viernes, 18 de mayo de 2007

To write or not to write. That is the question...

Vengo del blog de Cabesc, del que copio y pego:

"Me enviaba un amiguete una lectura que no sabía por dónde coger y directamente me ha sacudido las neuronas: es mejor no publicar antes que publicar cualquier basura."

Vaya... En mi habitual periplo por la blogosfera raro es el día en que no me vengo con algún sabroso pensamiento que, como dice Cabesc, me haga sacudir las neuronas.

Este sin embargo, y sin tú saberlo amigo, ha sacudido algunas más de las habituales.

Ya desde el principio de este blog me planteé que no fuera tan sólo un mero diario de entrenamientos y crónicas de carreras, sino un lugar donde expresar muchas más cosas: mis reflexiones acerca del mundillo que rodea esta afición compartida, comentarios acerca de acontecimientos relevantes relacionados o no con el atletismo... Y una de mis intenciones era darle de cuando en cuando un "toque literario" propio, en forma de pequeños relatos, entradas comprometidas en su concepción y elaboración..., de tal forma que el visitante se convirtiera en algo más que un buscador de fotos o información, que se convirtiera en lector.

Sin embargo esas ideas nunca han visto la luz quizá porque pensando como Cabesc he opinado que era mejor no publicar antes que publicar la "basura" que yo sería capaz de escribir y aburrir al personal, o quizá por un exceso de autocrítica que me lleva a exigir un mínimo de calidad demasiado alto. Mi blog está lleno de borradores que nunca han tomado forma definitiva. Esas ideas han sido manipuladas, amasadas, refritas, desnudadas y vueltas a amasar sin que haya encontrado la manera de hacer coincidir mi primera intención con lo que mis dedos eran capaces de transmitir a través del teclado a la hoja en blanco.

A diario visito blogs, leo libros, artículos en los que el autor desgrana sus pensamientos de forma fácil, con palabras justas, con precisión sin agobios, con el estilo directo y claro que me gustaría tener, pero cuando me enfrento al vértigo de la hoja en blanco mis palabras se apelotonan. Contínuamente rehago el texto, copio, pego, borro, cambio, reordeno, y al final abandono...

Ahora viene Cabesc, y pulsa la cuerda que hacer resonar mi mente en la frecuencia exacta que provoca un estímulo capaz de hacerme tomar la decisión demasiado tiempo aplazada. No puedo remediarlo. Cabesc me ha puesto el trapo rojo y tengo que entrar: toca publicar y darle al blog ese "toque" con el que se tuvo la intención de que creciera.

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Lo que dice Cabesc sólo es verdad en parte. Solo si quieres escribir y publicar profesionalmente.

Pero el que escribe por afición, es como el corredor popular, escribe porque le gusta, sin pretender ser un genio, lo mismo que corremos sin pretender batir ninguna marca mundial u olímpico. Así que si quieres escribir algo, escríbelo, con la práctica ya sabes que se mejora todo.

Sobre si todo en la misma bitácora, te diré que cuando abrí mi bitácora tuve claro que sería lo más parecido a un diario de entrenamiento y de carreras. Sin más. Ese era el objetivo principal. Si me decidiera a hacer algo personal, lo haría en otro diferente, pues me sentiría más cómodo y también los lectores podrían ser diferentes.

En fin, haz lo que mejor te venga a ti, pero no dejes de escribir sólo porque pienses que no tienes un nivel profesional.

Saludos

ELMOREA dijo...

Tampoco somos corredores de élite, pero corremos. No se escribe en el blog por ser escritor de exito, ¿no?. Lo mismo que nos aporta correr un domingo una carrera en la que llegaremos despues de otros 2000 que corren mas que nosotros, podemos disfrutar escribiendo, aunque solo sea para unos pocos. Aunque solo sea para uno mismo.
Saludos, y a correr y escribir.

anita dijo...

Yo pienso que depende lo que uno quiera hacer de "su blog", asi sea meramente un diario de entrenamiento o un mix de cosas, está en cada uno y no hay que comerse el bocho con eso, que se yo!
Cuando me siento a escribir alguna entrada, la verdad que no hago ningun borrador ni nada, simplemente me siento con una idea y sale lo que sale, no pretendo hacer un artículo para un premio.
Y como lectora habitual, disfruto de ambas cosas, de blogs que son realmente muy cuidadosos en la forma y el contenido hasta los que son masomenos como el mio, que es "la biblia y el calefon blogueril"

BESOS!

Santi Palillo dijo...

Estoy de acuerdo con las apreciaciones de Alfonso, Miguel y Anita, lo importante es comunicarse y tú lo haces perfectamente, no solo con los textos sino también con las fotos.

Como los anteriores lo han expresado tan bien no es necesario que insista, ¡siempre to write Carlos!