lunes, 20 de diciembre de 2010

Objetivo: Maratón de Sevilla. Décima semana.

Foto de Timoteo Kang, descargada de Photo.net.

Poco que contar de esta semana. De hecho casi podría copiar-pegar los pesares volcados en mi anterior entrada pues estos últimos siete días han sido calcaditos a aquellos: casi cuarenta kilómetros de rodajes con la única diferencia que los he tenido que concentrar en cuatro salidas. Es lo que tienen las fiestas y los niños pequeños y las fiestas de los niños pequeños y las fiestas de los grandes: que te roban tiempo.

Como contrapartida, ayer domingo no tuve más remedio que explorar los límites del dolor (esto me ha quedado pelín dramático) que podía soportar mi maltrecha rodilla, y la llevé hasta la hora y media de rodaje a ritmo muy suave. Como lectura positiva hago que cardiovascularmente hubiera podido estar un buen rato más, como negativa que hoy la jodía duele.

En fin, nada nuevo bajo el sol. Bueno sí: que me queda una semana menos…

6 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Mucho ánimo. ¿qué dicen los médicos / fisios?

Dani dijo...

Eh, eh, que ya llegas a la hora y media... Ánimo que eso tiene que ir recuperándose Carlos, por activa o por pasiva.

Eso sí, no te castigues demasiado que (como tú bien decías) las fechas que vienen no acompañan a ningún plan predeterminado...

Un fuerte abrazo.

Carles Aguilar dijo...

Paciencia y sobre todo no dejes de hacer un tratamiento rehabilitador... A veces correr con dolor (más o menos intenso) es inevitable... Y cuando nos llega el momento es una auténtica pesadilla...!! Un abrazo...!!

Saturnino dijo...

Una menos y una más de esos entrenamientos que sin duda te llevarán a Sevilla sin problemas; vamos que no se diga.
Cuida esa rodilla.
Un abrazo.

SONIA dijo...

Muchísimos ánimos Carlos!! Lo estás haciendo de maravilla; mima esa rodilla y ya verás cómo llevas a tope a Sevilla.

Un abrazo!

mayayo dijo...

Animo Carlos. Tu sigue cumpliendo, seguro q sanas a tiempo de disfrutar Marasevi