domingo, 18 de octubre de 2009

Plataforma de Gredos-Refugio del Rey-Morezón.

En el tiempo que llevo saliendo a la montaña con los niños esta ha sido la ruta más dura, pero también de la que más hemos disfrutado. Las etapas intermedias han sido: Plataforma de Gredos, cuerda del Refugio del Rey, (con un pequeño desvío al principio de la senda), Refugio del Rey, Garganta de las Pozas, un collado del que desconozco el nombre, (identificado en el mapa como Majada de Adrián), cresta de los Altos del Morezón, Morezón, Navasomera, Garganta de las Pozas, cuerda del Refugio del Rey, Plataforma de Gredos.

El día, que amenazaba frío, resultó radiante. Incluso caluroso cuando de trepar se trataba, y la ropa de abrigo, que prudentemente cargamos, se acabo convirtiendo en peso muerto. El recorrido sólo lo conocía por referencias de amigos montañeros, descripciones encontradas en internet y el análisis del plano de la zona, y llevaba mis reservas al no haberlo transitado nunca, pero no hemos tenido problemas, y de hecho, ya hemos quedado en explorar alguna variante en futuras excursiones.

La de hoy comienza de nuevo en la plataforma de Gredos, (y el reportaje fotográfico lo hace con la foto más repetida en este blog últimamente, la del inicio de la senda de la Laguna Grande, en la Plataforma de Gredos).

OLYMPUS DIGITAL CAMERADe inicio comenzaremos por la misma senda que nos lleva a la Laguna Grande, pero a unos pocos cientos de metros veremos un desvío a la izquierda, justo por debajo de un pluviómetro metálico. Aunque nosotros entramos por él unos cientos de metros a fin de visitar la antigua caseta de los remontes de la pista de esquí ahora abandonada, el correcto es un pequeño sendero que sale justo al coronar el collado que nos da acceso al Prado Pozas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA Este primer sendero nos llevaría, como indica el cartel, al Puerto de Candeleda, aunque el trastorno no sería excesivo ya que sólo estaríamos a aproximadamente un kilómetro del primer destino de hoy: el Refugio del Rey, al que llegaríamos sin problemas siguiendo un sendero paralelo al cordal. Después de la visita a la caseta y su oxidada maquinaria, volvemos a la senda de la Laguna Grande. El sendero que tenemos que coger, (foto de abajo), es el que en el mapa corre paralelo a la cuerda del Refugio del Rey, justo al pasar el collado que da acceso al Prado Pozas, y ya con las Paredes Negras a la vista, las cuales dejaremos a nuestra derecha.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al fondo, en el centro y ligeramente a la izquierda de la foto, veis el collado que tenemos que coronar, y que después de un trecho nos llevará al Refugio del Rey. El sendero está jalonado de hitos y es difícil perderlo, al menos en un día como hoy. Con nieve, y sobre todo con niebla, la cosa se podría complicar.

Después del collado atravesaremos una zona de piornal, con unas maravillosas vistas a nuestra izquierda, hacia el Puerto de Candeleda, donde hubiéramos llegado siguiendo el primer sendero que tomamos, y más allá  aún La Mira y la cuerda que une esta con el Cabezo del Cervunal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERASeguimos unos minutos más y al poco llegaremos al Refugio del Rey, como se puede ver, en ruinas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Aquí paramos unos minutos a comer algo de fruta y beber con calma. Mientras mis hijos descansan yo me entretengo en hacer una foto panorámica, (pinchad en ella para descargarla en un tamaño más grande).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA En dirección oeste a unos doscientos metros del refugio, hay una fuente donde rellenamos las botellas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Y es aquí donde mis hijos ven, a media ladera, un grupo de machos monteses que me hacen demorar un buen rato más, cambiar el objetivo y emular a un fotógrafo de verdad, arrastrándome casi, entre los piornos y las rocas en busca de una buena instantánea…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA Remontar altura además me da ocasión de tomar una hermosísima foto de los alrededores del refugio con la amenazadora presencia de La Mira y Los Galayos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERABajo de nuevo en busca de mis hijos y volvemos sobre nuestros pasos, pero en vez de coger de nuevo el camino paralelo a la cuerda del Refugio del Rey giramos ligeramente a nuestra izquierda en busca de la vereda del Refugio del Rey. La subida “normal” hacia el Morezón sería girar aún más a la izquierda, en busca del prado de Navasomera, pero se nos antoja más fácil, (aunque algo más larga), la ruta que tomamos. Tenemos que pasar por un pedregal que sube a un pequeño collado que a su vez nos da paso a la parte más alta de la Garganta de las Pozas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA Aquí nos damos cuenta de lo acertado de nuestra elección, pues este tramo nos pareció precioso: prados blandos, empapados por el cantarín arroyo que  desagua en la Garganta de las Pozas propiamente dicha, (detrás de las rocas de la última foto), posibilidad, de nuevo frustrada, para que Carlos buscara su Salamandra Almanzoris, y una subida más tendida y menos abrupta que por Navasomera.

Al coronar el pequeño collado de la segunda foto de arriba vemos el cordal identificado en el mapa como Altos del Morezón, y de nuevo nos surge la duda de si subir “a cuchillo”, o por el collado que en el mapa coincide con la leyenda Majada de Adrián y crestear hasta el Morezón. Decidimos esto último y encaramos la última subida del día.

OLYMPUS DIGITAL CAMERACarlos, (que sube como la seda gracias a esa carrocería ultraligera que tiene), se nos queda parado al final del collado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  ¿Qué ocurre?. Pues que posiblemente se ha quedado impresionado con la vista…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEstamos casi en lo más alto del Circo de Gredos,  con unas vistas impresionantes del Pico Almanzor, la Galana, el Ameal de Pablo…

Pero todavía tenemos que crestear hasta el Morezón, y en algunos tramos esto es complicado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al final llegamos a la tosca cruz que corona esos casi dos mil cuatro cientos metros de los que hace gala el Morezón.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Os dejo unas cuantas fotos que no hacen justicia al paisaje que se puede gozar desde “ahí arriba”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA Y una nueva panorámica, esta del Circo de Gredos y el propio Morezón. Como antes, pinchad en ella para descargarla en tamaño más grande.

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA Toca bajar. En lugar de crestear de nuevo ahora sí bajamos hacia Navasomera.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA De ahí cogemos de nuevo la Garganta de las Pozas, y ya sí, volvemos sobre nuestros pasos hasta encontrar de nuevo la senda de la Laguna Grande, y llegar al poco a la Plataforma, donde descubro al pedirle unos refrescos, que el dueño del kiosco es amigo de un compañero de trabajo, ¡pequeño es el mundo leches…!, y después de unos minutos de descanso cogemos de nuevo el coche para casa. Total, cinco horas a ritmo tranquilo y una semana en la que gracias a las fiestas he podido salir tres días a la montaña con los peques, mmm...

Presentación con parte de las fotos que he tomado:

8 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

Imagino Carlos, que tu hijo tendrá miles, pero por si acaso te pongo un enlace http://www.fotonatura.org/galerias/fotos/274706/
- Mirad el mapa, es MI ZONA DE VERANEOS.-
Te voy a contar algo que ha estado dormido en mi mente durante ...
¿Siglos?. Casi.
Estando en Inglaterra hice amistades que aunque nunca volveré a encontrar, tampoco olvidaré. Una de ellas un chico Suizo con el que me llevaba bastante bien. Al separarnos después del verano, un día recibí una carta suya en la que me pedía que le tradujera un texto OFICIAL ESPAÑOL al inglés sobre una salamandra que sólo existía en España, en zonas muy elevadas y nombraba la Sierra de Gredos, que para mí era tan familiar. Recordé cuando tu la citaste por primera vez algunos detalles, pero no pensé en que fuera la misma...
Hoy me puse a investigar un poco impulsada por la fijación que tiene tu hijo con el animalito en cuestión y efectivamente, se trata de la misma Salamandra
No recuerdo muchos datos, sé que traduje la mitad, pero era un trabajo durísimo y yo entonces no estaba preparada. No guardé el texto porque entonces ni Internet ni carpetas-archivos, pero tiene que existir ese documento.
Bueno, de nuevo me encantó tu sábado. Te repito que el blog Me encanta con este nuevo giro.
De las cabras ¿qué puedo decirte? Yo las mandaría a algún concurso.
Un besote y perdona el rollo de hoy

mayayo dijo...

Gran excursion, si señor. Las fotos de las monteses son descomunales, una delicia. El Morezón es una cima de gredos que no he pisado. Me quedo con la copla, que suena muy bien :-)

Carlos dijo...

MONTSE, de rollo nada. Me encantan tus comentarios. La foto, preciosa. Fotonatura.org es una web de referencia en esto de la fotografía de naturaleza que visito muy a menudo. Gracias por el enlace.

MAYAYO, si por una vez soy yo el que puedo servirte de guía, cuenta con ello. Sería un placer pasar una mañana con vosotros por esas cumbres.

Gracias a los dos. ;-)

yoku dijo...

Esto ya se está convirtiendo en una costumbre para los Velayos. Me alegra saber que disfrutáis tanto. Os está haciendo un tiempo estupendo y ese cielo azul es muy agradecido para las fantásticas fotos.

Tengo ganas de subir a la Mira y al Morezón. Muchas gracias por las indicaciones tan precisas.

Qué bien te lo pasas... :-)

Alfonso dijo...

Una excursión preciosa y muy bien contada y documentada. Espero que tus dolencias vayan a mejor, pero oye, tampoco fuerces y sigue así, haciendo excursiones mientras el tiempo acompañe. ¡Lo que nos vamos a disfrutar!!!!

Lander dijo...

Que fotos más bonitas. A ver si nos organizamos y hacemos alguna juntos, que tengo ganitas...
Un abrazo amigacho.

Juan Carlos dijo...

Unas fotos muy bonitas, que camara usas?
Por cierto, no se si lo conoces, pero el geocaching es una forma de conocer lugares que de otra forma no conocerias y a los niños les encanta. Voy a buscar un folleto y te lo mando al mail. Saludos

Zerolito dijo...

Fenomenal, Carlos. Es estupendo ver cómo estás tomándote esto del no correr y salir con tus hijos.

Ah, el Morezón... creo que fue el primer dosmil que subí, con 11 años. Las vistas desde allí al Circo son absolutamente abrumadoras. Muy aéreas y de una belleza que duele. A pesar de las estupendas fotos, la realidad las supera, como bien dices.

Preciosa ruta, precioso día. Este año nos tienes que preparar una circular Gredos, eh Carliots? ;-) Sigue disfrutando tanto, Maestro.