lunes, 8 de diciembre de 2008

Mi primera carrera de orientación

san_sebastián_maria (11-08) 014 Pues sí. Uno de los secretillos que he tenido durante este tiempo ha sido mi debut en carreras de orientación. Como podéis ver en la foto, me encuentro mapa en mano, comprobando situación y recorrido, y con el resto del equipo esperando mis precisas instrucciones para llegar al punto de control establecido.

El pasado sábado, antes de que mis amiguetes llegaran a San Sebastián y fuéramos todos a recoger los dorsales para el maratón, me acerqué con mi familia al Museo Kutxaespacio, en el Parque de Miramón, al sur de la ciudad. Una zona boscosa, recorrida por el camino asfaltado que véis, en la que se encuentra el Parque Tecnológico Miramón que acoge el museo y varios edificios de reciente factura. El Museo sigue la tendencia del "prohibido no tocar", al estilo de los Cosmocaixa de Alcobendas o Barcelona, la Casa de las Ciencias de A Coruña o el Museo de las Ciencias de Valencia. Son instituciones tremendamente didácticas, en las que los pequeños, (y no tan pequeños), pueden experimentar, ver, oir, tocar la ciencia..., aprendiendo mientras juegan porqué los faquires no se clavan cual pinchos morunos en sus camas de clavos, (mi hijo lo probó tumbándose en la cama casi antes de que la monitora acabara de pedir un voluntario), o cómo un susurro casi inaudible a un par de pasos puede sin embargo oírse a decenas de metros.

Pero a lo que iba. Después de visitar el museo decidimos ir andando por el bosque hacia Anoeta, distante aproximadamente un par de kilómetros del lugar donde estábamos. La foto recoge el momento en que, después de recorrer esos dos kilómetros sin que Anoeta diera muestras de aparecer, me decidera a consultar el plano, comprobando que pese a las dudas de mi esposa e hija, y como no podía ser menos siendo yo el guía de la expedición, estábamos en la dirección correcta..., error del que me sacó un amable donostiarra un par de minutos después, mientras me indicaba con una sonrisa entre divertida y socarrona que la dirección correcta era la contraria, para solaz, burla y regocijo de mi familia, que ya tuvieron excusa para reírse se su esposo-padre durante el resto de la tarde.

Este hecho, sumado a que en la Media Maratón de Montaña Solidaria por dos veces Zerolito me indicara que tomaba un camino incorrecto, hace que "lo" de correr el MAM en junio pueda significar darle nuevo contenido a la palabra aventura... ¡Zerolito, te necesito!

11 comentarios:

Amig@mi@ dijo...

jajaja, me parto...
yo soy igual, pero he desarrollado un truco infalible, si giras a la izquierda, gira el mapa en la misma dirección, si es hacia la derecha... mapa a la derecha. Ahora me pierdo menos usando mapas.
No se lo cuentes a nadie ;)
Besos

Osant dijo...

Hola. He llegado de rebote a tu blog y me ha encantado. Yo tambien soy un "runnner paquete", pero creo que has logrado grandes cosas, te felicito. Yo tambien tengo un blog en el que publico mis cosas, y algo de running tambien. Te invito a visitarlo. Un saludo.

yoku dijo...

Yo en caso de duda siempre le pregunto a mi mujer hacia dónde cree que tenemos que ir...

la dirección contraria siempre es la correcta.

En serio, me precio de tener un gran sentido de la orientación, de saber interpretar los mapas... y aún así me he perdido en varias ocasiones.

santipalillo dijo...

Vamos Carlos, tienes tiempo para aprender a leer mapas antes del MAM, no es tan sencillo como parece hasta que tienes que hacerlo.

Alfonso dijo...

jejeje, evidentemente no debemos sentirnos culpables porque las cosas no aparezcan dónde las pintan.No te desanimes, y piensa en Colón, que llegó a la India... aunque fuera occidental. :))

Lander dijo...

Que Dios te pille confesao...

El Domingo subí a cotos, y me acorde de vosotros, que niebla, que meido chacho...

Todavía estás a tiempo, haztelo mirar lo de las montañas jijijji
el zerolo me matará.

saludos.

German Alonso dijo...

No te preocupes, esas cosas pasan, ja, ja, ja.
Basta que estés seguro de que vas en la dirección correcta para que sea justo lo contrario.

En cuanto a esas visitas, hay un montón de sitios que desconocemos y que están muy bien diseñados para los chavales y no tan chavales. ¡Viva el turismo didáctico!.

Abrazos, Germán.

Zerolito dijo...

Juajuajuassss... yo este domingo me desorienté (no confundamos con perdí) en mi casa, en la CdC. Quiero pensar que era culpa de la niebla y de que llevaba las gafas en la mano (por la niebla y porque estaban empañadas y llenas de gotas) No le des mucha importancia. Lo importante es el buen rato en familia que pasaste.

Respecto al MAM yo confío en la Organización y que sigamos el rastro de las liebres traseras. Quizá si robamos un gepese y cargamos un track de esos no nos perdamos mucho, juajuajua.

Lander en Cotos es como la Srta. Rottenmeier en los Alpes...jijijiji

Sylvie dijo...

Pues yo soy de la tuyas entonces...vamos, que si llego a guiar yo, aparecemos en Sevilla (siempre sentido contrario al buscado).
No me extraña que se rieran!!!

Mil gracias por tu invitación del finde, pero ya puedes imaginar que no paramos un minuto. A la próxima te animas a quedar con nosotros, vale?

besitos.

Carlos dijo...

Reid, reid malditos..., (entendedlo como una cita de no recuerdo muy bien qué película), pero a ver: ¿quién de vosotros no se ha perdido alguna vez?, ¡ja!

Muchas gracias a tod@s, y si os he sacado alguna sonrisa, me alegro. ;-)

la gurisa dijo...

Qué Buenos CArlos!

vas a ver que una vez que comenzás a adentrarte en el mundo de la oirentacion no querés parar hasta ser un "ubicado" total!

un beso enorme!