martes, 10 de junio de 2008

Otro buen día

Pues sí. Hoy ha sido un día redondo. El atasco de trabajo acumulado se va diluyendo. Mi rodaje vespertino ha agotado mi colección de epítetos referidos a una salida placentera. He acabado con mi capacidad de expresar lo que disfruto trotando, (ojo, remarco que no hablo de correr, sino que hablo de trotar, con todas sus connotaciones). Soy incapaz de escribir más y mejor, (si es que soy capaz de escribir algo bueno), sobre lo mismo: sobre el aire perfumado con humedad y aroma de flores. Sobre la lluvia fina, suave, refrescando mi rostro, sobre el verde fresco y vibrante de la hierba joven, sobre las magníficas sensaciones que me reportan esos trotes suaves, sin prisas ni objetivos, que me estoy obsequiando en las últimas semanas.

He terminado mis clases de inglés. A la espera de los resultados de los exámenes, que espero buenos, este hecho se añade a la finalización de la jornada partida en el colegio de mis hijos y a la finalización de sus actividades extraescolares. En definitiva, he ganado algo, sólo algo de tiempo libre.

Hoy además mi hija tenía sus exámenes en la Escuela Oficial de Idiomas, (ella estudia Alemán), y mi hijo había ido con mi esposa a visitar a mis padres. A las cinco y cuarto yo estaba corrido, (deliberadamente escrito), estirado y duchado. Feliz y satisfecho, con unas horas libres y dispuesto a disfrutar del debut de "La Roja"..., porque hoy jugaba España.

Entiéndaseme bien. Yo no creo en fronteras artificiales. Uno de mis sueños que creo imposible es ver la Tierra desde el espacio, con su mezcla de colores: verde, azul, marrón y blanca. Se que esa visión me haría llorar, la visión de un lugar común donde el ser humano en su estúpida inconsciencia se empeña en buscar, donde no hay, compartimentaciones y ghettos, inventándose para ello cualquier tipo de excusa religiosa, étnica o cultural.

Pero no puedo evitarlo. Sean vietnamitas, senegaleses o monegascos, cuando es mi bandera la que ondea frente a la suya, un orgullo patrio, proveniente no se muy bien de qué recónditos y escondidos instintos, invade mi corazón, inflama mi ánimo y me hace emocionar. Poco importa la patética letra de nuestro himno, chunda, chunda, tachunda chunda, chunda... Es algo para lo que no tengo explicación lógica, pues fuera de eventos deportivos no tengo ninguna animosidad para esas o cualesquiera otras nacionalidades, habiendo dejado sentado además que el concepto de "nacionalidad" es un artificio estúpido propio en exclusiva de esta nuestra especie, pésimamente clasificada como Sapiens y soberbia e inmerecidamente auto calificada como Sapiens Sapiens.

Divago. Así que a las cinco y veinte, dispuesto a apurar cada minuto por delante, con una ilusión a todas luces irracional, he preparado toda la parafernalia: ropa cómoda, cojín para apoyar los pies, mando de la tele al alcance de la mano y lo más importante: una tableta de chocolate Valor con Almendras, (probadlo, y si encontráis algún chocolate más sabroso me lo decís), y una botella, recién comprada, de Jack Daniels. Con el firme propósito de tomarme un chupito del exquisito licor y una onza del no menos excelso manjar con cada gol de España, (aunque con las inconfesadas reservas que los repetidos fracasos de la selección de fútbol nos provoca), he sentado mis reales en mi recién comprado, (y comodísimo), sofá. Antes del comienzo del partido, y "a cuenta" del desarrollo de éste, ya cayeron un par de chupitos/onzas, siendo estas además, de dos porciones en lugar de la única prevista. Y luego, el éxtasis: después de unos minutos dubitativos, en los que "La Roja" tardó en encontrar su lugar, chupito a la salud de Villa, y de nuevo chupito a la salud de Villa..., y otro chupito a la salud de Villa..., y la tableta de chocolate que mengua a una velocidad infinitamente superior a la botella de Jack Daniels, lo que me afirma en la certeza de que afortunadamente soy mucho más tragaldabas que borrachín, y descanso con el pulso acelerado por el convencimiento de que esta vez sí, esta vez PODEMOS, y dudas al comienzo del segundo tiempo, (mira que a La Roja le gusta hacernos sufrir), pero al poco, juego fácil, insultantemente superior al de Rusia. Chupito para compensar el mal trago del comienzo del segundo tiempo..., y gol de Cesc, al que muchos padres querríamos de novio de nuestras hijas por esa cara de buen chico que tiene... Y al final una sensación, que no se muy bien de dónde sale, de orgullo, de que ahora sí, de que por fín esta vez se pasará de cuartos, de perplejidad por haber vibrado con un deporte que no es el mío, que apenas he practicado, que casi nunca nos ha dado alegrías patrias, que apenas veo, pero que en el fondo es escaparate de mi país, creado no se sabe muy bien a partir de qué principios o fundamentos, pero que existe, que está ahí y en el que me alegro de haber nacido. Qué tontería, ¿no?

PD1. La botella de Jack Daniels me llegará a cuartos, pero la tableta de chocolate ha caído con honores, un enorme placer..., y la ayuda de mi esposa que ha llegado a casa mediada la segunda parte...

PD2. Hay que reconocer que la herejía de la ausencia de Raúl en la Eurocopa ha sido bien suplida con un jugador eléctrico y hambriento de éxito como David Villa.

17 comentarios:

yoku dijo...

Joer, ¿era yo el único que iba con Rusia?

En serio, ni sabía que había fútbol. Estaba con mi mujer y mi hijo de tiendas y vimos en una tele que iban dos cero.

Esperemos que palmen pronto, o entre el chocolate y el wikki...

Zerolito dijo...

Así que Cesc para nuero... tu no sabes ná, chaval... :-D

Lo del chocolate lo comparto. El wiki lo entiendo. Pero esos sentimientos de orgullo patrio, que a mí a veces tambien me sobrevienen, no los comprendo. Supongo que será que al final puede más nuestra educación que nuestras convicciones, al menos en momentos así, de relajo, y por cosas poco importantes.

Ah, yo estaba en la Comisaría, poniendo una denuncia. A un amigo le habían atracado unos rumanos. Cosas de la globalización.

amig@ mi@ dijo...

jeje,si, hay uno mejor, lo he descubierto hace nada el "lindt de cerezas y chili", si, como suena, no te confundas que lo hay de chili solo y... ¡¡pica!!. Veo que compartimos más cosas, jaja... Y me ha gustado lo de los chupitos ( con tanto regañarme te hacía abstemio).
Bonita crónica de una tarde de partido y... ¡que lo rompais con salud! ( el sofá ).
Kss
Ya me contarás que pasa con el Inglés ;)

Carlos dijo...

Yoku y Zerolito. Aborregado, sí, y perplejo porque como digo yo soy de los que ampulosamente se autodenominan "ciudadanos del mundo" y no acabo de entender esos sentimientos, pero ahí están, qué le vamos a hacer...

Montse, lo he probado reina. Excelente, como todos los chocolates de Lind, peeero..., me quedo con el Valor con almendras...

Me queda el speaking, que hago este viernes, y las notas de los exámenes se publican el día 19. Ya te contaré.

Gracias a los tres. ;-)

spanjaard dijo...

JURGOLERO.

De patrotismo y demás no comentaré nada que últimamente la cosa está muy delicada.

Sylvie dijo...

Joder...menudo atracón me estoy metiendo de fútbol y sin gustarme!!!!...lástima que no fuese de chocolate y guiski!!!!!!!!!!!!!

Besitos.

Ps: no me quito lo del "corrido" de la cabeza...qué retorcida soy, por dios!

merak dijo...

espera a llegar a cuartos... espera...
abrazos

mayayo dijo...

La buena noticia, Velayos, es que ahora q se te acabó el repertorio para describir las salidas en español, puedes iniciar tu nueva andadura en.. ingles, of course!

Y de la Roja, pues yo tambien confieso pecar de lo mismo.
No tiene sentido. Es algo entre absurdo y masoquista, y me siento pelín borrego, pero...llega la hora del partido y allí que me siento ante una tele para berrear solidariamente con tantos celtíberos.

Sin embargo, mi psiquiatra dice que eso no es nada reseñable, y ni siquiera me pone a dieta del Negro Jack y chocolate como a ti ;-)

micra514 dijo...

wiki.... chocolate.... fútbol.... ya solo te falta "la" farias y el palillo en la boca jajajaja. yo no pude verlo, pero debió estar entretenido, me reservo escaquearme del curro para cuartos...

Amig@ mi@ dijo...

jeje, pasate por aquí si puedes...

http://dondesediluyeelhorizonte.blogspot.com/2008/06/catica-miriam.html

Me hizo gracia cuando lo leí.

Besos de nuevo :)

ELMOREA dijo...

Chocolate negro Atlantic. Para la eurocopa y el eurocopo, para la olimpiada y el olimpiado, pa tó.
Eso sí, apunto el Valor con almendras.
Y desde cuando coñe somos "la roja"....? esto es un marketing premeditado de esos, no ?

Carlos dijo...

SPJ, ya ves... Ni lo uno ni lo otro, pero de vez en cuando a uno se le inflama la vena y mira...

Syl, si hubiera tenido que elegir entre el chocolate con wiki y el fútbol... Creo que hubiera ganado el chocolate.

Merak, por eso aprovecho ahora...

Mayayo, The Packet Runner's Blog tendrá que esperar aún... Prueba la dieta.

Micra, no me tientes..., que como dice Zerolito, yo soy de natural gandul...

Montse, jejeje... Excelente chocolate, doy fe. Lander, otro gran amante del chocolate, también lo ha probado, me consta.

Elmores, esa marca me suena de mi niñez, pero hace mucho que no lo pruebo. Lo buscaré. Somos la roja desde que es bello tener la regla... (aquí debería haber muchos payasitos de esos de los foros para que me perdonárais el pésimo chiste).

Gracias a tós...

PD. Nota mental, negro Atlantic..., mmmm...

Alfonso dijo...

Reconozco que el futbol no es lo mío. Pero eso del chocodaniel me ha gustado. En el peor de los casos, siempre se puede beber para olvidar.

David Rodriguez Roures dijo...

Eso si que son maneras de ver el fútbol,yo mientras tanto estaba corriendo,eso si escuchando la radio,creo que este año haremos algo,o por lo menos eso espero.
Lo de Donosti yo iré hacer sobre 3h 15 con unos amigos,eso de sufrir en maratón todavía no lo tengo asimilado,un saludo.

amig@ mi@ dijo...

SUERTE MAÑANA CON TU SPEAKING!!!!!!!!
besos

Carlos dijo...

Alfonso, delicioso, aunque creo que el chocolate marida mejor con un buen coñac.

David, me troncho de la risa. 3h15' para no sufrir... Eres un megacrack. Intentaré ponértelo difícil y no darte tiempo a ducharte antes de que llegue.

Montse, muchas gracias guapa. Es esta tarde a última hora. Ya te contaré.

Gracias a los tres. ;-)

Santi Palillo dijo...

Carlos no te ilusiones mucho con nuestro equipo porque salvo erro histórico estaremos pronto de vuelta (aunque espero que esta vez sea diferente).

Menos mal que no tengo canal de pago y así veo menos partidos pero los de la selección los veo siempre que puedo, masoquismo se llama la figura.

Sobre lo bonito de correr nunca estará dicho todo, sigue intentándolo que se te da muy bien, el martes estuve por Zamora y el campo tenía un olor increible.