viernes, 23 de abril de 2010

Y se me llega el Mapoma…

Así, sin sentir, y sin entrenar…

El martes echaba cuentas de los kilómetros que había recorrido en lo que llevamos de año: doscientos veintinueve…, se dice pronto. Y teniendo en cuenta además que vengo de estar totalmente parado los anteriores seis meses.

En mi nivel de exigencia habitual, que como sabéis tampoco es que sea muy alto la verdad, esa kilometraje debería haber caído al menos de media mensual para afrontar el maratón con ciertas garantías, pero como he dejado ya escrito en este blog varias veces: es lo que hay…

Y por si creéis que ese es todo mi problema, estáis equivocados: después del Medio Maratón de Madrid sólo he corrido un día: el martes de la semana pasada, y al llegar a casa el gemelo derecho dolía. Es una lesión recurrente que me ha costado ya dos maratones: el Mapoma de dos mil seis si mal no recuerdo, y el de San Sebastián de dos mil ocho. Parece que es esa parte de mí la única que se acojona ante un maratón...

Según mi fisio es una inflamación de la fascia que une las dos partes del gemelo: interno y externo, y siempre me ocurre en la pierna derecha. Ved la imagen de debajo que se explica mucho mejor que yo. Lesión leve, de fácil tratamiento y rápida evolución siempre que repose unos días y le deje a él que me martirice un par de veces metiendo los dedos entre ambos músculos y recorriendo la fascia de abajo a arriba con toda la saña que le permiten sus fuertes manos...

Y no creáis que es todo. Tengo un fuerte golpe en la parte externa del muslo derecho. Ignoro con qué me lo pude hacer, quizá una mesa en el trabajo, pero durante unos días he tenido la zona hinchada, un gran hematoma y dolor al intentar agacharme o simplemente al caminar. Y más: en la sesión del lunes mi fisio me notó un bulto, presumiblemente de grasa, en el cuádriceps de mi pierna derecha. No molesta, pero me ha recomendado que no deje de consultarlo con el médico.

Del peso que he cogido durante el parón forzoso ni hablamos…

Total, que además de haber hecho una birria de kilometraje en los últimos meses y sin dar un paso en las dos últimas semanas me presento en el Mapoma gordo y lleno de “mataduras”… Cojonudo.

A mi favor, que será la decimocuarta muesca en esta distancia, y eso curte, (o te idiotiza y te vuelve inmune a cualquier razonamiento lógico, que todo pudiera ser), y que las expectativas son simplemente pasarlo bien con los amiguetes y terminarlo sin pensar en el ritmo a fin de hacer al menos una “tirada larga” de cara a ese GTP que cada vez veo a más distancia. También habrá que rezar, si es que me acuerdo, por que el pubis aguante, (que esa es otra, que no me veo yo a corto-medio plazo descolgándome por un cortafuegos sin romperme por dentro).

Este va a ser, de largo, el maratón que he afrontado en peores condiciones físicas. A ver qué sale…

8 comentarios:

Miguel dijo...

¡Hola Carlos!

Vaya, siento mucho el panorama. Pero se que tú estás muy por encima de todo eso. La experiencia es un grado, y de eso vas sobrado. Además, como bien dices en el blog este año tienes un reto tan apasionante que todo lo demás va condicionado a ello. ¡madre mía! ¡si hasta la maratón del domingo no es más que un entreno para ir enseñando a tu cuerpo el camino!

Espero que el domingo vaya todo muy bien, y que disfrutes del día y los compañeros, que eso es lo realmente importante.

Con todas las molestias, paciencia Paciencia y poco a poco, que aún quedan más de dos meses y vas a llegar perfecto a Julio. Mientras a sumar, que todo cuenta.

Disfrutar mucho el domingo. Espero que el cuerpo te vaya dando poco a poco una tregua. Un abrazo muy grande!!

Cocoloco Amamower dijo...

¡Ánimo, Carlos!

Lo tienes chupado. :-)

Basta con salir andando los primeros 5 Km., dejarse caer trotando hasta el 20º y a partir de ahí volver a andar (o trotar/correr el que pueda y quiera). ;-)

Consuélate en que no irás sobrecargado, una de las factores más influyentes a la hora de pinchar en un Maratón.

Amig@mi@ dijo...

¡Mira rico!,
mi espalda es una alcayata, el hombro izqierdo no hace nada más que dar por saco, tengo algo asi como un espolón en los dos talones,una vez al mes, cuando llego, mi osteópata me martiriza todo eso y más y, llevo dos años con 5 kilos de más.
A presumir de "cosas varias" vas a venir tú...
jaja
TE GANO, FIJO.
Por cierto, me compré el vibro Max. ;)
Te recuerdo: en invierno los huesos, y las antiguas lesiones se resienten. Y más en ese clima. Seguro que ahora mejoras.
Besosssssssssss

German Alonso dijo...

Y ¿qué gracia tendría hacerlo estando perfecto? jajaja. Lo tuyo es de estudio. Aún así seguro que hasta haces marca y todo. Un abrazo y espero verte por allí.

Ana dijo...

Je, y aun "gordo y lleno de mataduras" (qué gracia me ha hecho) yo creo que este también lo vas a disfrutar porque eres sabio ya en correrías. A ver si aprendo a tomarme estas cosas como tú, sería el doble de feliz en los maratones.

Mucha suerte, Carlos, estaremos por allí para animaros.

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Más mérito tendrá cuando lo consigas, mucha suerte y que no te duela nada!!!

mayayo dijo...

¿Quién dijo miedo?

Pues hala, sr Bolsón, Dios le de salud y buenos recuerdos tras ese nuevo paseo por el foro. Esta vez, bajo el sol mesetario a pleno.

Y allá a lo lejos, una travesía serrana que nos llama a todos.

Santi Palillo dijo...

Carlos tu te entrenas en secreto, no lo niegues ;-) he visto tus 3:40.

También he visto una foto de tu paso por la puerta del Sol en la que salgo yo entre el público, no te vi pasar, ibas muy disfrazao con esa gorra y las gafas de sol y no te reconocí, estuve allí haciendo fotos pero Lander me cazó a mí, a él tampoco le vi pero debimos estar muy cerca.

Enhorabuena, lesionao pero fuerte, fuerte.