jueves, 11 de agosto de 2011

¿Es aún tiempo de aprender?

 El corredor Tarahumara Arnulfo Quimare junto al ultrero Scott Jurek.

Antes de empezar a leer, mirad atentamente la foto de arriba, intentad sacar alguna conclusión antes de seguir. De alguna manera esta imagen resume todo lo que viene después…

Hace unos meses cayó en mis manos el libro El Correr Chi, de Danny Dreyer, creador del denominado Chi Running, un “método” de carrera que promete correr con menos esfuerzo y sobre todo, con menos lesiones. Escrito en el tono algo infantiloide del clásico libro de autoayuda, muy del gusto estadounidense entre el que ha tenido gran difusión, en el libro se detallan los pasos para obtener una técnica de carrera eficiente y poco agresiva para nuestro organismo. A grandes rasgos podríamos sintetizar y decir que esta “técnica” se basa en no efectuar el apoyo del pie con el talón, como hacemos la mayoría de los  corredores populares (no tanto los pros, y si no, fijaos en los vídeos de los recordman) evitando de esta manera que parte de nuestra energía nos “rebote” frenándonos y provocándonos tensiones innecesarias en músculos, tendones y articulaciones, lo que constituye el origen de muchas de nuestras lesiones. La pisada ideal, según Dreyer, se debe efectuar sobre el metatarso y no por delante de nosotros, sino justo por debajo de nuestro centro de gravedad. Para conseguirlo nos ayudará aumentar la cadencia de paso, fijándola por encima de los ciento setenta o ciento ochenta pasos por minuto, y mantener una correcta postura, recta, pero no erguida, con una ligera inclinación hacia adelante que surja desde los tobillos, no doblándonos desde nuestras caderas. Otro asunto en el que incide mucho El Correr Chi es en mantener en todo momento la concentración en la forma de correr y la relajación del resto de nuestra musculatura no implicada en la carrera.

A ver, uno es lo suficientemente mayor como para no creer en milagros, pero también lo suficientemente sensato (creo) y abierto de mente como para no creer tampoco en dogmas. El Correr Chi no es la panacea ni posiblemente le sea de utilidad a corredores experimentados que hayan tenido la suerte de contar con un buen entrenador que les haya depurado su forma de correr, pero aquellos que nunca nos hemos parado a pensar en los detalles de nuestra técnica sí podemos entresacar buenos consejos. Yo siempre había pensado que mi cadencia, extremadamente lenta, era muy eficiente al dar menos pasos por minuto que otros corredores, lo que creía que me ahorraba un buen pellizco de energía. Pero al aumentarla, al concentrarme en mi braceo, en la postura de mi cabeza… me di cuenta de que podía mantener los mismos ritmos con algo menos esfuerzo y sobre todo, con menos fatiga muscular.

Seguí indagando en internet, buscando en foros, blogs… y oí hablar del Método Pose, según algunos “inspirador” del Chi Running, y desarrollado por el Doctor Nicholas Romanov. En esencia es muy parecido al anterior, quizá algo más desarrollado científicamente y menos filosófico que el Chi Running, aunque ambos tienen en común lo fundamental: eliminar todo aquel movimiento corporal que provoque un freno en la dirección en que nos movemos. Bien, eso es fácil de entender y parece lógico.

Más difícil es asumir que TAMPOCO DEBEMOS PROPULSARNOS hacia adelante con nuestros pies mientras corremos… ¿Eso que suena es una cabeza estallando?

Una de las citas que he leído en este tiempo dice así: correr es una caída controlada, y, teóricamente, de eso se trata: hacer que la fuerza de la gravedad nos impulse hacia adelante sin que nosotros “empujemos” o “tiremos” de nuestro cuerpo, ahorrando así otro buen pellizco de energía. Nosotros simplemente debemos dejarle hacer a las leyes físicas su trabajo. Quizá un vídeo sea más explicativo: evidentemente en una pista de hielo apenas podemos impulsar con nuestros pies pues resbalaríamos ¿no? El Pose Method tien su propio canal en Youtube: PoseTV, en él podemos ver al Doctor Romanov haciendo precisamente eso: correr sobre hielo. Y a buen ritmo además…

Sigo buscando… Este tema cada vez me va interesando más. Entresacando entre la morralla que solo sirve para rellenar párrafos y procurando tener en cuenta espurios intereses comerciales y sentencias filosóficas cuya única intención es adornar el mensaje, encuentro bastante lógica y algo de sentido.

En el mismo canal puedo ver al Doctor Romanov corriendo con… ¿qué demonios es eso?

¿Five Fingers? ¿unos guantes para pies? ¿y qué es eso de lo que habla? ¿barefoot? ¿correr descalzo? Mis rodillas gimen lastimeras, mis talones duelen solo de pensarlo…

Pues sí, parece ser que el uso de zapatillas con mucha amortiguación “adormece” la propiocepción de nuestros pies haciéndoles asumir un impacto mucho mayor del que soportarían yendo descalzos o con una mínima protección, como la que incorporan las denominadas zapatillas minimalistas. De hecho, estas zapatillas son casi idénticas a las que generalmente usan los campeones en sus competiciones, las denominadas “voladoras”. Zapatillas muy bajas y con muy poca amortiguación que según la opinión dominante solo pueden utilizar corredores de muy bajo peso… o corredores con una buena técnica, añaden los corredores descalzos-minimalistas. El barefoot y el correr minimalista defiende que en las últimas décadas nos hemos visto envueltos en una especie de bucle absurdo en el que por las grandes marcas se nos ofrecen (teóricamente para nuestra protección) una zapatillas que cumplen su función quizá en exceso, que no dejan “sentir” el suelo, que impiden que sea el propio cuerpo el que haga los ajustes necesarios para absorber el impacto de nuestra pisada, lo que hace que tengamos una técnica pobre de carrera que no aprovecha la delicada y maravillosa amortiguación diseñada durante miles de años por la madre naturaleza, por lo que necesitamos protección adicional, que nos hará perder aún más sensación de terreno y tener peor técnica si cabe, así que necesitaremos zapatillas aún más robustas que producirán que… ¿Entendéis el mensaje?

En las imágenes de abajo se pueden ver esquemáticamente las dos formas de pisada enfrentadas, la pisada de talón y la de metatarso:

Artículo del Daily Mail del que he extraído las imágenes que encabezan esta entrada en el que se mantiene que quizá nuestras estupendísimas (y carísimas) zapatillas quizá no solo no sean beneficiosas, sino incluso perjudiciales para nuestras articulaciones, músculos y tendones.

Aquí otro artículo de la web Sobreentrenamiento.com en el que aunque se admite que no hay estudios concluyentes, sí parece existir una menor tasa de lesión en corredores descalzos o con zapatillas minimalistas que en aquellos que usan zapatillas con amortiguación, siempre, claro está, que el corredor descalzo-minimalista corra con una buena técnica, algo que por otra parte según ellos se obtiene (con un poco de paciencia) de una forma casi instintiva cuando te quitas las zapatillas con amortiguación.

La idea (o el ideal) sería algo parecido a esto. Si no andáis muy bien de inglés pulsad el icono CC para que se visualicen los subtítulos  y en cualquier caso, corredores o no, subid el volumen de vuestros altavoces para disfrutar con este delicioso vídeo:

Como se puede leer en los títulos sobre impresos (entre el minuto uno y minuto uno y diez segundos): NO SE TRATA DE CORRER DESCALZO, SINO DE CORRER CON LA TECNICA DE CORRER DESCALZO.

Y aquí vuelvo a la imagen que encabeza la entrada. En ella se puede ver a Scott Jurek, uno de los grandes del ultrafondo a nivel mundial, junto a Arnulfo Quimare, un indio Tarahumara que consiguió batirle en el Cooper Canyon Ultramarathon (ver nota al final) ¿Las claves? Quizá la técnica de carrera: ved como Arnulfo “ataca” el suelo de metatarso mientras Scott lo hace de talón (de un simple vistazo podemos ser conscientes de la fuerza de reacción de ese suelo sobre sus rodillas y caderas cuando ese talón aterrice) ¿Otras razones? ¿Quizá porque el gesto, la pose… es mucho más relajada en Arnulfo? ¿Será que correr es un juego al que hemos olvidado jugar? Comparad la ropa, el equipamiento (Arnulfo Quimare no lleva ni reloj) y especialmente el calzado: las mejores zapatillas que la tecnología pudo proporcionarle a Scott Jurek contra unos Huaraches (sandalias, sí, unas simples sandalias) de Arnulfo. Al menos da que pensar…

Volveré sobre este tema, pero de momento, por si he conseguido despertar tu interés:

Algunos enlaces sobre técnica de carrera y barefoot:

Chi Running (web oficial)

Pose Method (web oficial)

Web Barefootrunners.

Web Therunningbarefoot.

Vídeos sobre técnica de carrera en Youtube (recopilación mía)

Vídeos sobre barefoot en Youtube (recopilación mía)

Barefoot en español:

Correr Descalzos.

Zapatillas minimalistas.

Iniciación al barefoot (Facebook)

Nota. En honor a la verdad Scott Jurek fue vencido por Arnulfo Quimare en 2006. Pero en 2007 se tomó cumplida venganza… Aunque cabría preguntarnos: ¿aprendió Jurek los “secretos” de Arnulfo Quimare y por eso le derrotó al año siguiente?

Edito la entrada para añadir un vídeo que me sugiere Vivi en un reciente comentario, Gracias Vivi:

Minimalista VS. tradicional from Tristan Dubois on Vimeo.

7 comentarios:

Juanma M. Pinto dijo...

Interesantísimo, me ha encantado la entrada.
Saludos

Gonzalo Quintana dijo...

A pesar de los supuestos beneficios, tengo ya 40 años y no me apetece probar a correr sin amortiguación. He tenido mucha suerte y en más de 20 años nunca me he lesionado con lo que si algo funciona...
Hay estudios también que comienzan a afirmar que hay una epidemia de lesiones en USA por la moda del minimalismo. Los médicos se frotan las manos haciendo caja .

Carlos dijo...

Juanma, pues gracias y bienvenido por aquí.

Gonzalo, no puedo rebatirte. Incluso entre los corredores descalzos o minimalistas se admite que no hay estudios integrales y verdaderamente concluyentes, así que hay que ir a la propia experiencia y a "experimientos" parciales que muchas veces no están del todo contextualizados. Evidentemente, si yo no me hubiera lesionado en 20 años como tú, tampoco andaba dándole vueltas al asunto.

Gracias a los dos. ;-)

Charli dijo...

No hago más que leer sobre el tema últimamente, y no cuestiono que la base científica sea mala, todo lo contrario, pero no acabo de verle la ventaja si hay alguna patología previa (rodillas sobre todo).

Yo de momento me abstengo de probar, aunque el tema me llama la atención...

Saturnino dijo...

Gracias por compartir con nosotros rupequeño estudio.
Ya sabes que cuando hay más de una opción siempre habrá defensores de una y de otra; lo mejor es probar lo que mejor nos vaya. Pronto veremos en las carreras a corredores con esas nuevas "zapatillas", que bien parecen calcetines; pero es lo que tienen las nuevas tecnologías.
Un abrazo.

Vivi dijo...

Excelente recopilación de información y enlaces.

Creo que este no lo tienes http://www.therunningclinic.ca/blog/2011/11/kmags-footwear-debate-blaise-duboiss-presentation-with-english-and-spanish-subtitles/

Respecto al calzado minimalista o con amortigüación creo que depende del peso del corredor, de su biomecánica, de su técnica, etc.

Carlos dijo...

Muchas gracias Vivi. Efectivamente, ese enlace no lo tenía... entre otras cosas porque la entrada es anterior a su publicación... Gustosamente lo añado. Un saludo.;-)