domingo, 5 de octubre de 2008

Decepción

Fotografía obtenida en Photo Net, galería de Sarah Smith.

Sábado noche. Preparo mi ropa. La elijo cuidadosamente previendo cualquier contingencia. No, no me voy de discoteca cual Travolta en Fiebre del Sábado Noche. Mañana debuto en carreras de montaña, (o por montaña, que aunque parezca lo mismo, no lo es, cuestiones de conflicto de competencias entre las federaciones de altetismo y montaña). Lo haré en el Cross de la Pedriza, participación con las que os llevo dando la matraca un tiempo. Tengo preparada ropa por si hace frío, por si no, guantes para protegerme las manos en caso de caída, calcetines adecuados, ropa de cambio para tomarme una cañita a gusto con mis amigos. Vaselina, pulsómetro... Incluso imperdibles para el dorsal en el caso de que la organización haya pasado por alto ese detalle. Todo queda perfectamente organizado para no tener que perder tiempo por la mañana. Son las once y cuarto y me voy a dormir. A las seis y media sonará el despertador y comenzará esta primera etapa del camino que nos llevará con suerte al MAM en junio.

Pero el sueño no llega. Ultimamente tengo muchas cosas en la cabeza que me roban tiempo, fuerzas..., y sueño. Pronto cae la medianoche e intuyo que hoy tardaré en dormir. Hoy es uno de esos días en que mi mente queda en standby, a la espera de que algún escondido y para mí desconocido resorte pulse definitivamente el interruptor que me desconecte de la realidad. Con el tiempo mi cuerpo se ha acostumbrado algo a esta situación, y con unas pocas horas suele responder bien. Pero hoy no. Hoy nada pulsará ese interruptor y la vigilia se convierte en una sucesión de números verdosos que se van deslizando lenta pero inexorablemente sin solución de continuidad. Soy testigo del paso de las primeras horas de la madrugada, de las que componen lo más profundo de la noche, y el sueño no llega. Hasta las cuatro de la madrugada no me preocupo en exceso. Me apañaré con un par de horas, pero a las cinco y media tomo una decisión. Me levanto de la cama, enciendo mi móvil y envío a mis amigos un SMS para que no me esperen. Recuerdo mi primera participación en los 100K/50K de Vallecas, en noviembre de 2007. Ese día, conduciendo de vuelta, a menos de media hora de casa, me vi obligado a parar el coche y descabezar un sueño por miedo a quedarme dormido al volante. Ese día sí había conseguido dormir unas horas, pero hoy el riesgo era excesivo.

Durante toda la mañana soy dolorosamente consciente del paso del tiempo: a las ocho y media mi hijo se despierta, (tiene asimilado el horario de colegio y no hay manera de hacerle dormir más en fin de semana). A esa hora mis amigos estarán tomando un café, (luego me enteré que faltaron los prometidos churros). A las nueve y media, hora en que me levanto, ellos estarán a punto de tomar la salida, y durante toda la mañana, en la que mi cuerpo se arrastra penosamente por el mundo, con unas ojeras que parecen salidas de la mejor película de vampiros, ellos estarán haciendo lo mismo entre los riscos y pedregales de La Pedriza. A veces me culpo por no estar con ellos, pero al poco, el zumbido de mis oídos, el picor de mis ojos y la sensación de calambre que recorre mis músculos me recuerda que he tomado la decisión más correcta: posiblemente hubiera podido acabar la carrera con ellos, pero en la familia ya hubo quien se durmió al volante, y le costó la vida.

A la hora en que presumo en que Zerolito, Darth y Manta habrán llegado a meta les llamo por teléfono... Ninguno me contesta. "Mamonazos, pienso, están de risas en el bar, hichándose a cervecitas fresquitas y tapas". Más tarde me llegan sus llamadas y me cuentan la realidad: la carrera ha sido muy dura, mucho más de lo que nos imaginábamos y han terminado al límite del cierre de control. No era la carrera para debutar. Me describen apasionadamente el recorrido, y a la frustración de no haber podido estar con ellos se une la de no poder describir en primera persona esa épica que adivino en su tono. Siento mucho no haberme podido desollar las manos, roperme las mallas, sentir esos cuádriceps a punto de estallar... No haberme caído en esas bajadas, no haber oído sus maldiciones y el juramento, (que seguro se quedará en agua de borrajas), de que esta era la primera y última carrera de montaña que iban a hacer. Siento que me he perdido una dura pero gratificante experiencia, que sí, seguro se repetirá, pero eso no evita que ayer echara de menos estar con ellos y que hoy me sienta entre decepcionado y frustrado.

Vamos a ver si en la III Media Maratón de Montaña Solidaria de Madrid tengo más suerte.

21 comentarios:

mayayo dijo...

Ea carlos, ya lo siento pero creo que has tomado la mejor decision, sin duda.
Y tambien, que cogerás ese día de tu debut por fin con unas ganas bárbaras. Más que nunca.

E incluso, casi que has tenido suerte porque debutar en montaña haciendo el Cross Pedriza 08 era pelín kamikaze. Eso si, superado ese trauma por los hobbits de la comarca, seguro que se enganchan al monte para largo ;-)
Espero su crónica con ganas, y pronto la primera tuya tambien, eh?

amig@mi@ dijo...

Desde ayer tu entrada esta en puertas pero no se abre. Blogger avisa de que esta página no existe, y lo único que leo en el avis de nueva entrada en mi blog es la palabra "decepción". He tenido miedo, pero al llegar hoy a casa y ver los motivos de tu "decepción" respiré.
Siento tanto que tu sueño no se llevara a cabo...
Soy culpable en algun modo de tu "stand by mode"?
Si es así...
Cómo decir LO SIENTO y que me creas?
Besos, y si sirve de algo, yo también pienso que hiciste lo correcto.

Anónimo dijo...

No le des mas vueltas, hicistes bien, el año que viene te acompaño a la salida de la carrera y me quedo abajo preparando una paella, hay que buscar otra que esta mas baja en la "Escala de Lander" como mucho un 5 ;-)

Darth.

Anónimo dijo...

Ah, que no se me olvide, cuando pones que fué "una carrera muy dura" debería de poner "una carrera muy muy muy muy muy dura, dura de cojones, vamos"


Darth.

Carlos dijo...

Mayayo, te aseguro que de alguna forma lo siento también por tí y Pedro, ya que ambos os habéis interesado sinceramente por el tema y me da rabia no haber podido corresponder a ese interés. Os brindo el debut sea cual sea. ;-)

Montse, ¡de ninguna manera!. No sería mi estilo "confesar" aquí un tema así. En el improbable caso de que tu me decepcionaras te lo diría abiertamente, y creo que he dado muestras suficientes de mi forma de ser como para que me creas. Un beso para tí. ;-)

Darth, quejica... Me apunto lo de la paella, (aunque preferiría triscar contigo por ahí arriba...)

Gracias a los tres. ;-)

Sylvie dijo...

Joder...lo que hacen algunos por no ir a cansarse, macho...yo flipo!!!

Carlitos, no seas tan exigente contigo mismo. Si por los motivos que sea, no estás durmiendo bien, lo primero es lo primero...y si en ello está descansar, relajarte o pasear un día en lugar de correr...hazlo!!!...pero no te culpes por ello.

Besitos bonico.

Ps: no sé a qué horas te conectas o escribes en el ordenador, pero hacerlo poco antes de ir a dormir, a mi, particularmente, me jode totalmente el sueño (igual no es tu caso, pero porsi...).

Santi Palillo dijo...

Carlos no le des más vueltas que te vas a marear, al fin y al cabo has hecho lo que has querido hacer y eso es importante.

Yo también me suelo desvelar "la noche antes de", pero si no se duerme ni un poquito y te levantas hecho polvo lo mejor es cambiar de planes.

El año que viene te desquitas y ya está.

Wild Runner dijo...

Yo también creo que hiciste lo correcto. En tu caso, además de la tralla de la montaña, se suma el viaje en coche, y eso, como tú bien dices, no es para tomárselo a broma.

Tranquilo que carreras por montaña hay millones, y te aseguro que te hartarás de subir, bajar, caerte y disfrutar (bueno, eso quizás no XDDD).

Ah! Y tu debut fue el otro día. Llevar un dorsal o no llevarlo ... la diferencia es mínima ;)

Un saludo y arriba esos ánimos, hombre.

Alfonso dijo...

Sabia decisión. Es lo que tiene ser un veterano con cabeza y experiencia. Y aunque ahora te cause frustración, con los días te causará orgullo haber sido capaz de realizar la elección correcta.
¡Ánimo!

Cientounero dijo...

Nada hombre, que corremos para disfrutar y si tu cuerpo un día no está por ello por el motivo que sea, se puede esperar.

En esto estamos por gusto y por unos amigos cojonudos, lo de poner muescas en el revolver es para otros.

Un abrazo

German Alonso dijo...

SI hay algo más duro que correr por la montaña es conducir con sueño. Hiciste muy bien. No merece la pena poner en peligro tu vida y la de otros por una carrera.

Saludos, Germán.

Carlos dijo...

Syl, no me culpo. Desgraciadamente no es el ordenador lo que me quita el sueño, es algo más serio, pero es lo que hay y hay que convivir con ello.

Santi, no veo el momento de ese desquite, de hecho estoy intentando liar a mis amiguetes para hacer el recorrido "a nuestro aire". A ver si los engaño...

Wild, es que parece que los hados se ponen en mi contra... Y no saben con quien se la juegan, jajajaja...

Cientounero, sí señor. Comparto esa filosofía al cien por cien.

German, ese es el quiz de la cuestión. Como escribí, ya hay un antecedente en la familia, y por encima de mi percance, yo no me perdonaría el dolor que causaría a mis seres queridos.

Gracias a tod@s. ;-)

Zerolito dijo...

Compañero, ya sabes que hiciste lo que debías. En serio, no hubieras durado nada en esos riscos sin haber dormido. Y esta vez SI había buitres siguiéndonos el rastro (verídico).

Tu y yo tenemos un hándicap con los debuts. No nos vimos en mi primer maratón y ahora no podemos debutar juntos en montaña. Pero lo importante es que nuestros caminos se cruzan incontables veces y lo seguirán haciendo, con lo que olvidarás esta decepción con un subidón tipo I Zerolada.

Yo no puedo llevarte por el mismo sitio si han quitado las marcas, compi. Lo siento. Quizá Yoku o alguien con experiencia pueda, pero te aseguro que había marcas, cada 5m mas o menos y aún así era difícil ver el camino correcto.

Aunque no se parezca ni por asomo, intentaré ir a la Media Solidaria, a trotar por Somosierra contigo, crack. Eso sí, antes de meterte en la cama te jamas 4 gitonics y dormirás como un bendito :-P

Arriba el corazón, querido hobbit.

Oscarunin dijo...

te entiendo perfectamente.. hoy me perdi un entrenamiento previoa los 10 km d coruña y estoy abatido y es una mier... de entrenamiento. osea que te entiendo perfectamente, pero como dicen todos, no le des mas vueltas no merece la pena... como alguien me dijo... las cosas pasan por algo y pasan cuando han de pasar (y eso que no creo en el destino ni chorradas pero... habelas hailas)

yoku dijo...

Aunque he pateado bastantes veces por la Pedriza, hay zonas que nunca he pisado. Ya he dicho que nunca he ido desde el collado de la Ventana al de la Dehesilla y desde ahí al Yelmo. He estado en los 3 sitios, lógicamente, pero no los he unido.

Eso sí, perderse en la Pedriza va de oficio. Yo una vez las pasé un poco putas, porque me caí al destrepar y llevaba un corte profundo en la rodilla. Y me había enriscado en una zona que no conocía y que no coincidía con el lugar donde yo esperaba estar. Afortunadamente, desde un claro pude identificar el Pájaro y me resitué y pude volver a la civilización (autopista de la Pedriza).

O sea, que no garantizo nada. Bueno, sí. Perdernos.

Carlos dijo...

Zerolito, tú fija día y hora y allá que nos vamos.

Yoku, si nos haces de guía, estupendo.

Oscarunin, gracias y bienvenido por este rincón.

Gracias a los tres. ;-)

Anónimo dijo...

Pues yo si me siento capacitado para llegar hasta el Mirador de la Ventana (km 7,5 de la carrera) no es excesivamente dificil, ademas creo que es la parte mas facil de subir, la menos "montañera", asi que si se os ocurre ir, no dudeis en avisarme.

Darth

merak dijo...

si vas a hacer el MAM... debutaras... ya lo creo que debutaras
abrazos

yoku dijo...

Darth, creo que te confundes con el collado que en la carrera pone Carabina y que siempre se ha llamado del Miradero :-O .

Desde ahí fuisteis a las Torres y luego Collado de la Ventana, Navajuelos, Collado de la Dehesilla, Pradera del Yelmo y Canto Cochino.

¿Ves? Ya nos habríamos perdido... :-P

josé dijo...

Carlos, sin el ánimo de alimentar ninguna polémica, me he sentido feliz por tu comentario hablando de inmigrantes. Tengo amigos españoles al lado de casa, venidos con sus padres que jamás adoptaron la ciudadanía argentina, y los conozco de toda la vida, y los quiero y está lleno de españoles mi pueblo, y de suizos y franceses e italianos. A los que han corrido en su momento ha sido a los nativos de esta tierra por dar cabida a los que venían. Y aquí estamos, bien hermanados, celebro tu espíritu y como también soy deportista amateur (de la bici), creo que otro razonamiento no cabía en un corazón amplio, como el que solemos tener quienes nos acostumbramos al esfuerzo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Yoku

"Darth, creo que te confundes con el collado que en la carrera pone Carabina y que siempre se ha llamado del Miradero :-O .

Desde ahí fuisteis a las Torres y luego Collado de la Ventana, Navajuelos, Collado de la Dehesilla, Pradera del Yelmo y Canto Cochino.

¿Ves? Ya nos habríamos perdido... :-P"

Pues no sabré el nombre, y por ende estaré perdido, pero siempre se volver sobre mis propios pasos y mas facil si hay olorcillo de comida a la vuelta :-)