miércoles, 18 de noviembre de 2009

De nuevo, el vértigo de sentirse vivo…

GetImage.asp Cercedilla. Mañana del veintiuno de junio. Minutos previos a la salida del MAM. Mi pulso está acelerado. No suele ser así en las salidas de otras carreras, de hecho creo saber mantener mis emociones bajo control mejor que la mayoría, pero hoy siento el rítmico golpeteo de mi corazón bajo el pecho. He pasado el control de chips y poco hay que hacer hasta la salida, que se retrasará unos minutos más de lo previsto. Son minutos largos en los que el reloj parece no avanzar, en los que  sea cual sea el incierto resultado de la apuesta que has formulado lo que deseas es que los dados empiecen a rodar. He saludado a mis amigos: a los Ultraoxígeno, expertos en estas lides y a los que no veré en toda la carrera, a Zerolito, principal inductor de que yo esté ahí en ese momento, a Aspen, un tipo calmado que ha tenido que comprar en la feria del corredor el último material para la carrera, a Guille, un buen tipo con el que espero compartir alguna correría... Pero ahora necesito unos segundos para mí. Es el momento de la reflexión, de organizar ideas, de darle el último pulido a la estrategia a seguir, de intentar tranquilizar ese golpeteo en el pecho... Cierro los ojos un par de segundos y pienso...

Llevo desde febrero viviendo de las rentas de la preparación para el Maratón de Sevilla, al que una enfermedad de mi esposa me impidió ir. Mi estado de forma dista mucho de ese pico y no es el óptimo para enfrentarme al MAM. Apenas tengo experiencia en carreras de montaña, y aún así las que he hecho distan muchísimo de esta que denomina supervivientes a quienes la acaban en las nueve horas del cierre. Conozco corredores de montaña de mucho más nivel que yo que aún no se han atrevido a dar el paso de estar hoy aquí, lo que me hace pensar en un exceso de atrevimiento por mi parte. Aunque conozco el recorrido no olvido que el primer entrenamiento "in situ" sobre veintiséis kilómetros de los cuarenta y cuatro totales de hoy, casi acaba conmigo, convirtiéndose de largo en la más dura experiencia deportiva que había tenido hasta entonces. Recuerdo las palabras de Mayayo, una de las personas que más y mejores consejos nos ofreció a Zerolito y a mí, mostrándome sutilmente una salida digna y sensata para esta mañana: el abandono en el segundo paso por Cotos, disfrutando del día y dejando la supervivencia para el año siguiente. Recuerdo también las de Yoku en el foro: el MAM es completamente distinto y sobre todo más duro que cualquier cosa que hayáis corrido hasta ahora. Recuerdo con una cierta ira, debidamente vengada nueve horas después, los sarcásticos y falsos "apoyos" de algún que otro corredor, tan atrapado en su propia mediocridad que sólo los fracasos ajenos le reportan una pequeña alegría. Recuerdo la llamada telefónica a Zerolito, en la que confieso mis dudas y temores: un titubeo en su decisión de correr hoy me hubiera arrastrado a mí sin duda, pues solo no estaría aquí. Repaso una vez más el plan, ritmos, tiempos de paso... Se lo que tengo que hacer, sólo necesito fuerzas para hacerlo. Es de estas de las que dudo. Mi corazón sigue latiendo fuerte. Lleva haciéndolo semanas recordándome que posiblemente no soy tan fuerte, no tan duro..., pero me siento VIVO como no ha conseguido hacer sentirme ninguna carrera en años.

Ahora todas esas dudas, esos temores que podrían reproducirse en el MAM 2010 se desvanecen como los últimos girones de niebla ante un radiante sol de primavera. Ahora el MAM 2010 puede convertirse, en una nueva huída hacia adelante para un paquete vocacional como yo, en un entrenamiento largo para la nueva bestia del atletismo montañero de la zona centro: el Gran Trail de Peñalara.

Sus números asustan: unos ciento diez kilómetros triscando por la Sierra de Madrid, buena parte de ellos por encima de los dos mil metros de altura, con una máxima de los dos mil cuatrocientos treinta que acredita Peñalara, cumbre tope de la Comunidad. Habrá pista forestal, camino, sendero, trochas, tramos de campo a través..., y piedra, muchísima piedra. Más de diez mil metros de desnivel acumulado, (esto me aterra aún más que la distancia total ya que, como referencia, el MAM, auto considerado como "posiblemente el maratón más duro del mundo", y hasta ahora la prueba más dura a la que me he enfrentado, acredita "sólo" cinco mil trescientos en sus cuarenta y cuatro kilómetros). Treinta horas para vencer el reto, lo que en mi nivel supone pasar una noche entera intentando no perder el rumbo, con el agravante de que ese día la luna estará en cuarto menguante.

Más datos. Aunque la organización dispondrá de varios puntos de avituallamientos, obliga a llevar un un mínimo de un litro de líquido y al menos quinientas calorías de alimento. Además un equipo mínimo compuesto de manta de supervivencia, silbato, chubasquero o cortavientos con capucha, venda, frontal con pilas de repuesto y gorra o buff y todo aquel otro que las circunstancias del día pudieran hacer necesario a juicio de la organización. Un mínimo de sentido común, que debería ser aportado por el propio corredor, aconsejaría llevar móvil, un gps con los tracks, (publicados en la propia web), algo de ropa de abrigo, un botiquín básico para solventar ampollas o pequeños cortes o rozaduras debidos a caídas, crema solar y en mi opinión, al menos tratándose de corredores que apuraríamos muchísimo el cierre de control, algo más de alimento y líquido. En mi caso no faltarán tampoco los bastones que tan buen resultado me dieron en el MAM.

Aunque algunas secciones de la página aún están en construcción, os recomiendo que la visitéis, pues está muy trabajada y aporta muchísima información.

Y de nuevo vienen las dudas y los miedos. De nuevo me enfrento al vértigo que supone un reto de incierto desenlace. Aquí no valen las rentas de un maratón de primavera, ni se perdonará dilapidar las fuerzas en carreras menores. De aquí a entonces sólo debería haber un único objetivo: el Gran Trail de Peñalara, y aún así, lo único que se seguro es que de nuevo todo será aún más duro y peor de aquello que he conocido antes.

Mi participación pasa por empezar a entrenar desde ya y no recaer en la puñetera lesión que me tiene apartado desde hace meses. Las salidas largas por montaña, (cuanto más largas mejor, lo que implica andar casi todo el tiempo), y a ser posible por el propio recorrido, tienen que cobrar mucho más protagonismo y serán la base de la preparación. Entre semana mucha cuesta y camino y poco o nada de asfalto. Una preparación al uso creo que no aportará mucho y apenas haré carreras de aquí a entonces, (y las que haga no será compitiéndolas). Y si todo se conjuga, el tres de julio, en Navacerrada recordaré esas mismas dudas, esos temores del principio, de nuevo será el recorrido el que muestre mi verdadera medida, empujando mi límites aún más allá de lo que los suponía o quebrándolos por exceso de autocomplacencia…

Pero en cualquier caso esa duda, ese miedo, de nuevo me harán sentir VIVO.

18 comentarios:

anita (la gurisa) dijo...

¡que buen objetivo en el horizonte!

dale para adelante que las lesiones se quedaarán atras!

besos

Amig@mi@ dijo...

Me alegro, no puedo leerlo, no doy para más, estoy con fiebre y los ojos me hacen chirivitas.
Pero me alegro de corazón de verte por aquí de nuevo y de que la vida vuelva a la normalidad pasito a pasito.
Besos ( bueno no, que te pego el virus)
;)

mayayo dijo...

Excelente noticia, Carlos!
Espero poder ser yo tambien de la partida en esa carrera, aunque no creo que me apunte además al MAM10.

La compañía del anillo no forma mal equipo, visto como nos salió el MAM, y los buenos ratos compartidos por el camino. Así que me encantaría compartir tambien entrenos por todo el Guadarrama hasta entonces.

Sugerencia: Pisarse varias veces el tramo puerto reventón-peñalara-la granja. Será muy muy peligroso en carrera a oscuras, aviso.

algaravía dijo...

Carlos

http://www.youtube.com/watch?v=NN5AmHDTZ0M&feature=related

Darth

Zerolito dijo...

Me has emocionado, jodío Carlos, recordando esos momentazos pre-MAM. No sabes (bueno, sí) el ansia que tenía por verte cruzar la meta en Cercedilla, y la alegría que nos diste a todos. Alegría que me has contagiado simplemente al leer el título de tu post. Gracias por tus palabras.

Porfa, en petit-comité (mi correo) me comentas la historia de ese "corredor" (?) socarrón.

Y claro, con Maese Mayayo como apoyo será todo más fácil. ¡El futuro mola!

Peque Silvestre dijo...

Una alegría enorme leerte de nuevo con esas ganas de correr y ¡¡Enorme esas reflexiones!! Ojalá pueda ser de la partida, pero todo se andará.

Un abrazo fuerte ¡¡Maestro ;)!!

Anónimo dijo...

Retos, aventuras, ilusiones. Eso es lo que los cuarentones necesitamos para seguir adelante.

Que nunca te falten.


Yoku

Locomotoro dijo...

"Recuerdo con una cierta ira, debidamente vengada nueve horas después, los sarcásticos y falsos "apoyos" de algún que otro corredor, tan atrapado en su propia mediocridad que sólo los fracasos ajenos le reportan una pequeña alegría"

Me has llenado de dudas Gebre, dado que yo fuí uno de los que te "apoye" con esa forma tan especial que yo tengo de hacerlo, entre otras razones porque yo no tenía ninguna duda de que ambos lo acabaríais.

Jorge Gómez dijo...

Que gran noticia que te hayas puesto en camino hacia el 3 de julio. Compartiremos miedos, dudas, esfuerzos, ilusiones... No te preguntes si sucederá. "Haz que suceda". Y espero VIVIR ese día a tu lado, y el de una gran compañia de locos. Benditos locos.

Abrazos.

Jorge.

Quique dijo...

Hola Carlos, mucha gente me ha comentado este nuevo reto que nace en Madrid, seguro que para la gente tan aventurera como tu será una prueba especial y que aprobarás con nota.....

Yo de momento me conformo con verlo desde la barrera...

Un saludo
Quique

Anónimo dijo...

...."yo fui uno de los que te "apoyé"....."
me recuerda al chiste de...
...."¡¿¿fuí yo señor??!...¿fui yo???...(judas dixit)
Carlos, ánimo, lo mejor será prepararlo y compartirlo, lo de menos el resultado final....

Carlos dijo...

ANITA, lo intetaremos...

MONTSE, mejórate guapa.

MAYAYO, ufff... Se me abren las cannes de sólo pensarlo.

ALGARAVIA, se te quiere tío.

ZEROLITO, aúpa esa comunidad. Ese GTP podría ser memorable.

YOKU, ¿y qué nos queda si no eso?. Démosle cumplida satisfacción a nuestras ínfulas atléticas, que la vergüenza la perdimos y el respeto nunca lo ganamos.

LOCOMOTORO, joer, me has dejado hecho polvo. Te he mandado un mail para explicarte todo. Tu apoyo, el de Mayayo, Yoku, y todos aquellos que me dijeron lo que pensaban fue muy importante. Ese tema no va por tí, ni mucho menos. Siento que me hayas malinterpretado.

JORGE, bendita, sí, porque cuando me viene un ramalazo de sensatez...

QUIQUE, más que aventurero yo diría facilón...

ANONIMO, dudo mucho que mi comentario vaya por tí, pues en caso contrario lo sabrías, jejeje...

Muchas gracias a tod@s. ;-)

Amig@mi@ dijo...

Carlos
Copiado de mi blog ;)
Para las presentaciones utilizo el Proshow gold, pero ya sabes mis limitaciones, por eso no quedan muy allá.
Es fácil de usar, pero las imagenes pierden mucha calidad y además para que no pese tanto yo las comprimo antes.
Si sabes como puedo mandartelo y lo quieres dímelo. El "demo" marca todas las imágenes :(
Un abrazo

Saturnino dijo...

Me alegra un montón que vuelvas a es loco mundo del correr, que vuelvas a tener un objetivo (bonito y grande a la vez), y sobre todo porque a partir de ahora podremos leerte más a menudo.
Ahora a entrenar, que el tiempo vuela y el 3 de julio llegará antes de que te des cuenta.
Un abrazo.

Rafa dijo...

Hola Carlos, uf le da a uno un "repelus" leer las caracteristicas de la prueba que yo no dormiría jejejeje.
De todas formas desde mi punto de vista lo que hay que tener más fuerte en estas pruebas independientemente de las piernas y la preparación física en general es el "COCO", hay que tener una cabeza muy motivada y la autoestima para conseguir los retos muy pero que muy alta, que por lo que te leo, de eso vas bien.
Yo he hecho varias veces los 100 km en 24 horas que hacen aire libre y corricolari, pero vamos un juego de niños comparado con esto.
Mucha suerte Carlos y te seguire leyendo para ver como vas de cara a este reto/límite/aventura/competición, para super seres humanos.
Un saludo
Rafa

Lander dijo...

que no se te olvide la rebequita, que tu ya tienes unos añitos....
Bueno, si no yo la llevaré.

Mucho ánimo en tu nuevo reto y auqnue esta feo dar consejillos al maestro, sabes con con constancia y mucha prudencia se puede hacer todo.

Un abrazo

Ana dijo...

Suerte, Carlos. Si en el MAM te llaman superviviente, con esto deberían llamarte extraterrestre. Que te salga muy bien la preparación.

Fer dijo...

¡Qué tentador!