lunes, 1 de agosto de 2011

Roto. Otra vez…

(Fotograf\355a de p\341gina completa) De nuevo la tendinitis de pata de ganso. Ahora en la rodilla derecha, envidiosa de que su gemela izquierda la hubiera padecido hace unos meses. Y la traidora lesión ha llegado sin avisar en el momento en que mejor me encontraba desde que a finales del año pasado retomara los entrenamientos, y una vez superados los problemas de alergia mal tratada que provocaron mi “fiasco” en el pasado MAM.

El dieciséis de julio corrí la estupenda y muy recomendable Carrera Nocturna Miaccum, organizada por el Ayuntamiento de Collado Mediano y que este año celebraba su segunda edición. Como digo, no puedo hablar más que bondades de una carrera bien organizada, con precio ajustado, original (ya que es nocturna y se corre por los caminos, algunos bastante técnicos, que rodean el yacimiento romano Miaccum, para lo cual es imprescindible el uso de frontal) y en definitiva, divertidísima carrera a la que seguro volveré. Hay carreras para los peques, concurso de disfraces… Además se obsequia con una buena bolsa del corredor a los inscritos y una degustación de chorizo a la sidra al terminar ¿se puede pedir más? Sí, participar con un puñado de buenos amigos, como fue el caso. Allí estuvieron El Corredor de la Fruta, Paco Izga, Javi Txamo, Charli (al que va siendo habitual encontrarme en carreras)…

Durante todo el recorrido, casi once kilómetros con algún tramo complicado de pasar incluso con el frontal, las sensaciones fueron estupendas. En todo momento corrí con el freno de mano, con suficientes reservas para adelantar con solvencia en cualquier terreno, incluso subiendo, pensando en ir acumulando kilómetros de cara a la Madrid-Segovia, objetivo principal hasta este momento de la temporada verano-otoño. Creo que todos tuvimos más de un tropezón, y en concreto, varias veces mi pie derecho se quedó “clavado” un palmo antes de lo debido en pequeños resaltes del terreno cuya profundidad la luz del frontal no acertaba a destacar. Aunque no llegué a caer sí cargué en esas ocasiones muy bruscamente el peso del cuerpo (y su considerable inercia) sobre esa rodilla, lo que intuyo que pudo ser el origen de la tendinitis.  No obstante, durante la hora y pico que siguió al final de la carrera, y que pasamos de pie, no noté nada más que el lógico cansancio.

Según aparcaba el coche en Avila, ya de madrugada, y aún con el saborcillo del chorizo a la sidra en los labios y la satisfacción de tener por fin buenas sensaciones en una carrera después de tantísimo tiempo, pensaba en escribir una de mis crónicas-tocho a la altura de la ocasión. Pero al bajar del coche e intentar apoyar la pierna derecha noté el punzante y familiar dolor el la parte interna de la rodilla… ¡Coño, no. Ahora no. Otra vez no…!

De esto hace ya dos semanas en las que he visitado varias veces al fisio, he tomado antiinflamatorios, me he puesto hielo, he estirado los isquios… Todo lo posible en busca de un milagro que no se ha producido. Ayer mismo, con apenas veinte minutos de rodaje tuve que abortar el entrenamiento y decidí no participar en la Madrid-Segovia y descansar hasta la total recuperación del tendón.

Me encuentro deportivamente frustrado y anímicamente cabreado. Pero no queda otra que tener paciencia y empezar de nuevo en cuanto el puñetero tendón me deje. Es una lástima pues estaba muy ilusionado con ese ultra, que hubiera servido para quitarme el mal sabor de boca del MAM, pero habrá que apuntarlo en el debe y tendrá que ser otro año…

Entretanto, y a la espera de definir futuros objetivos en función del tiempo de recuperación (siempre desesperadamente largo), mi febril cabecita anda dándole vueltas a un nuevo enfoque de esto del correr. Pero eso es otra historia de la que ya hablaré con más calma…

Enlaces (de la web del Ayuntamiento de Collado Mediano):

Clasificaciones.

Fotos carrera niños.

Fotos del “ambiente” de la carrera.

Fotos carrera adultos 1.

Fotos carrera adultos 2.

7 comentarios:

Quique dijo...

Mucho Animo Carlos!!! has hecho bien en parar y dar tiempo a curar esa rodilla...

Un saludo
Quique

Charli dijo...

Haces muy bien en parar, que las tendinitis son de lo más puñeteras, yo las padezco cíclicamente en el rotuliano y son lentas de narices.

Yo tomo colágeno de herbolario habitualmente y me va bastante bien...

Ánimo y a recuperarse

Abuelo Runner dijo...

Paciencia amigo y a recuperarse que es lo mas importante ahora.

mayayo dijo...

Que rabia Carlos!!
en fin, mal trago pero toca pasarlo con la mejor cara posible.
Ya lo has hecho antes, y has vuelto mas fuerte y quizá hasta un algo mas sabio. Esperemos que en esta ocasión lo saques adelante de nuevo.

De momento, animo y si le va bien a la rodilla siempre puedes disfruta de tantas otras cosas que valen la pena en el monte: compartir rutas con la familia, encontrar fotos mágicas donde menos esperabas, descubrir una senda por primera vez...

Y ya contarás cuando gustes ese nuevo enfoque que comentas

Commedia dijo...

Ánimo con esa recuperación, Carlos!!!

Y si ese "nuevo enfoque" tiene algo que ver con lo que hemos hablado, cuenta conmigo para buscarlo juntos. El resultado (bueno o menos bueno) importa menos que las experiencias vividas, siempre buscando volver a sentir "la primera vez".

Carlos dijo...

QUIQUE, no había otra opción que el parón.

Charli, por desgracia ya he padecido varias tendinitis y sí, son especialmente pesadas. Tomo nota de lo del colágeno.

Abuelo Runner, gracias y bienvenido por aquí.

Mayayo, como dices, hay otras maneras de disfrutar, y subir a la montaña es una de ellas. Habrá que darle a la bota en lugar de a la zapa, jejeje...

Commedia, contestado estás. Aunque los años me han vuelto de un descreído casi absoluto, siempre queda la ilusión de encontrar un nuevo camino.

Gracias a tod@s. ;-)

Amig@mi@ dijo...

ESpero que ya que ES, sea leve.
Un abrazo y mucho ÁNIMO.
;)