martes, 10 de mayo de 2011

Bucle central del MAM. Otra vez.

- Que sí, Dani, que es normal…

Te refieres a la sensación de ahogo, de boqueo en busca de una traza de un aire que parece no querer entrar en tus pulmones, que parece no contener una brizna del ansiado oxígeno por el que tus doloridos músculos, tensos, duros por el esfuerzo, claman incesantemente. Dani está pasando exactamente por lo mismo que tú ahora hace dos años: su primer ascensión a los Tubos de Cabezas, la brutal subida por la cara norte de Cabezas de Hierro, y eso después de vencer a Bola del Mundo y Peñalara, es decir, las tres cumbres del Maratón Alpino Madrileño. La ruta de hoy es el bucle central del Maratón Alpino Madrileño, algo más de veintiocho kilómetros de montaña pura y dura, la mayor parte de ellos por encima de los dos mil metros, que están poniendo al límite su resistencia física y especialmente la mental. Por decirlo claro: Dani las está pasando putas, pero putas de verdad… Y le comprendo.

- Esto es así, Dani. La próxima vez, con la ventaja de saber de antemano a qué te vas a enfrentar, lo sobrellevarás mejor…

Poco consuelo, sabes, para el que en esos momentos considera seriamente si tenderse en el suelo y abandonarse a su suerte…

Pero es inevitable. En los niveles en que Dani y yo nos movemos para atreverse con el MAM es imprescindible conocer íntegramente su recorrido, a ser posible en distintas circunstancias, a fin de elaborar una cuidadosa estrategia que nos permita acabarlo con unas ciertas garantías. Por eso a las ocho de la mañana encarábamos la pestosa subida a Bola del Mundo, tristemente llena de cascote y restos de las obras de acondicionamiento de las pistas de esquí. Dani tiene la necesidad de hacer el recorrido de hoy, y yo tengo unas ganas tremendas de probarme en él después de unas semanas de sensaciones muy encontradas, salpicadas de problemillas físicos que no dejan adivinar cual es mi verdadero estado de forma. He iniciado la subida con buenas sensaciones, con las pulsaciones bajas y racaneando esfuerzos para las horas (largas) que vendrán después. Hace frío, lo cual agradezco, pero el día es luminoso y radiante, hermoso… Intento “picar” la ruta, salpicando paradas que nos permitan recuperar aliento y aprovechar para beber y comer de cuando en cuando. Le hablo  a Dani, intento explicarle lo que se va a encontrar en carrera, dónde estarán los avituallamientos, cómo debe, en mi opinión, encarar ese día… Espero haberle servido de ayuda o al menos no haberle provocado un dolor de cabeza…

Bajamos rápidamente por la Loma del Noruego. Quizá demasiado rápidamente, y en un par de momentos tengo que frenar a Dani, al que veo fuerte. La montaña está hermosa, llovida, verde y fresca… Cruzamos el pinar que da acceso al Puerto de Cotos y casi sin darnos cuenta hemos dado cuenta del primer coloso del día. Comemos, reponemos agua y seguimos. Entramos de nuevo en el espeso bosque, ahora camino del Collado Peña Citores, oliendo a resina, a liquen, a frescor y humedad… Aún queda algún pequeño nevero que atravesamos sin peligro y al poco coincidimos con los senderistas que suben por Dos Hermanas hacia Peñalara.

Llegando al Collado de Peña Citores. A la derecha el Puerto de Navacerrada. En el centro Bola del Mundo, y descendiendo, en una hermosa curva hacia la derecha, la  Loma del Noruego.

En el camino a Peñalara.

En Peñalara hace frío. Y viento. En Peñalara siempre hace mucho viento… Nos tenemos que resguardar para comer y descansar unos minutos. Ahora viene un tramo técnico de piedra y una rapidísima bajada, mucha de ella por pista en relativamente buen estado pero con mucha pendiente y piedra suelta lo que la hace peligrosa. No es conveniente hacerla excesivamente cansado, que esto no es más que un entrenamiento…

En el Puerto de Cotos paramos de nuevo, nos sentamos en la terraza de la Venta Marcelino y nos tomamos una buena cerveza con su pinchito de tortilla. Esta parada, aparentemente frívola, es más necesaria de lo que parece para paquetillos como nosotros. Van a ser muchas horas de esfuerzo, más de ocho al final, y hemos dominado dos de las cumbres del día, pero hay que descansar y comer algo más que una barrita energética porque queda lo peor… Y lo peor, que se cuente solo, que para eso me llevé la cámara:

Carlos ¿seguro que es por ahí?

Joder, joder, joder… ¿Dónde me ha metido este tío? Pesao con las fotitos esta…

¿Y si tiro p’abajo y le dan a este abulense?

Que sí… que me vuelvo…

Cagüentó…

Up, up…

Up, up, up, up…

¡Cabezas de Hierro al fin!

Pero todo se acaba, como no me canso de repetirle a Dani durante la subida. Con paciencia y determinación todo termina. Y los Tubos también, y lo que queda hasta el final es negociable, las pendientes no son tan brutales y el terreno no es excesivamente técnico. No hay prisa y no importa poner un ritmo flojo. De hecho trotamos solo cuesta abajo y no en todos los tramos. Dani tiene molestias y su salida más larga hasta ahora era la mitad de la de hoy. En Bola del Mundo, ya en la “civilización”, decide bajar por la pista de cemento mientras yo me tiro ladera abajo en busca del Restaurante Dos Castillas, donde nos apretamos unas cervecitas fresquitas y unas cuantas raciones que nos alivian cuerpo y alma.

¡Te has portado, chavalote, te has portado…!

En lo personal, ha sido un día estupendo. Ya de salida compruebo que mis sensaciones son muy buenas (todo lo buenas que pueden ser en mi situación) y siempre voy con un punto, a veces dos, de reserva. Las salidas montañeras por encima de las cuatro horas que hemos estado haciendo esas últimas semanas se notan, y mucho. Aún queda un mes largo para el MAM pero si nada se tuerce lo encaro con muchísima confianza.

Y este domingo muy probablemente hagamos el recorrido del Cross Tres Refugios. Otros treinta kilómetros de montaña, más o menos por la misma zona y con las mismas intenciones: acumular horas de monte y disfrutar del camino.

¡¡¡IMPORTANTE!!!

Las descripciones de rutas de montaña que hago en este blog son tan sólo expresión de mis impresiones y sensaciones de ese día concreto, y por tanto totalmente subjetivas. No tienen porqué coincidir con las de cualquier otra persona, incluso realizándolas en las mismas condiciones. Tampoco son guías exhaustivas. A pesar de que procuro que todos los datos que ofrezco sean correctos, sería recomendable que antes de hacer alguna de ellas te informaras sobre las mismas en publicaciones especializadas. No obstante, si crees que te puedo servir de ayuda, o necesitas alguna aclaración, ponte en contacto conmigo. Por último, tienes que tener en cuenta que la montaña es un entorno potencialmente peligroso. Usa el sentido común y no afrontes recorridos para los que no estés absolutamente seguro de estar suficientemente preparado y equipado. Y ten siempre en cuenta las posibles complicaciones meteorológicas, muchas veces imprevisibles.

10 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Preciosas fotos.Aún con nieve. Tuvo que ser una salida estupenda.

Dani dijo...

Jajajaja, desde luego NO me produjiste dolor de cabeza. Es más, creo que me aliviaste algún que otro trauma... xD

La bajada "fuerte" por la loma del noruego se me quedó en las rodillas después de bajar de Peñalara.

Una salida genial amigo mío!!! Estoy irremediablemente enganchado, jeje.

Dani dijo...

Por cierto, la historia narrada en viñetas... ¡mola! xD

Amig@mi@ dijo...

Qué buen rato, en buena compañía. Cual cabras montesas, saltando de roca en roca, Ainss!!. Pero he de reconocer que el sitio es precioso.
Y las croquetas...
jaja
Besos

Chusta dijo...

Vosotros sí que sabeis avituallaros como Dios manda, je je.
Buena descripción del sufrimiento de Dani, y es que los Tubos no dejan a nadie indiferente, y para disfrutar de esto que nos gusta, hay que sufrir.
Un abrazo y nos vemos en las montañas.

Charli dijo...

Envidia cochina me dáis, ni más ni menos...

Un saludo,

Rafa dijo...

Carlos al final me lo vas a hacer un hombre al Dani y todo.
Tengo ganas de hacer alguna ruta algún día con vosotros, pero ahora estoy enfrascado en otros líos.
Pero prometo, eso sí, si me dejaís claro, ir con vosotros en alguna futura salida.
Precios entrada por cierto, la crónica, las fotos......todo.
Gracias por ilustrarnos de esta forma que la verdad engancha.
Un saludo

Carlos dijo...

GONZALO, estupenda pero de verdad. Todo a pedir de boca.

DANI, pues este domingo, más...

MONTSE, no me des a elegir entre el monte y las croquetas... ayyysss ¡qué cruel eres! jajaja...

CHUSTA, los que estamos en otra división debemos irnos acoplando poco a poco. Son muchos años de ingesta masiva de chuletón, y ese lastre cuesta quitarlo...

CHARLI, como le decía a Dani, es una manera de "vivir" los documentales de La 2. Si algún día te animas...

RAFA, lo mismo te digo. Dani te puede asegurar que en lo último que pensamos es en sufri en exceso y sí en pasarlo bien.

Gracias a tod@s. ;-)

mayayo dijo...

Ahhh ese corazón del MAM! Me ha encantado leer y ver este trazo en a traves de tus ojos, que recuerdos me trae!

Cuida bien de tu joven padawan. Le veo dentro de poco incovando a la fuerza con dorsal al pecho por esos mismos lares.

Lander dijo...

como se nota la experiencia. éste año va ser tu mam, lo estas masticando muy despacito y eso mola, además de ponerte en forma. A por ello.

Ilusionados saludos