lunes, 20 de junio de 2011

Pares, impares…

Foto tomada de la web Avila Digital 

¡Ay, como estaban por la tarde los ojillos de alguno de los que en ella sale, jejeje!

Pares-impares. También podría haberse llamado blancos-azules, solteros contra casados (bueno, esto mejor no: los solteros tienen ventaja) caracoles-tortugas o Montoyas-Tarantos. El caso es que desde hace varios años el Club Ecosport al que pertenezco organiza, a modo de cierre de temporada, una carrera en la que de forma aleatoria los participantes se dividen en dos grupos sumándose el puesto en meta de cada uno de ellos. Al final, el equipo que menos puntos tiene, gana. ¿El qué? pues básicamente el derecho a la burla sin compasión sobre el otro equipo.

Este año, a pesar de la enorme suerte de tenerme entre sus filas, perdió el equipo de los pares al que el dorsal 042 me hizo pertenecer... El bochorno de la derrota pronto quedó olvidado, gracias fundamentalmente al grifo de cerveza y al cuchillo jamonero que había en meta y que ayer se ganaron más que bien el jornal (dos jamones, dos, que cayeron). Después de tan sabroso avituallamiento final y de convenientemente duchados, degustamos en el mismo parque una paella y parrillada, alargadas en agradable sobremesa en la que no faltaron cafés, chupitos (cuando no güiscazos), muses y fútbol para los más atrevidos, además de las mil y una anécdotas, chascarrillos y cotilleos varios que siempre surgen al calor de la buena compañía. Una jornada de confraternización de lo más agradable.

La carrera en sí tiene doce kilómetros, fundamentalmente de camino, aunque hay unos tres kilómetros de asfalto y un par de ellos de sendero, terminando en el Parque de El Soto. Después de haber corrido el MAM el domingo anterior, tenía ganas de ver cómo estaba de recuperado y sobre todo, comprobar si la sospecha de que mis pésimas sensaciones ese día se debían a haber suspendido la medicación contra la alergia antes de tiempo (empecé a tomarla de nuevo el lunes pasado a ver si así…) Y a pesar de que lógicamente no estoy al cien por cien, y de que ayer hizo un fortísimo calor que afectó a los tiempos realizados, lo cierto es que sí pude exprimirme a tope, y si no hice mejor tiempo fue porque no había más. A mayores, esta mañana he estado en el médico. Después de comentarle mis molestias, y proceder a auscultarme, tomarme la tensión y practicar  un electro, la doctora coincide conmigo en que con toda probabilidad los problemas se deben a la alergia. Cada vez que lo pienso se me queda cara de gilipollas, pues es algo en lo que debería haber reparado antes, pero ya no hay más remedio que aprender la lección y tenerlo en cuenta en un futuro. Como descargo, que nunca había sentido que mi alergia me provocara más molestias que el picor de ojos, la rinitis y los estornudos, nunca problemas bronquiales.

Por supuesto que se hicieron cientos de fotos. En cuanto tenga alguna (habrá que expurgar las más vergonzosas, esas en las que la peña aparece con vampirescos ojos inyectados en sangre y con un más que dudoso estado de equilibrio) actualizaré la entrada.

Reseña de la carrera publicada por Avila Digital y de la que he tomado la foto que encabeza la entrada.

7 comentarios:

*Pegasus* dijo...

Buena crónica, Carlos.

La carrera suena a evento divertido, no había oído hablar de ella hasta ahora.

Estuve en el Cross de Ávila organizado por tu club en enero y me pareció una de las pruebas mejor gestionadas en las que he participado hasta ahora.

Cuídate esa alergia. A mí me va muy bien la homeopatía (recetada por un especialista y adquirida en farmacia) para eliminar las molestias y evitar los efectos secundarios.

Amig@mi@ dijo...

Cómo os lo montais, Carlos. jaja... Me río de los ojos de vampiro y la falta de equilibrio.
Seguro que exageras.
Mi Carlos, cuando era más pequeño sufría de asma alérgico. O sea, que a mí no me pilla de sorpresa.
Me alegro de que todo se arregle con una pastillita más o menos.
Besos

Charli dijo...

Me tienes que empezar a recomendar carreras y eventos de este calibre...

Un saludo,

Carlos dijo...

Pegasus, gracias. Espero que repitas en el Cross al año que viene y nos podamos tomar un café.

Montse, no exagero, créeme...

Charli, invitado quedas. Aunque fundamentalmente es una carrera a nivel de club, puede apuntarse quien quiera. 1€ la inscripción (sí, 1€, no es un error) y 6€ la comida.

Gracias a los tres. ;-)

Sylvie dijo...

Con ese fin de fiesta, no sé ni cómo se os ocurre esforzaros en exceso...¡¡¡si ahí ganáis todos!!!...

Felicidades por tanta diversión y por estar más que recuperado de la MAM a pesar de esa alergia.

Eres un campeón, Carlitos!!...un campeón de la vida, que es ser más campeón que de los podiums!!!

mayayo dijo...

Aqui base Avila NASA llamando a cohete Apolo42: "Corrija trayectoria, ha salido usted demasiado rápido y se va salir de pista..."

Alegría pues, Carlos, y tema resuelto. Ahhh esto de correr por el monte es tan bonito: Hay mil factores q tener en cuenta, y no acertar en uno solo de ellos te puede dejar KO. Igual ese es su encanto, no? aquí nunca deja uno de aprender...y divertirse ;-)

spanjaard dijo...

Bueno, paisano, en Madrid organizan la Norte-Sur, la Madrid-Aleti y solo nos falta la rojos contra fachas. Está en el ser humano lo de enfrentarse y sacarse los ojos.
Menos mal que en Avila parece que tomáis la senda del jamón y la cerveza. Sabiduría, ante todo.

Salú

SPJ