lunes, 14 de diciembre de 2009

Bola del Mundo, Maliciosa, Cabezas de Hierro Menor. ¡¡¡Cuñaaaooo…!!!

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 035 Mi cuñado Alberto y un servidor en el alto de La Maliciosa.
 
Salir del túnel de Guadarrama de noche siempre me produce sensaciones encontradas por la brusquedad con que ante mis ojos aparece la indiscutible belleza de la miríada de luces ámbar y blancas, salpicadas con ocasionales destellos rojos, que cubre todo el frente hasta el horizonte, pero que trepa y amenaza esa otra belleza, más agreste y genuina que, (aún), domina a la izquierda. Es el signo de los tiempos, la doble cara de un progreso quizá necesario, pero pocas veces bien entendido, que en busca de comodidad y bienestar por el camino se va cobrando un caro tributo en forma de paisaje y vida salvaje. Instintiva, (e imprudentemente), desvío mi mirada a la familiar silueta de Bola del Mundo, hoy fácilmente identificable pues sus luces son las más altas de toda la sierra. Algo a su derecha veo también la característica y recién hoyada por mí, cumbre de La Maliciosa. Si todo va bien en unas horas coronaré de nuevo ambas, más Cabezas de Hierro Menor, que desde esta perspectiva, y si mi sentido de la orientación no me falla, adivino oculta detrás de Bola del Mundo.
 
Aunque el sol no brilla, (he salido de Avila de noche cerrada), ya clarea, y el cielo afortunadamente está despejado, lo que me tranquiliza de cara a esta salida por una zona relativamente fácil pero que podría darnos muchos problemas con niebla, y ello a pesar de llevar en el bolsillo mi nuevo y flamante Garmin eTrex Vista HCx y de que ya la he recorrido en varias ocasiones. Poco a poco voy conociendo esta sierra, sumando "conquistas" de sus cumbres, referencias en ese mapa mental tan útil cuando la tecnología falle, (tarde o temprano lo hará), pero sobre todo, adquiriendo innumerables y bellísimas imágenes que quedarán por siempre en mi retina.
 
Salgo de la A-6 en dirección Guadarrama. Al fondo y a la derecha veo el Puerto de Navacerrada donde he quedado con mi cuñado, buena compañía para el día de hoy, y la única, ya que a ultima hora Pedro se ha caído de la quedada. Uno de los problemas con que nos enfrentaríamos era la vaticinada "entrada de aire siberiano" que la AEMET pronosticaba para hoy, con temperaturas bajísimas y sensaciones térmicas dignas del mismísimo polo, pero mientras entro a tomar un cafelito en el Dos Castillas compruebo que no es para tanto y que un grado negativo que marca el termómetro sobre el dintel de la puerta es mejor temperatura que la que dejé una hora atrás. Unos minutos de charleta, siempre fáciles con un tipo tan locuaz como mi cuñado Alberto, y para arriba…
 
Intuyo que el día va a ser duro para mí pues el sábado noche mi club celebró su cena de navidad y al sumatorio de excesos con la comida, (patragruélica), y la bebida, (sólo generosa), se añade la falta de sueño. No obstante me encuentro mejor de lo que pensaba y ganamos cota con facilidad, si bien es cierto que nos tomamos esta parte con calma. A esto ayuda el majestuoso panorama que tenemos a nuestra izquierda: la nubosidad llega casi a la altura del puerto, y hasta donde nos alcanza la vista todo está cubierto de un compacto manto blanco que se deshilacha tan sólo en su pugna por acariciar los pies de Peñalara, cuya cima está cubierta de nieve.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 008 Ancha, (y nublada), Castilla…

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 013 Majestuosa Peñalara

Al llegar al remonte paramos un momento a ver con calma la imagen de la Virgen de las Nieves, escultura por la que siempre había pasado "de puntillas", y disfrutar de nuevo del camino andado y el manto de nubes a nuestros pies, ya iluminado todo por un radiante sol que nos acompañará casi todo el día.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 021 Panorámica del Puerto de Navacerrada desde la Virgen de las Nieves.

El terreno está practicable. La nieve caída días atrás se ha fundido casi en su totalidad y la que queda es compacta y dura, poco resbaladiza. A nuestra derecha vemos la cumbre de La Maliciosa, a la que nos acercaremos por un visible sendero que hoy no ofrece mayor dificultad. Al llegar al Collado del Piornal nuestro camino se une con el de los montañeros que buscan cima desde el valle por el que discurre el arroyo de La Maliciosa, por donde hace unas semanas nosotros hicimos lo propio. Un último tramo, este sí más complicado por la presencia de piedras cubiertas parcialmente de nieve y llegamos al alto de La Maliciosa. En él nos demoramos un buen rato, admirando las espectaculares vistas hacia mi tierra, de la que apenas se divisan sus más altas torres emergiendo altivas sobre la niebla: Pico Zapatero, La Serrota, la Sierra de Gredos más allá…, y de esas otras torres, más ominosas, casi dignas del mismísimo Mordor, que dominan el skyline madrileño. Por debajo pueblos, embalses, carreteras... De nuevo esa turbadora sensación de que el brillo del agua nos ha robado el ocre, ya casi gris en esta época, de los extensos bosques de roble y castaño que en su día poblaron las estribaciones de esta sierra y de los que apenas quedan pálidos vestigios incapaces ya de albergar al oso que fue su dueño y señor y al que rinde homenaje el escudo de Madrid.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 028 La Maliciosa desde el descenso de Bola del Mundo.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 029 Vista atrás hacia las antenas…

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 031 Pluviómetro en el Collado del Piornal. Cabezas de Hierro al fondo.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 036 La niebla amenaza Cercedilla… Al fondo, a la izquierda, la Paramera de Avila.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 037 Montañero en el alto de La Maliciosa. Al fondo, Bola del Mundo.

Toca volver. Lo hacemos por el mismo camino casi hasta Bola del Mundo. El viento ahora viene de frente y la sensación de frío se acrecienta. Intento beber de la boquilla del camel back de mi mochila..., y está congelada. Tengo que protegerla unos segundos con mi mano desnuda para conseguir que el líquido vuelva a fluir. Dejamos Bola del Mundo a nuestra izquierda y buscamos un paso a Cuerda Larga a través del Ventisquero de la Condesa, al lado del muro construido para acumular la nieve que se enviaba en mulas a Madrid. De hecho queda aún un gran nevero, resto de las precipitaciones de días atrás, y le advierto a mi cuñado que la zona puede tener planchas de hielo que la convertirían en bastante peligrosa. Por fortuna la nieve está dura y no somos los primeros que la hollamos: alguien lo hizo cuando estaba aún blanda y sus huellas permanecen ahí, endurecidas por el frío y el gélido viento, dándonos a nosotros la oportunidad de seguirlas y proporcionándonos un buen agarre. Una vez que superamos un pequeño resalte rocoso enlazamos con Cuerda Larga, con el Cerro de Valdemartín y Cabezas de Hierro al fondo.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 038De vuelta a Bola del Mundo.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 039 El Ventisquero de la Condesa. Se aprecia la curva del muro de piedra.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 040 Iniciando el paso del nevero.


bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 046 Peñalara nevada.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 051 Sendero de Cuerda Larga hacia Cabezas de Hierro.

Más o menos en en lugar de la última foto mi cuñado dice que me abandona… Le duele un dedo y prefiere no afrontar la bajada de Cabezas de Hierro y la inevitable de Bola del Mundo. Después de unos segundos, (pocos), de dudas, encaro la última subida del día en solitario. Como después le comenté, caminar en soledad también tiene “su punto”, y disfruté muchísimo al recorrer acompañado tan sólo del sonido de mi respiración ese tramo que sólo conocía de bajada y que me llevó después de sortear piedras y neveros, allí arriba, mirando casi a los ojos a la altiva Peñalara, con mis recuerdos del pasado MAM y mis pensamientos más íntimos.
 
bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 052 Última pedrera hacia Cabezas de Hierro.

bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 053 Cabezón en Cabezas de Hierro. Mi brazo no daba para más… Peñalara al fondo.


bola_maliciosa_cabezas 13-12-09 057 Cabezas de Hierro Mayor y siguiente tramo de Cuerda Larga.

Subir y bajar a Cabezas de Hierro menor me llevó unos cincuenta minutos, tiempo que mi cuñado aprovechó para echar un sueñecito… Un crack. Poco más quedaba que bajar de nuevo al Puerto de Navacerrada desandando lo andado. En el Collado de Valdemartín la niebla subió repentinamente a la par que bajó la temperatura hasta el punto que el agua del tubo de mi camel back se congeló por completo. No obstante el camino no era complicado de seguir por lo que sin problemas en una hora más estábamos de nuevo en el Restaurante Dos Castillas disfrutando de unas buenas raciones de chorizo frito calentito y unos gofres de chocolate que nos acabaron de arrancar el frío.
 
OLYMPUS DIGITAL CAMERA         Mapa de la Sierra en los alrededores de Bola del Mundo.

Un gran día, con la excelente compañía de mi cuñado, (mi hermana eligió bien), y el convencimiento, cada vez mayor, de que es aquí, entre piornos y granito, rodeado de lomas, collados y roquedales, alejado del asfalto, donde me encuentro más cómodo. Habrá que seguir corriendo, recuperación del pubis mediante, pero la paz, el equilibrio, la serenidad que me transmiten las horas que estoy pasando en la montaña, no me las puede ofrecer ningún maratón del mundo.

Enlaces de descarga de tracks y fotos:

Track en  formato .gpx, (en mi SkyDrive). Enlace de la ruta en Wikiloc.com. Album Picasa.

Presentación de parte de las fotos que tomé:


16 comentarios:

Jose Ignacio Hita Barraza dijo...

Joder Carlos, menudas fotazas!! Naturaleza en estado puro, me encantan!!

yoku dijo...

Te estás haciendo un montañero a pasos agigantados.

Preciosa mañana pasasteis.

Por cierto, lo del Garmin... ya nos contarás. Qué buena pinta tiene...

Zerolito dijo...

Habrá que seguir corriendo, recuperación del pubis mediante, pero la paz, el equilibrio, la serenidad que me transmiten las horas que estoy pasando en la montaña, no me las puede ofrecer ningún maratón del mundo.

No podría expresarlo mejor. Enhorabuena, Carlos y que sigas disfrutando de esta nueva etapa.

Lander dijo...

Son etapas. hay tiempo pa tó. Para maratones, para montañas y para wikis.

Pero vamos, que me estais metiendo el gusanillo. Y ésta es de las fáciles de las que no hubiera pasado yo mucho miedo chacho, me gusta. No, si al final me tengo que comprar una rebequita...

Un abrazo montañero.

Rafa dijo...

Carlos "mabrumas" tío, esto son post con fundamento, bonitos, con información y muy interesantes de leer.
Vamos que como guia para estas cosas no tienes precio.
Me sorprendes cada vez más gratamente con estas crónicas llenas de fotos ilustrativas cojonudas.
Sigue así y cuidate.
Un admirador
Rafa

Rafa González dijo...

Por un momento creí estar leyendo el National Geographic o estar viendo Al filo de lo imposible.... muy buen post, chulísimo!!

Amig@mi@ dijo...

Madre miiiiiiiiaaaaaa.
Qué duro el recorrido ¿no?
Comprendo que falten tus niños, pero como siempre tú feliz, bueno "FELIZ" con mayúsculas.
Y qué vistas.
Esos alredores le hacen a uno pensar lo pequeños que somos comparados con el universo que nos rodea. Al menos a mí y sólo viendo tus fotos me lo recordó.
Un gustazo hacer el camino aquí calentita y sin moverme de la silla.
Voy a ver el video ;)
Besos

Quique dijo...

Hola Carlos, pedazo de entrada...que fotos más guapas, sobre todo las primeras...

Siguiendolas parece que haces el recorrido, impresionante...

Un saludo
Quique

Carlos dijo...

HITA, el mérito es de esa naturaleza que citas, que pone fácil el retratarla.

YOKU, poco a poco. Aún me queda mucho para hacer, pongamos que ese mismo recorrido con nieve y en solitario... ¿te suena?.

ZEROLITO, parte de culpa tienes jodío...

LANDER, un placer compartirla contigo cuando quieras amigo.

RAFAS, vosotros sí que me abrumais, jajaja... Muchas gracias.

MONTSE, pequeños no, pequeñísimos. De hecho esa fue una de las muchas conversaciones que tuve con mi cuñado: lo insignificante que te puedes llegar a sentir cuando te enfrentas a la naturaleza.

QUIQUE, de eso se trata, de intentar transmitir parte de lo que uno siente ahí arriba.

Muchas gracias a tod@s. ;-)

Saturnino dijo...

Genial entrada. Mientras leía el relato me dabas una envidia (siempre sana), el recorrido, el paisaje, la compañia, todo estupendo; con tiempo y planificación hasta podría acompañaros algún día.
Un abrazo amigo.

mayayo dijo...

Vaya Carlos, da gusto el reportaje entero. esos panoramas serranos a la entrada del invierno son, quiza, de los días mas lindos del año.
Y ademas con track y ruta en el wiki, que lujo :-)

De aquí a poco vas a mandar al paro a Labordeta...

Jordan dijo...

Mira que no queria entrar para no ver lo que me perdi :(.

Me alegro de que saliera todo bien y disfrutarais de lo lindo,ya coincidiremos en otra.

Cuañaoooooooo :)

Carlos dijo...

MAYAYO, la verdad es que sí: fue un día precioso.

SATURNINO, nada más que avises, que la preparamos pronto.

JORDAN, espero que más pronto que tarde.

Gracias mozos. ;-)

Ana dijo...

Uau. Qué fotos. Y qué frío más limpio (es lo que me sugiere).




Aun así, prefiero seguir mirando desde aquí.

Santi Palillo dijo...

Me ha encantado la entrada Carlos, tanto por tu forma de contarla como por las propias fotos.

Mejórate del pubis y mientras tanto sigue disfrutando.

Si llegáis a ir en la última semana directamente os congeláis ;-)

Felices fiestas

Lander dijo...

A ver si podemos vernos estos días, pero por si acaso te dejo esta felicitación bloguera.

Mis mejores deseos para tí y los tuyos, durante estas fiestas y el proximo año.

Un abrazo maestro.