domingo, 11 de febrero de 2007

II Carrera Popular Circuito del Jarama

Pues como siempre, empezaré por mi análisis de esta carrera organizada por MAPOMA en el Circuito Permanente del Jarama:

La organización. En esta carrera lo tiene fácil: circuito completamente cerrado al tráfico por su propia naturaleza, fácilmente controlable al consistir en tres vueltas al mismo. No obstante lo que tenía que hacer bien, lo hizo. Punto, sin ningún alarde. Eché en falta unas alfombrillas en la salida, aunque como esta era tan ancha tampoco tardamos nada en cruzar la línea, y un avituallamiento a mitad de carrera. Los Km. no estaban marcados. Por contra el aparcamiento era fácil, espacioso y poco "peligroso" y había duchas con agua caliente, (muy caliente), allí mismo.

El circuito. Bajo mi punto de vista, precioso. El hecho de dar tres vueltas por una calzada donde todos hemos visto correr monstruos metálicos con más potencia en uno de sus cilindros que nosotros en nuestras pobres piernas para mí le da un valor especial a esta carrera. Ver las tribunas, las torres, los boxes... Original, divertido y con sabor. Además le da la oportunidad a la afición de ver varias veces a los corredores.

El recorrido es durillo. Un par de cuestas con poca recuperación entre ellas, una bajada tendida y la recta de meta, esta sí, llana. Es una zona muy descubierta, por lo que el viento, como hoy, se hace notar.

Animación. Escasa ya que hasta allí sólo se acerca la familia y amistades de los corredores. Eso sí, por eso mismo la que hay es bulliciosa.

Inscripción. Siete euros, bien. En los tiempos que corren, y viendo otras carreras, casi es una cantidad simbólica.

Bolsa del corredor. Sencillita: dos camisetas, (una de ellas del pasado MAPOMA), y un sombrero con el logo de Plátano de Canarias, (si no me equivoco también del pasado MAPOMA), a algunos les incluyeron un bolígrafo que la mía no tenía. Agua y Nestea al finalizar.

Valoración. Una carrera divertida. No apta quizá para buscar marca por su orografía pero ideal para pasar un buen rato.

La crónica.

Se iba convirtiendo en norma en mis escapaditas con la familia el no perdernos. Era algo que me empezaba a preocupar dado mi proverbial despiste, por lo que hoy nos hemos hecho unos Kilometrillos de más ya que nos hemos saltado la salida hacia el circuito.

No obstante el "porsiaca" ha conseguido que a las diez de la mañana estuviéramos aparcaditos de los primeros justo al lado de la zona de chips. Telefonazo a Lander por si se hubiera dormido, (que la confianza de vivir al lado podría haberle jugado una mala pasada), y a dar una vuelta. Poco a poco ha ido llegando toda la gente del foro de ElAtleta.com con la que habíamos quedado para comer después de la carrera. ¡Qué buena gente!. Ya os lo he dicho en el foro, pero por si venís por aquí lo repito: se os quiere un montón.

A lo que vamos: día ventoso y nublado, con amenaza constante y afortunadamente no cumplida de lluvia. Temperatura engañosamente fresca por el viento que hizo que muchos se abrigaran en exceso.

Salida rápida por lo ancho de la calzada y Malagueta, Txamo y Jordan haciendo de liebres de lujo para Lander y para mí. Por el camino coincidimos con Naranja, con la que se quedó Maikels. Primera vuelta "de contacto". Comprobamos que el circuito no es rápido y que las cuestas se harán notar en la tercera vuelta. Es un circuito donde no puedes plantearte la utopía de mantener un ritmo, pero que te hace dosificar tus fuerzas con sabiduría.
En la bajada previa a la recta de meta me "dejo ir". Ventajas del exceso de peso. Jordan se me une pero por detrás nos vuelven a enganchar en el apretón para mejorar la MMP de Lander en el 5000.

Al pasar por línea de meta nos aplaude la afición. Para mí, que casi nunca puedo ir con mi familia a las carreras, este detalle es importante. Os quiero.

En la segunda vuelta, cae el 5000. MMP para Lander y para mí. Creo que es la vuelta más rápida de las tres. En la tercera debía caer la de 10K. Yo lo consigo por un minuto, pero Lander no lo hace por apenas 8''. Lástima de orografía. Si el 10K no hubiera estado en la cuesta no habría tenido problemas. De ahí al final a trote suavecito, charleta relajada y a disfrutar de lo que quedaba.

Muchas gracias a todos por vuestra compañía, en especial a Jordan que me animó y me hizo de GPS en los momentos clave para batir mis MMP. Ayer él hubiera estado para hacer un par de minutos menos de su tiempo en meta y renunció a ellos en parte por mí.

Lander tú tampoco puedes quejarte. Malagueta te llevó todo lo en volandas que se podía sin correr el riesgo de que te descalificaran.

Para Txamo y Malagueta: ¡de verdad que sufro corriendo!. No puedo evitar tener cara de póker mientras lo hago, pero ayer vistéis como me descolgué en la última cuesta, donde mi pulsómeto llegó a marcar 188ppm cuando mis ppm máximas son 194.

En lo deportivo estoy contento porque he batido las dos MMP, el adductor no ha molestado nada y el parón por la lesión lo he acusado menos de lo que pensaba.

Meta y algo de cola para recoger la bolsa y el avituallamiento, suaves estiramientos, charleta con compañeros y familia, ducha calentita y vamos a lo que importa: la comilona en The house of Lander's family.

Lo de esta familia es muy especial. No todos son capaces de dejar entrar a casi cuarenta personas en su casa, muchos de ellos niños, atenderlos con primor y encima disfrutar de ello. Un diez como anfitriones.

En la bodeguita donde nos prepararon la mesa, presidida por un enorme cartel de LA PAQUETERIA, rularon infinidad de manjares: los prometidos huevos fritos con bacon, pisto casero, quiches varias, pozas, tartas de manzana y de chocolate, diversos y variados caldos, Alhambras, (por fin las probé y doy fe de que es buena cerveza), cafelito y chupitos. Todo ello excelente e impropio de la dieta de un corredor que se precie. Ventajas de ser paquetes, a estas cosas se les da una importancia relativa, y si no ahí está Javi, que este domingo se va a correr el Maratón de Valencia en dos horas cuarenta y cinco y ayer no le hizo ascos a las pozas de su madre ni al buen vinito.

La sobremesa fue de lo más animada: chistes, comentarios, anécdotas... La mejor la de Javi en la Media Maratón de Getafe, donde el hombre se hizo dos ochomiles y para completar la recuperación entre ellos y no irse de la marca kilométrica se puso a dar vueltas a una rotonda... sin palabras.

Pero por encima de todo la compañía y el buen ambiente. Según volvíamos a Avila le comenté a mi esposa que sólo os conocía de oídas, ¿verdad que son buena gente?

Un día completo que espero que se repita cuanto antes.

Un abrazo para tod@s.

En breve, (esta tarde o mañana), las fotos y el vídeo...


1 comentario:

ag dijo...

felicitaciones por la carrera, yo la verdad que todaviano tengo cabeza para hacer dos vueltas a un recorrido, menos TRES, asi que me saco el sombrero!!

PD, que bueno que pudiste hacer la carrera sin que tu abductor se hiciera notar!!!

saludos!