miércoles, 4 de julio de 2012

Streak 1:4 Tirando de egoísmo.

1-4_04-07-12

Por estas fechas, hace dos años, pasé por la peor época de mi vida hasta ahora. Fue en esos momentos en los que eché de menos alguna llamada y algún hombro que creía amigos, pero también hubo quien me demostró más cariño del que yo esperaba. Una de esas personas me hizo ver lo necesaria que era una cierta dosis de egoísmo, de concedernos de vez en cuando momentos, rincones personales, dedicados en exclusiva a nosotros mismos. Tenía razón: darse en exceso a los demás muchas veces conduce al abuso, y como me dijo otro amigo muy recientemente: “de bueno a tonto hay un paso”.

Casi dos horas a pleno sol (deliberado, hoy he salido con una cierta vena masoquista, decidido a sufrir, cabreado como estaba por una mala mañana) con una milla de trote suave al final. Al no llevar calcetines y haber hecho la milla descalzo por primera vez en meses me han salido incontables, aunque pequeñas ampollas en las plantas de los pies.