viernes, 18 de abril de 2008

Con las orejas tiesas...

Expresión hecha que denota un estado de alerta o inquietud, ante la cercanía de un hecho o situación que nos provoca tensión. Esta burda definición, a falta de corrección de persona más instruída, es mía, y refleja cómo me encuentro ante la cercanía del Mapoma del próximo domingo. No, no es la mieditis aguda del primerizo o del atleta de verdad que busca hacer marca. No me apunto a ninguno de esos carros puesto que no tengo sitio en ninguno de ellos. Es el puñetero gemelo derecho, que desde el pasado domingo, (rodaje de 25 kiómetros a ritmo de maratón en la mejor compañía), está dando guerra. No es nada grave, una simple contractura que en circunstancias normales a un paquete como yo le hubiera llevado a descansar una semana y que a los más fundamentalistas de esto del correr no les hubiera arredrado ni siquiera ante una dura sesión de series a ritmo infernal. Pero el domingo que viene viene Mapoma, (patético recurso estilístico, lo se, pero peor es el chiki-chiki). Y el domingo que viene tengo una cita a medias con él y con Lander, en el que será su primer asalto a la distancia. Y me dolería no estar ahí y ver la sonrisa en su cara al cruzar la meta.

Quizá le esté dando más importancia de la que realmente tiene, como harían los primerizos o los atletas de verdad que buscan marca, pero constantemente me viene a la mente una tarde de mediados de abril de 2006: un rodaje a ritmo lento, el penúltimo largo antes del Mapoma de ese año. Recuerdo un pequeño pinchazo, apenas perceptible en el gemelo, exactamente en la misma zona que ahora tengo dañada. Recuerdo que llevaba doce o trece kilómetros y tenía pensado hacer unos dieciséis, y que en el momento del pinchazo me encontraba a apenas uno de casa, y seguí... Bien, sin problemas. Pero al día siguiente el pinchazo era un dolor que me impidió acabar el entrenamiento: masajes, hielo, estiramientos, ¡prueba a correr Carlos, trata de correr por Dios...! Y vuelta andando..., más masajes, más estiramientos, más cabreos por mi mala cabeza... No corrí ese Mapoma. Recuerdo vívidamente cómo el viernes, en un postrer intento de autoconvencerme de que era posible hacerlo, salí a un camino completamente llano al pie de casa. No hice más de cien metros y poco me faltó para llorar de rabia. Según mis notas diez días después, (una semana desde Mapoma), corría normalmente.

No se me olvida la sensación de frustración por el error cometido, por intentar apurar unos míseros cuatro o cinco kilómetros en un rodaje totalmente intrascendente de cara al maratón y provocarme por ello una molestia que en cualquier otro momento hubiera sido una mera anécdota pero que en ese momento hechó al traste mis planes.

Ahora estoy igual. El domingo acabé con esa pequeña molestia y decidí tomarme dos días de descanso. El miércoles después del rodaje, (en el que no molestó, simplemente runruneó), dolió un poco al quedarme frío. Y aún sigue ahí...

Ayer empecé a tomar Diclofenaco Sódico, al que hacía siglos, (bueno, quizá no tanto), que no recurría. No me gusta nada hacerlo: enmascara los síntomas que son precisamente los que avisan de que algo anda mal, llevando, la mayoría de las veces, a cometer el error de infravalorarlos. Al menos aparte del antiinflamatorio me tomaré unos días más de descanso. En cualquier caso espero no estar equivocándome como en aquellos días de mediados de abril de 2006...

16 comentarios:

Wild Runner dijo...

Yo creo que descansando y estirando con tranquilidad estarás el domingo totalmente recuperado y dispuesto a terminar otro/a maratón. A veces mentalmente le damos más importancia de la que tiene y nos sugestionamos.

Eso sí: como tú mismo dices, 3 ó 5 kilómetros más ni te solucionan nada, ni el no hacerlos te deja bajo de forma. Tranquilidad y el domingo a disfrutar ;)

Un abrazo

Lander dijo...

Tranki Carlos. Yo que se es la presión que supone llevar al todavía Campeón de la LFP, pero no pasa na..soy un tipo mu normalito, tampoco es para tanto..relax plis, relax....

pd, cuidate maestro que me hago caquita..

mayayo dijo...

El chico q sale en tu foto tiene un siames viviendo desde hace una semana en mi mesilla. :-)

Yo tampoco lo aprecio en absoluto, pero me han dicho que su compañía unos días es necesario.

Asi que aupa carlos. Brindemos por el próximo 27abr, saldremos de donde podamos y llegaremos hasta donde sea....pero por el camino, bien lo pasaremos!!

Luis Miguel dijo...

Carlos muchos ánimos. Es la última semana por lo que no pasa nada por parar totalmente hasta el miércoles o jueves. Muchos estiramientos, hielo, masaje, muchos mimitos y todo arreglado. Después un rodaje muy muy muuuuuuuy suave para comprobar que todo está bien y coger mucha moral y el domingo a disfrutar y sufrir.
Como decia Dave Scoot ganador del iroman de Hawaii: "El sufrimiento es temporal, la satisfacción es para siempre"

merak dijo...

cuida ese gemelo... y comete madrid.
abrazos

spanjaard dijo...

Paisano, yo pararía totalmente. Recuperas la contractura o lo que sea, y cargas los depósitos. Tienes una respuesta más detallada en mi blog. jejeje

scop dijo...

Vamos Carlos, descansa, recupera y el domingo a correr un maratón como si nada.

Nos vemos.

Vity dijo...

Ánimo Carlos, yo estoy peor que tu, llevo una semana sin poder entrenar, con gripe, y estuve dos semanas con lumbago,dentro de las trece de entrenamiento, y lo pienso terminar aunque sea andando, pero con las orejas bien tiesas pues va a ser mi 10º MAPOMA seguido.Un saludo
PD: Mi tirada mas larga ha sido la media de Madrid 1h54m.

Alfonso dijo...

¡Qué contrariedad! Pero quizás tomándote la semana de descanso tu gemelo se recupere y puedas hacer un buen MAPOMA y acompañar a lander.

¡Suerte!

Carlos dijo...

Gracias a todos por los ánimos.

Parece que la cosa va mejor, aunque sigo tomando antiinflamatorio. Mañana, si todo va bien, lo dejaré y a ver las sensaciones...

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Joder, lo mismo lo mismo que yo, la semana pasada tuve que bajar el kilometraje porque me salió una contractura en el gemelo, así que fisio y ahora estoy de lujo!

Mucho ánimo y un abrazo, nos vemos en mapoma!

Peque Silvestre dijo...

Espero Carlos que tu recuperación sea un hecho, que con Yoku ya tenemos suficiente ¿No?.

Te veré el Domingo, un abrazo y siguete cuidando.

Sylvie dijo...

Carlitos, si es que empezáis a correr, oyes...y no tenéis fin...cojones!!...

Espero que para el domingo, ese gemelo esté tan fresco y preparao como la sonrisa del lander cuando cruce la linea de meta...

Besitos.

David Rodriguez Roures dijo...

Venga Carlos animo,de todos modos cada uno conoce mejor que nadie su cuerpo aunque a veces lo que pretendemos es engañarnos a nosotros mismos,tu tranqui sigue con la recuperación que llevas y de vez en cuando prueba y si ver que no te duele el domingo a pasarlo bien,un saludo.

Yoku dijo...

Siempre miraba desde lejos esto de las lesiones, especialmente tan inoportunas.

Pero estos días no dejaba de recordar tu experiencia en el TUI Maratón de Mallorca...

Esperemos, Carlos, que se quede en nada y el domingo estemos todos en la línea de salida.

Un abrazo, maestro

Carlos dijo...

Gracias a tod@s por los ánimos.

Hoy parece que la cosa va bien. Anoche dejé de tomar el voltarén, y como he escrito en el foro, el runrún se puede achacar más al tema psicológico que al físico. ;-)

Besos y abrazos varios. ;-)