Esto ocurrirá cuando nadie necesite declarar su homosexualidad como si estuviera obligado a ello, al igual que el resto no declaramos ser heterosexuales. Sólo entonces se verán con naturalidad estos comportamientos.

Es por ello por lo que determinadas manifestaciones me parecen contraproducentes. Aquellos que postulan la homosexualidad como motivo de exclusión, de distinción, de "rareza", de desgracia o incluso de enfermedad se frotan las manos cuando ven las pantallas de televisión llenas de "locazas" desfilando casi desnudas. Es esa vertiente de lo homosexual la que yo creo que perjudica más que beneficia al movimiento gay.

Durante el desfile del sábado vi a muchísimos homosexuales simplemente defendiendo sus derechos, la inmensa mayoría, y además, hay que reconocerlo, saben hacerlo con gracia y salero, pero mezclad@s entre ell@s se salpicaban de vez en cuando sujetos totalmente estrambóticos que provocan más risa que adhesiones a su causa. No tengo nada en contra de ell@s, pero no me parecen la mejor imagen que se puede exportar para reivindicarla. Creo que el movimiento gay debería hacer una reflexión al respecto y dejar perfectamente claro que una cosa es la defensa de sus legítimos derechos y otra los festivales tipo carnaval en los que, ahí sí, el absurdo, la parodia y el exceso pueden perfectamente campar a sus anchas. Si no, se seguirá juzgando la parafernalia en lugar del fondo.

En mi opinión la mejor imagen que puede dar el movimiento gay es la de dos jovenes, (varones), a cuyo lado vi parte del desfile. No tendrían más de veinte años. Ni su indumentaria ni sus ademanes delataban su condición de homosexuales. Sólo sus manos entrelazadas la dejaban ver. No hacían ostentación de ella ni la ocultaban, simplemente se comportaban como cualquier otra pareja: con ternura, con cariño. No pude por menos que fijarme en cómo se hablaban, como se miraban y se sonreían, con caricias, con amor, pero sobre todo, con naturalidad.

Pensé que si esa pareja fuera heterosexual la mayor parte de la gente la tomaría simplemente como una pareja encantadora, y creo que el camino a seguir para una verdadera normalización de la sociedad en este asunto es precisamente que los gays hagan valer sus derechos en la misma forma en que lo hacen otros colectivos: divulgando sus iniciativas políticas y sociales, buscando la verdadera normalización legal, luchando por un cambio de mentalidad popular, haciendo ver que el hecho de amar a una persona de su propio sexo realmente no les hace diferentes... Pero no con esas explosiones de maquillaje chirriante, pluma al viento y abdominal al descubierto cubierto de aceite que le restan la necesaria apariencia de seriedad.

No quisiera haber herido a nadie con esta entrada. Es sólo una expresión de mi opinión personal, que puede estar equivocada, pero que he intentado plasmar con todo el respeto posible. Al menos si he molestado a alguien espero que haya sido a los intransigentes, a los meapilas y a los hipócritas que interpretan torticeramente textos "sagrados". A ellos les dedico una última reflexión:

Si no hay nada más maravilloso que el amor, ¿porqué le damos tanta importacia a quien se le dirija?

12 comentarios:

Spanjaard dijo...

Peor y más terrible aún. Incluso si esa pareja fuera heterosexual, hoy en día es raro ver como la gente se besa por la calle o van cogidos de la mano fuera de las edades más calientes. Matrimonios que caminan separados, o él comiendo pipas y ella tirando de la bici del crío, o él que está trabajando o ella que no está, o él en el bar o ella aparcando el coche, o ella huyendo de él, que quiere matarla o simplemente se refiere a ella como "ésta".

Ahora estamos debatiendo en un colectivo sobre la sexualidad en la familia. Creete que la mayoría ve aberrante (sic) manifestar la sexualidad de la pareja con los niños delante. Tócate los cojones (pero que no te vea tu hija).

Peque Silvestre dijo...

Buena reflexión Carlos. Lamentablemente aún existen grandes diferencias pero con la LUCHA, estas se van limando.

Solo espero que en un futuro no muy lejano se normalice y todo el mundo pueda verlo con esos ojos que tu has puesto al reflejar este texto.

Un abrazo, Nacho.

ELMOREA dijo...

Pues yo soy optimista al respecto. Me parece que se ha avanzado un monton y la senda ya esta abierta. Cuando eramos crios (quiero pensar que no hace tanto, prefiero no echar cuentas) cosas como ver dos hombres agarrados de la mano era impensable, hoy, aunque nos llama la atencion por seguir siendo menos habitual que la pareja hetero, ya no nos hace realizar comentarios ni verlos como bichos raros, creo yo. Nadie se muere ya por tener hijos homosexuales o lesbianas (que le pregunten a Cheney). Estoy hoy positivista, no sé...

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Me siento identificado con tu forma de pensar en muchas cosas, de hecho creo que hacer un "Día del Orgullo Gay" es contraproducente, porque se está mostrando como algo diferente. Creo que sería más apropiado celebrar un "Día de la libertad sexual" en el que se celebrase la libertad de todo el mundo.

Sea como sea, al menos avanzamos despacio :)

Anónimo dijo...

Comparto tu reflexión maestro.
Da gusto leerte.
Un saludo.
Lander.

Carlos dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Yo también soy optimista. Creo firmemente que aunque alocada, la especie humana tiene dos dedos de frente y poco a poco la razón se abre camino. O quizá es que me he levantado optimista...

Un abrazo. ;-) :-)

Santi Palillo dijo...

Hay cosas peores Carlos, a mi tampoco me gusta mezclar churras con merinas.

Derechos si, exhibicionismo depende.

micra514 dijo...

pues por una vez y sin que sirva de precedente no estoy de acuerdo contigo, carlos.
yo no veo grandes diferencias (a nivel de derechos fundamentales) respecto a los heteros. los comentarios de la gente, pues imagino que con el paso del tiempo se pasará, si acaso solo les falta el tema de la adopción, pero ahí ya implicas a una tercera persona a la que no das opción de elegir.... eso sería muy largo de debatir aquí.

PD: a mi lo del desfile me parece una pamplinada y otro motivo mas para cortar el tráfico en madrid y fastidiar a la gente que trabaja, jeje.

Carlos dijo...

Micra, espero que sí sirva de precedente, si no vaya aburrimiento... ;-) :-)

Quizá aquí no haya muchas diferencias a nivel legal Micra desde un tiempo muy reciente, (esta legislatura), pero en un ámbito algo más global todavía esa igualdad legal no está conseguida. Y sal de europa y verás paises donde directamente aún es delito grave ser homosexual.

De la igualdad a nivel "de calle" ni hablamos, aunque sí, creo que es cuestión de tiempo.

En cuanto a lo de los cortes de circulación, pues al menos esta gente llevaba carrozas, se divierten, dan espectáculo... Anda que yo a veces he tenido que esperar por un montón de gente en paños menores que les da por correr por el centro de madrid, ¡como si nu hubiera campo...! :-P :-D

Un abrazo. ;-) :-)

merak dijo...

pues tienes toda la razón, pero tranquilo, solo hay que empezar, la educacion de las personas no cambian de un dia para otro y todo llegará.
abrazos

anita dijo...

SI, es verdad que el tema de las "locas" no ayuda en nada a lo que buscan con este tipo de "movilizaciones" pero, es tan amplia la gama que hay dentro de ese "orgullo gay" están los homosexuales o lesbianas, los transexuales, los travestis, las Queen Diva ufff, son demasiadas cosas que abarca el ser "gay" o "puto" (como se le dice acá).

Pero me gustan tus palabras Carlos, un beso!

Anónimo dijo...

Hola colegas ,soy Andres Augusto De Pietro , lleve una vida heterosexual por años , sufriendo como un perro , a pesar de todo tengo una hija que me ilumina la vida . Cuando era joven experimente con mis amigos Marcelo reales y otros. Pero desde hace unos meses mi vida es felicidad , pude salir del armario , y agradezco a sitios como este que me llenan de orgullo MUCHAS GRACIAS!!!!