sábado, 10 de octubre de 2009

Sierra de Avila. Ermita de las Fuentes.

Estaba previsto que la salida de este sábado fuera de nuevo a la Laguna Grande de Gredos, dado que en nuestra anterior visita mi hijo no consiguió uno de sus objetivos: ver una Salamandra Almanzoris, endémica de la zona. Comentándolo con mi cuñado nos dijo que se apuntaba a la caza de tan esquiva especie…, para el lunes, así que hoy hemos decidido hacer una ruta más cerca de casa, (y así ahorrarnos el madrugón), por la denominada Sierra de Avila, a la que eché el ojo en el blog de Ismael. Lo de llegar a este blog ha tenido su gracia y no deja de demostrar que el mundo es un pañuelo. Lo hice buscando precisamente rutas sencillas en los alrededores de Avila para ir con mi hijos. Curioseando, vi que en julio tenía una entrada titulada Serrota, y cual no fue mi sorpresa al darme cuenta de que Ismael es uno de los dos montañeros que Zerolito y yo nos encontramos justo en el pico de La Serrota el día en que ambos nos hicimos ese “kilómetro vertical” desde Pradosegar, y de hecho son los autores de las fotos de la entrada de Zerolito en que se nos ve a ambos. Ese día no vimos a nadie más en toda la mañana...

Casualidades aparte, la idea era repetir más o menos el recorrido que él detalla en esta entrada, acortándolo algo y demorándonos en visitar la Ermita de Nuestra Señora de las Fuentes, (nacimiento del río Almar, afluente del Tormes), y la Necrópolis de la Coba, ambas en el término municipal de San Juan del Olmo y muy cerca del Puerto de las Fuentes, inicio de la excursión. Aquí tenéis el mapa de la zona en .pdf.

Aunque no he podido encontrar mucha información acerca de ella, la Ermita de Nra. Sra. de las Fuentes es un edificio del Siglo XVII que se levantó en el lugar de una ermita anterior cuyos orígenes podrían incluso remontarse a la época romana, en que se situaría allí un santuario a la diosa del agua aprovechando el manantial del que surgía el ahora Río Almar. Al cristianizarse el poblado de La Coba, lo hizo también el santuario, construyéndose la primitiva ermita. Aquí el enlace que tomo como fuente de esta escasa información. En el exterior de la ermita hay dos fuentes también del Siglo XVII cuyos reboses constituyen el inicio del Río Almar.

Sobre la necrópolis de la Coba os recomiendo que pulséis el enlace, con información completísima, gracias a la web Territorio Vetón.

La excursión se completará con una ruta que nos llevará desde el Puerto de las Fuentes, al lado de la ermita, al Alto de las Fuentes, Cabeza Mesá, bajar por la cabecera del Arroyo Gamonal de la Cruz hasta el cruce del camino que une Vadillo de la Sierra con San Juan del Olmo, girando en él hacia la derecha y remontar dejando a nuestra derecha el cerro del Cervunal por los caminos que adivino en el plano, hasta dar de nuevo con la ermita.

Arte, historia y un saludable paseo en compañía de mis hijos. La mañana promete…

Pero “la mañana” amanece gris y plomiza. Nubes finas pero bajas cubre el cielo de Avila sin llegar a ser niebla, pero al comenzar la subida desde Muñana hasta San Juan del Olmo y ganar altura nos cubre la oscuridad. Por fortuna esta dura poco. Al seguir subiendo cota, (el puerto de Las Fuentes acredita sus buenos 1500m), el día se va aclarando. No obstante los primeros pasos estarán rodeados de ese aura neblinosa, inquietante y misteriosa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Este es el aspecto con el que nos recibe la ermita de Nuestra Sra. de las Fuentes…

Justo al lado de la ermita, entre esta y la carretera hay un sendero que trepa de nuevo al puerto, al que llegamos en unos quinientos metros. Allí comienza el camino de servicio del recién construido parque eólico, que de hecho sigue en obras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Vista de la ermita desde el inicio del camino. La niebla se disipaba…

Ismael, en esta entrada ya se dolía de su construcción, y es cierto que incluso para alguien tan convencido del uso de energías renovables como yo, le choca la manera en que este se está llevando a cabo, con una destrucción del entorno que se me antoja excesiva y dudando de si el paraje realmente es el idóneo para su instalación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como vemos en esta foto, la anchura del camino es desmesurada, muy superior a la de la carretera de acceso. En algunos lugares los desmontes son brutales, y parece no haberse tenido el más mínimo cuidado con los escombros, que aparecen muchas veces agolpados en los laterales del camino, o invadiendo los prados aledaños.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En esta otra imagen, (con La Serrota al fondo), podemos ver que la densidad de aerogeneradores instalada es mínima para la enorme extensión de terreno en la que se ha intervenido. Yo no soy ingeniero, pero creo que el espacio se podría haber gestionado mejor.

Subimos por el camino, paralelo al cordal, que dejamos para otra ocasión. Hoy es una excursión “de reconocimiento” y no quiero embarcar a los peques en algo excesivo para ellos. Al poco llegamos a la máxima altura del día: Cabeza Mesá, con sus 1676m.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA El Valle Amblés sigue bajo la niebla… Al fondo, la Sierra de la Paramera, con el Pico Zapatero como reclamo para futuras excursiones.

Desde el alto de Cabeza Mesá bajamos hacia la cabecera del Arroyo Gamonal, que se adivina a nuestra derecha, por lo que dejamos el camino y atravesamos algunas praderas con algún piornal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Tenemos que cruzar alguna alambrada que no ofrece mayor problema, salvo que, como nos ha ocurrido a nosotros hoy, detrás de ella haya alguna vaca, que seguramente confundiéndonos con sus dueños a la hora de alimentarlas, se lance a por ti, dándonos un buen susto.

Tampoco hubiera sido descabellado pensar en ver por la zona algún lobo, puesto que aunque no hay evidencia de asentamientos fijos, aquí sí son relativamente frecuentes los ataques al ganado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA ¿Muerte natural?

El terreno se vuelve más abrupto al encajarse el cauce entre las estribaciones de dos cerros, y en algún punto tenemos que echar las manos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Este pequeño descenso es la parte más complicada de la ruta. Al fondo se atisba el precioso robledal…

En seguida llegamos a un hermoso robledal al que hemos “pillado” algo pronto. Intentaré volver en un par de semanas, con el otoño más avanzado, para deleitarme con la sutileza de los infinitos tonos de ocre con que el robledal tiñe el suelo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La pequeña cañada por la que descendemos desemboca en un camino que une San Juan del Olmo y Vadillo de la Sierra, donde giramos hacia el primero, hacia el este.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde aquí ya no hay pérdida. Unos cientos de metros más adelante cogemos un camino a la derecha, con la vista puesta en el alto de El Cervunal, el alto de Las Fuentes, por el que pasamos a la ida y las aspas de los aerogeneradores, excelentes referencias que hacen casi imposible perder la dirección correcta. Una paradita a comer el bocadillo y a seguir en busca de la ermita de donde partimos.

En el último kilómetro, y con la ermita ya a la vista, tomamos una decisión errónea: abandonar el camino y atajar “to recto”, lo que nos llevó a tener que saltar varias alambradas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Sandra, yo creo que papá se ha perdido…

Un poco “a las bravas” atravesamos los últimos cientos de metros para llegar de nuevo a la ermita, donde, ahora sí, nos entretenemos unos minutos en visitarla.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final la salida nos ha llevado unas cuatro horas. El cansancio de los peques y el susto con la vaca, que aún les dura, y del que me hacen medio en serio, medio en broma, directo y único responsable, hace que mis hijos “sugieran” dejar la visita a la Necrópolis de la Coba para otro día, probablemente este jueves, fiesta en Avila, integrándola en la senda que une la ermita con San Juan del Olmo, unos ocho kilómetros ida y vuelta fáciles de transitar y que pasa justo al lado de la necrópolis. Emplazados estamos…

El resto de las fotos:

6 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Qué entrada tan GENIAL. Cada día me gusta más tu blog, y la de fotos que puedo choricear...
¿Sabes? Aparte de que te envidio, por que lo que has conseguido con tus hijos ( sobre todo con la mayor ) NO TIENE PRECIO, te admiro por la forma que tienes de animarnos a recorrer tus pasos, simplemente leyendo y disfrutando de los paisajes por medio de tus fotos.
Es genial como relatas ( ¿Te lo he dicho alguna vez?-jaja) enganchandonos y haciendonos participar en tus experiencias.
Esto si creo que no te lo he dicho nunc: aparte de los árboles ME ENCANTAN LOS CAMINOS RURALES.
Esas fotos como de serpientes arrastrandose, zigzagueando, que parten el terreno en dos, o unen dos mitades a veces muy distintas.
Uff, que me enrollo...
Besos
Dile a Carlos que tenemos perro nuevo es otro Boxer.Este Canela.
Besos

anita (la gurisa) dijo...

si, que hermosa experiencia. un poquito (muy muy poquito) se puede vivir a travez de las fotos que pusiste...

beso

Dani dijo...

Preciosas fotos, preciosa entrada y a pesar de haber tenido que hacer parte "a las bravas" como tú dices, ha salido un lunes genial!

yoku dijo...

Siendo como eres un magnífico fotógrafo y teniendo esa estupenda capacidad de observación, sin duda esto de documentar rutas te está saliendo de cine.

No dejes de compartirlas.

Muñoz dijo...

Hola, Corredor Paquete. Enhorabuena por tu excursión por la Sierra de Ávila. Tramos de la misma los he hecho docenas de veces, pues por aquellos campos me crié.

La zona tiene lugares impresionanates: desde el robledal entre Grajos (San Juan del OLmo) y Vadillo) hasta los roquedales al Este de Las Fuentes (entre Grajos y Valdecasa)

Un Saludo,

Valeriano Muñoz

Carlos dijo...

Gracias Valeriano. Es una zona, que por cercana, tengo muy poco visitada. Intentaré volver por allí.

Saludos. ;-)